Prevenga las infecciones durante el embarazo

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 11:46 a.m.

Las enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) y el embarazo son una combinación indeseada. El problema afecta a la madre y puede llegar a perjudicar al bebé, e inclusive, a causarle la muerte.

La mujer embarazada es más propensa a padecer infecciones vaginales y a contraer ETS.
Los efectos pueden ser múltiples: desde nacimiento prematuro hasta daños en los ojos, los huesos o el cerebro del bebé.

Generalmente, el contagio se produce por vía placentaria o en el momento del parto cuando el bebé es expulsado por el canal vaginal.

Por eso, es recomendable que toda mujer antes de embarazarse se practique los exámenes necesarios para descartar cualquiera de las enfermedades que pueden afectarla a ella o a su bebé.

“En los exámenes de laboratorio se detecta si la mujer es portadora de ETS. Así se evitan futuros problemas o se tratan a tiempo para disminuir los daños que pueden producir”, opina Germán Arango, ginecólogo de la Unidad de Fertilidad de la Clínica de la Mujer.

Además, estas infecciones algunas veces ocasionan infertilidad, pues causan inflamación en las trompas de Falopio y las obstruyen. De esa forma, se impide el encuentro del óvulo con los espermatozoides.

Durante la gestación los especialistas aconsejan que las mujeres se sometan, por lo menos, a tres revisiones periódicas, pues siempre existe riesgo de contagio.

Este tipo de controles deben estar encaminados a diagnosticar males mayores como la sífilis, la gonorrea, el herpes genital y el sida (VIH), principalmente. Estas son las que más consecuencias tienen para los bebés.

En caso de estar infectada, es más recomendable realizar un parto por cesárea para evitar que el bebé pase por el canal vaginal y se contagie. Sin embargo, también hay riesgo si se utiliza esa opción.

Para tratar estas enfermedades durante el embarazo la clave es detectarlas precozmente y así disminuir los riesgos en el niño y la madre.

Pero hay un problema. En general, con los medicamentos existen fuertes precauciones, sobre todo en el primer trimestre de la gestación, y por ello hay que buscar algunos que los reemplacen. En cualquier caso, consulte a su médico.

Efectos nefastos

Las Enfermedades de Transmisión Sexual tienen efectos nefastos en el niño.
Con la sífilis, el feto sufrirá alteraciones en su formación corporal o en la constitución de sus mecanismos de defensa. También puede producirse la muerte fetal o nacimiento antes de tiempo, con ampollas en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, anemia, alteraciones cerebrales y síntomas de asfixia.


Juan David Cárdenas

Redactor ABC del bebé