El alcohol causa alteraciones en las conductas de tu hijo

Los efectos neurocognitivos del Síndrome Alcohólico Fetal pueden ser irreversibles.

El alcohol causa alteraciones en las conductas de tu hijo
Foto:

 -

Por: EFE
septiembre 13 de 2017 , 04:30 p.m.

Para los padres es muy importante el sano desarrollo y crecimiento de sus hijos, sin embargo, algunas mujeres consumen alcohol durante su embarazo sin saber que esto ocasiona graves consecuencias en su hijo, como el Síndrome Alcohólico Fetal (SAF) que en Europa afecta entre el 2 y el 4 por ciento de los recién nacidos.

Así fue revelado en la más reciente investigación del Laboratorio de Patología Celular y Molecular del Alcohol del Centro de Investigación Príncipe Felipe ubicado en Valencia, España.  La jefa del Laboratorio, Consuelo Guerri, advirtió que las secuelas de consumir alcohol pueden llegar a ser irreversibles para el feto debido a que “el etanol – presente en gran cantidad de licores- es un teratógeno y su consumo durante la gestación puede causar desde malformaciones fetales hasta la muerte”, por eso durante una conferencia sobre el SAF recomendó que se tenga abstinencia completa del consumo de alcohol durante el embarazo y lactancia.

Además, la experta resaltó que "no existe tratamiento efectivo para revertir los efectos neurocognitivos del Síndrome Alcohólico Fetal", una enfermedad que va en aumento de acuerdo a una investigación realizada por el Centro de Adicción y Salud Mental de Canadá, donde se reveló que aproximadamente el 10 por ciento de las embarazadas alrededor del mundo consumen alcohol.

Lee también: El alcohol en el embarazo perjudica el desarrollo neuronal de tu bebé

Las consecuencias para tu hijo

·         El Síndrome Alcohólico Fetal se caracteriza por provocar trastornos mentales, de conducta, aprendizaje e incluso pueden ocasionar discapacidad física en los niños cuyas madres han consumido alcohol en el embarazo.

·         Puede que tu hijo no desarrolle el síndrome, pero en el futuro el consumo de alcohol traerá otro tipo de conducta como estrés, agresividad, problemas de aprendizaje, desordenes en su estado de ánimo y depresión.

·         Si bien estas consecuencias no se transmitieron a tus hijos si pueden generar alteraciones en la herencia genética y deteriorar órganos vitales.

Te interesa: ¿Qué pasa con el consumo de alcohol antes del embarazo?