Actividades y cero estrés, claves para estimularte en el embarazo

Durante tú embarazo necesitas relajarte y estimular tus sentidos.

Foto:

 -

Por: Karen Johana Sánchez
septiembre 28 de 2015 , 02:31 p.m.

Hay algo que todas las mamás necesitan: tiempo para asumir los cambios físicos y emocionales que trae consigo el embarazo. Tiempo para cuidarse, tiempo para consentirse y tiempo para compartir con el bebé que vienen en camino.

Es allí donde la estimulación prenatal tiene un papel importante, pues tú como mamá aprendes a vivir el bienestar y la relajación como un momento íntimo para fortalecerte y vincularte afectivamente con tu hijo.

Ahora, en esta etapa son muy comunes las dudas y los miedos relacionados con la salud del niño, el parto, la recuperación del cuerpo, el piso pélvico y la estabilidad de la columna. Asimismo, con la seguridad ante la crianza, la sexualidad, la pareja; es decir, todas y cada una de estas variables van a experimentarse saludablemente o no, dependiendo de cómo vives la espera junto con el medio social que te rodea.

A veces, la estimulación prenatal puede ayudarte a sobrellevarlos, porque cuando tú comienzas a tratar de ‘comunicarte’ con tu bebé, las dudas van desapareciendo, ya que lo que era desconocido se va convirtiendo en algo más cercano. Es importante que estés relajada y tranquila, si deseas comenzar con la estimulación; el bienestar tuyo es el bienestar de tu bebé. No hay nada más perjudicial que una mamá estresada, señala Marcela Galiano, directora y creadora de Mamis Gym Argentina.

‘La estimulación prenatal te ayuda a conectarte con tu embarazo y con tu bebé. Podemos lograr esto, por ejemplo, a través de clases de gimnasia o cualquier actividad física que tú elijas; mejorando su calidad de vida y, al mismo tiempo, empezando una conexión con tu vientre, de cómo va creciendo, sobre cómo se mueve el bebé y cómo responde ante los diferentes ejercicios de respiración y relajación.

También, en tu casa con música suave y realizando diferentes prácticas de estimulación’, según Sandra Alejo Fonseca, directora académica de la Asociación de Estudios Prenatales y Desarrollo Infantil (Asocolnatal), “para hablar de bienestar hay que hablar de coherencia, transformación y cambio; es decir, la mujer sabiamente va aprendiendo que su cuerpo desarrolla dentro de sí una vida, tiene poder y va interiorizando la experiencia.

“Los cambios son impresionantes porque los requerimientos que tiene la gestación son muy grandes y, responsablemente, para vivirla bien y garantizar el bienestar del cuerpo, hay que trabajar en todos los sentidos”.

Por otro lado, la alimentación es la base del bienestar de tu cuerpo; la  actividad física es determinante y el movimiento es la clave de la adaptación, así que, dice Alejo, la práctica regular apoyará a diario esos cambios y favorecerá las exigencias del aumento del peso y la talla que, semana a semana, va aumentando.

Artículo relacionado: ¿Qué siente mamá cuando espera su bebé?