Reacciones alérgicas que se manifiesten en la piel durante el embarazo no afectan al bebé

Foto: Thinkstock

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 05 de 2013 , 02:18 p.m.

Entre el 3 y el 15 por ciento de las gestantes desencadenan reacciones alérgicas que pueden ir desde irritantes sensaciones imperceptibles a simple vista en la piel, hasta alarmantes lesiones rojas. Lo más importante es que las futuras madres sepan que, por más molesta que resulte está situación, no afecta la salud del bebé.

Juan Miguel Estrada Grueso, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Militar y ginecólogo de la Clínica Marly, advierte que los casos son raros, pero que casi siempre quienes  los sufren son las mismas personas que antes del embarazo han tenido inconvenientes con los productos lácteos, el polen, el polvo o algunos animales.

Al saberlo es más fácil que la gestante evite el ambiente o las cosas que le producen malestar, para prevenir esta incomodidad, que suele ocurrir en el último trimestre del embarazo.

Sin embargo, esas apariencias extrañas o molestias en la piel, dice el ginecólogo, pueden tener otros orígenes, “no está clarísimo qué es, en parte hay también un poco del estiramiento normal de la piel en el embarazo, puede ser algo de congestión que hace el hígado, inclusive se habla de que puede haber células fetales u hormonas del embarazo que pueden predisponer”. 

El experto añade que ninguna de las reacciones alérgicas durante el embarazo afectan al bebé, no necesariamente se repiten entre un embarazo y otro, y tampoco significan que el niño vaya a heredar las reacciones alérgicas de la madre.

Lo que pide Estrada a las mujeres en estos casos es consultar al médico para evitar que haya una sobreinfección en las lesiones producidas por las ampollas y la rasquiña, que desencadene en un parto prematuro. Las reacciones más comunes son:

Prurito gravídico

Es una picazón, sobre todo nocturna, en las palmas de las manos y los pies. A veces no se ve, pero se siente bastante. Estrada cuenta que esta es una forma leve de colestasis, la disminución o la ausencia del flujo normal de la bilis, y es posible que a esto contribuya una alimentación excesiva en grasas. “Quienes la padecen pueden usar crema humectante, pañitos de agua fría y tomar, bajo prescripción médica, un medicamento para la función hepática”, agrega el experto.

Penfigoide gestacional

Se caracteriza por una intensa rasquiña, pero puede formar ampollas, por lo general, en miembros inferiores, y es progresiva en el embarazo; puede empezar muy suave y expandirse.

Las lesiones suelen no comprometer la cara de la afectada y deben desaparecer horas después del parto.

Puppe o Pupp

Las Pápulas y Placas Urticariformes Pruriginosas del embarazo, o Puppe, son una de las molestias más avanzadas en la piel. Son lesiones rojas levantadas que se agrupan en una zona del cuerpo, generalmente en el abdomen, alrededor del ombligo o sobre las estrías, y se llaman urticariformes porque son altas y producen mucha rasquiña. También se pueden presentar en otras partes del tronco, muslos y, en casos más severos, debajo de los senos.

Estrada asegura que la molestia, que puede empeorar al rascarse, solo desaparece después del parto, pero la madre puede tratar de aliviarse combinando un tratamiento médico con cuidados en casa.

“Bajo prescripción médica, la gestante puede manejar la molestia con corticoides, cremas tópicas, lociones para el prurito y antihistamínicos tomados. Por su cuenta, usar una crema o loción humectante, que puede prevenir algunos síntomas por estiramiento de piel, bañarse con un jabón  de un Ph neutro, ponerse ropa de algodón  y evitar el sol o el calor en exceso”, recomienda.