Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Medidas de seguridad para viajar en estado de embarazo

Medidas de seguridad para viajar en estado de embarazo
Por: Juan David Cárdenas
Jueves, 10 Mayo 2007 - 10:56am

La gestación no implica que los viajes estén prohibidos.

0

Comentarios

Comparte este artículo

Eso sí, antes de salir considere los posibles problemas médicos y conozca algunas indicaciones para que el trayecto sea confortable.

Volar en avión, hacer un crucero o recorrer un trayecto largo en carro no están contraindicados durante el embarazo. Sin embargo, antes de alistar las maletas es mejor tener en cuenta algunas recomendaciones médicas.

No hay un patrón definido de normas para la embarazada cuando tiene que viajar. Idealmente, deben ser recorridos cortos de una o dos horas, pues los trayectos largos pueden ser más exigentes. La inmovilización prolongada de ocho o diez horas generalmente produce hinchazón de las piernas, dolor, calambres y, eventualmente, problemas de coagulación en los miembros inferiores.

Por eso, cada mujer que piense viajar debe determinar con su médico o un especialista en medicina aeroespacial si es conveniente o no, teniendo en cuenta la semana de gestación y si ha habido alguna dificultad médica.

“En el primer y segundo trimestres de embarazo no existe mayor inconveniente, excepto si se trata de mujeres con embarazos de alto riesgo o que hayan tenido algún sangrado por amenaza de aborto. En el tercer trimestre viajar es más limitante”, afirma el ginecoobstetra Daniel Londoño.

El viaje se puede impedir si, por ejemplo, una mujer ha sufrido dos abortos, es hipertensa, padece anemia severa o ha tenido sangrados por placenta baja.

Tierra, mar y aire

Las indicaciones también se diferencian dependiendo de los medios de transporte, pero tal vez el que más cuidados representa es el avión. Para los trayectos en carro, bus o barco las recomendaciones son más sencillas.

Para volar en avión el segundo paso (el primero es realizar la consulta médica) es preguntar a la aerolínea si tienen lugares especiales para embarazadas. Si no los hay, es esencial ubicarse en la silla que da al corredor. No debe sentarse al lado de las salidas de emergencia.

También es aconsejable comprar un seguro que cubra emergencias obstétricas y le permita ser atendida en el sitio de destino.

Antes del viaje, es ideal preparar un kit médico que contenga analgésicos, antibióticos (no contraindicados durante el embarazo), sales de rehidratación oral (suero) y elementos de asepsia como antiséptico, algodón y gasa.

Las embarazadas deben llevar medias de compresión venosa para evitar el riesgo de coagulación, así sea un trayecto corto. “Estas medias son elásticas y ejercen presión en las piernas y ayudan a que la sangre suba”, explica Sandra Díaz, médica especialista en medicina aeroespacial.

En el aire

Durante el vuelo, no debe consumir alimentos que le produzcan gases, pues la presión de la cabina del avión aumenta el volumen de estos en el estómago, generando dolor abdominal, vómito y náuseas.

Así mismo, es necesario que tome líquidos constantemente, porque la humedad en el avión es baja y aumenta las posibilidades de deshidratación.

En el transcurso del viaje, la gestante debe pararse cada 20 o 30 minutos a caminar. “La idea es que se quite los zapatos y trate de mover las piernas y los pies, ya sea en su puesto o haciendo caminatas en la cabina”, recomienda Londoño.

Es conveniente que siempre tenga puesto, debajo de la pelvis, el cinturón de seguridad.
Las náuseas y los mareos se agudizan mucho más en el vuelo. Para aliviar estas molestias hay que consumir los medicamentos prescritos por el médico.

Según Díaz, no es recomendable por ningún motivo realizar vuelos en helicóptero o avionetas sin cabinas presurizadas, porque el riesgo de falta de oxígeno es muy grande.

Carro o barco

Para los viajes en carro, la embarazada debe ir protegida con el cinturón de seguridad.
En los trayectos largos, es aconsejable hacer intervalos cada hora y media, para que camine, coma algo y entre al baño.

No son convenientes los trayectos en cruceros o lanchas, pues la embarazada está expuesta a mucho movimiento y al aumento de las náuseas. No está autorizada para hacer deportes acuáticos extremos.

Restricciones de las compañías

Aquí hay una lista de las políticas para embarazadas de algunas aerolíneas que operan en el país:

  • AeroRepública: con más de siete meses se debe presentar un certificado médico que la autorice para hacer el viaje, con fecha de emisión no mayor a 12 horas. La pasajera debe firmar la carta de responsabilidad exonerando a la aerolínea. Con menos de siete meses, puede viajar sin certificado médico, siempre y cuando se verifique que no tenga algún impedimento adicional. La pasajera debe firmar una carta de responsabilidad exonerando a la aerolínea.
  • Avianca: mujeres con embarazo superior a siete meses deben tener un certificado médico con fecha de expedición no mayor a 72 horas antes del viaje, que debe ser al menos 10 días antes de la fecha programada para el parto.
  • American Airlines: se pide un certificado médico si el viaje va a realizarse dentro de las cuatro semanas previas a la fecha de parto.Para vuelos domésticos de menos de cinco horas de duración no se permite el viaje de mujeres embarazadas en los siete días previos y posteriores a la fecha programada de parto. Para los vuelos internacionales no se recomienda el viaje en este estado dentro de los 30 días previos a la fecha de parto, a menos que tenga un certificado médico que especifique la buena salud de la gestante para soportar el vuelo.
  • Delta Airlines: no exigen un certificado médico para viajar. Sin embargo, recomiendan consultar al médico para asegurarse de que no habrá problemas en el vuelo.
  • Iberia:después de los siete meses de embarazo, la mujer debe presentar un certificado médico reciente en el cual especifique que no tiene ningún problema para realizar el viaje en avión.

Zonas de alto riesgo

Hay regiones endémicas de fiebre amarilla, polio o tétano que requieren una vacuna antes de viajar. “En estos casos, recomendamos no realizar el viaje, pues es peligroso aplicarse una vacuna contraindicada durante este periodo”, opina la médica especialista en medicina aeroespacial Sandra Díaz.

Cuando el viaje es necesario, algunos médicos entregan una nota a la paciente para que ella la presente en los centros de vacunación informando que por su condición de embarazo no está permitida la vacunación.

Juan David Cárdenas P.
Redactor ABC del bebé.

 

 

 

Comparte este artículo

Herramientas

Obtendrás una tarjeta con los datos que tú y tu familia deben saber cuando el alumbramiento sea inminente.
Con el día de tu última menstruación, esta herramienta te servirá para obtener datos claves del desarrollo de tu hijo.

Publicidad