Fumadores antes de nacer

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
abril 30 de 2012 , 04:41 p.m.

Un solo cigarrillo. Es uno solo. Pero pasan dos, tres o cinco diarios, una amenaza en potencia hasta para quienes no fuman, y aún más letal cuando la fumadora está en embarazo. No saque excusas: un solo cigarrillo también tiene efectos.

Por eso, en cuanto desee quedar embarazada, su costumbre de prender el cigarrillo debe apagarse. Las razones son varias y ninguna lo suficientemente inofensiva como para seguir prendida de un vicio que puede poner en riesgo la vida del bebé que viene en camino.

Si se deja a tiempo, las posibles alteraciones que sufre el feto serán reversibles, señala el perinatólogo de la Unidad de Medicina Materno Fetal de la Clínica de la Mujer Saúl Molina. Pero cuando se continúa fumando después del tercer trimestre, el bebé sufrirá anomalías que ya no pueden curarse.

Después del nacimiento

Se ha comprobado que los pequeños, cuyas madres fumaron durante la gestación, tienen mayor incidencia de muerte súbita. Un equipo científico de la Universidad de California demostró que a mayor exposición del feto al humo del cigarrillo, más posibilidades tiene el bebé de morir inesperadamente.

Una mamá fumadora es igual a un bebé fumador. Incluso, consumir cinco cigarrillos cerca de ella, sería igual a si la mujer fumara uno.

Según la neumóloga pediatra, Danitza Madero, los bebés expuestos a este humo durante la gestación, tienen un sello que los marca como niños con enfermedades respiratorias recurrentes.

“Al hacer una infección viral en el primer año de vida como una bronquiolitis, después van a tener mayor frecuencia de estos episodios en los siguientes tres años. La función del pulmón del niño está alterada y sigue afectada después de la enfermedad", señala la experta.

De igual forma, los niños también tienen más incidencia de episodios de asma, señala Madero.

Efectos en el niño

-Labio leporino.
-Disminución en el crecimiento.
-Aumento en la tasa de aborto.
-Alteraciones vasculares, como placenta previa, es decir que esta se anteponga en el canal del parto y sea necesaria una cesárea.
-Disminución de la cantidad de oxígeno para el bebé.
-Bajo peso al nacer.
-Retardo mental, en el desarrollo y en la evaluación psicomotriz.
-Pueden ser niños irritables y con alteraciones de sueño.

Juliana Rojas
Redactora ABC del bebé