Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

¿Qué es el sufrimiento fetal?

Sufrimiento Fetal
Por: Redacción ABC del bebé
Miércoles, 23 Noviembre 2011 - 3:58pm

Preocupaciones del parto se centran en condiciones de higiene y salud.

1

Comentario

Comparte este artículo

Las preocupaciones acerca del parto se centran en las condiciones propicias de higiene y salud para la mamá y el bebé. Además de considerar estos aspectos, la pareja se puede preguntar acerca de la experiencia del bebé, en su transición del vientre materno al mundo.

La pregunta puede estar asociada a un posible estado ocasionado por complicaciones en el parto que se llama sufrimiento fetal. ¿A qué se refieren los médicos cuando hablan de esto?

Se trata, en efecto, de una complicación en el parto. Lo cual no significa que el bebé esté sufriendo y que puede causarle algún trauma psicológico posterior. Para la doctora Nadya Rodríguez Acosta, M.D., ginecoobstetra en medicina materno fetal de la Fundación Santa Fe de Bogotá, el sufrimiento fetal es un estado no satisfactorio del bebé debido a que las condiciones en el vientre ya no son las adecuadas y el bebé estaría mejor fuera de él.

Se puede saber que el bebé no está tolerando adecuadamente el trabajo de parto porque el monitor electrónico registra un ritmo cardiaco anormal, indicando que el bebé no está recibiendo la cantidad de oxígeno y nutrientes suficientes.

¿Qué lo produce?

Las principales complicaciones que causan el sufrimiento fetal son:

  • Desprendimiento de la placenta. El desprendimiento parcial de la placenta ocasiona un sangrado del útero que significa pérdida de oxígeno y nutrientes para el bebé.
  • Problemas con el cordón umbilical. Al ser el conector entre la placenta y el bebé, alguna presión sobre este puede ocasionar igualmente disminución de oxígeno y nutrientes.
  • Anormalidades en el líquido amniótico.
  • Presencia de meconio (cuando el bebé elimina sus heces en el vientre). Al encontrar una coloración verdosa del líquido amniótico, se presume que contiene meconio y puede ser el signo de posmadurez en el embarazo.

Clases de sufrimiento fetal

Agudo. Es una complicación durante el trabajo de parto y aparece de manera abrupta. En este caso, el parto debe realizarse cuanto antes para evitar daños en el bebé. Según la la doctora Nadya Rodríguez, el sufrimiento fetal agudo no representa un riesgo grave para el bebé desde que se acelere su nacimiento.

Crónico. La falta de oxígeno y nutrientes se va dando lenta y progresivamente en el bebé, de tal manera que se va adaptando a las condiciones desfavorables en que se encuentra. Es posible que el bebé presente un menor crecimiento para su edad y entonces acelerar el parto no es la mejor opción. Por el contrario, se debe hacer un control que permita conocer las causas y atenuarlas hasta que el bebé alcance un desarrollo normal antes de nacer.

El sufrimiento fetal crónico está asociado con la tensión arterial alta, pero no debe considerarse la única causa. Múltiples factores particulares al estado de la madre pueden provocarlo.

¿Se puede evitar el sufrimiento fetal?

Es preciso recordar que hasta los embarazos más normales y con las mejores condiciones de parto pueden presentar complicaciones en cualquier momento. De esta manera, en el caso del sufrimiento fetal agudo es difícil hablar de "evitar" que ocurra. Sin embargo, si el parto está monitoreado, el problema puede detectarse a tiempo, pues cualquier cambio en el ritmo cardiaco del bebé se atenderá inmediatamente, impidiendo que el bebé sufra lesiones graves.

Si se trata del sufrimiento fetal crónico, lo que se puede evitar es que se prolongue hasta el final del embarazo. Para esto, es necesario llevar un correcto control médico que permita diagnosticarlo, tratarlo y lograr que el bebé tenga un crecimiento normal en el útero de la madre.

El sufrimiento fetal es, entonces, una posible complicación en el embarazo o en el parto que no debe confundirse con el sufrimiento en el parto, que está asociado con el impacto traumático que puede experimentar el bebé al nacer, debido al cambio tan abrupto al pasar del ambiente tranquilo dentro de la mamá, al ruidoso mundo fuera de ella.

En ninguno de los casos mencionados se debe entender el término sufrimiento de la manera como lo experimenta un adulto, pues el niño no está en capacidad de tener una vida psicológica tan compleja.

El sufrimiento, como otro tipo de experiencias que puede tener un recién nacido, está relacionado únicamente con que las condiciones del ambiente y su estado de salud no sean favorables para tener una vida y un crecimiento adecuados. En la medida en que el bebé tenga todo lo que necesita para vivir y desarrollarse normalmente, estaremos evitando las molestias y consecuencias asociadas al sufrimiento de un bebé.

Carolina Urbano
Para ABC del Bebé

Comparte este artículo

Comentarios (1)

1
Paola A.
Hace 49 semanas
Muy bueno estar bien enterada de estos temas gracias por ello!!

Herramientas

Tool Emergency Card description
Con el día de tu última menstruación, esta herramienta te servirá para obtener datos claves del desarrollo de tu hijo.

Publicidad