Recomendaciones para trabajar sin poner en riesgo su embarazo

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 11:43 a.m.

Si usted trabaja de día, de noche o por turnos, tenga en cuenta que además del horario y la exigencia física, existen trabajos que resultan perjudiciales para la gestante como aquellos en los cuales deben trabajar con productos químicos o radiación. En estos casos, debe pedir un cambio de puesto o una reducción de las horas de trabajo.
Sea en el día o en la noche, nada de ejercitarse en exceso, hacer uso de la fuerza, subir y bajar escaleras de forma continua (aumenta el dolor lumbar), manejar tóxicos y exponerse a rayos X o ambientes contaminados como bares, sitios de fiesta y cultivos sin protección, o que representen riesgos (ser instructora de deporte extremo o conducir un medio de transporte).
Entre los productos tóxicos o nocivos están las anestesias, los químicos fotográficos, el alcohol, el mercurio, la nicotina, el plomo, el asbesto, el arsénico, el monóxido de carbono, el fósforo, los sulfuros de carbono y el benzol.
Tenga en cuenta estos tips básicos de seguridad:
:: Es importante que trabaje en ambientes no contaminados pero, si ocurre lo contrario, es bueno que exista ventilación en el lugar. En lo posible, reduzca su horario laboral y aumente las horas de sueño; también es importante que tome un descanso cada par de horas, luego uno más largo y coma algo cada cuatro horas.
:: Si al salir del trabajo experimenta cansancio o estrés nada mejor que un deporte de bajo impacto como natación o gimnasia.
:: Si trabaja en oficina y permanece muchas horas sentada, procure hacer una pausa y realice ejercicios de estiramiento y relajación. Muchos trabajos, especialmente aquellos que requieren el uso del computador o demandan una misma postura por varias horas (permanecer sentada o de pie) pueden empeorar algunos malestares comunes durante el embarazo.
:: Si permanece de pie durante largas jornadas, mantenga un pie sobre un banquillo, con la rodilla doblada, pare reducir la presión sobre su espalda y, cada vez que pueda, siéntese y levante las piernas.
:: Use fajas especiales de apoyo abdominal que le brindan soporte lumbar. Así logra disminuir un poco el dolor de espalda.
:: Beba abundante líquido.
:: Disminuya al mínimo las ocasiones en que levanta objetos pesados y se agacha. Cuando el trabajo lo implica, debe hacerlo de la forma correcta: separar un poco los pies, contraer los glúteos y doblar las rodillas.