El gran beneficio de hacer ejercicio en el embarazo

Hacer ejercicio moderado puede reducir las probabilidades de una cesárea.

El gran beneficio de hacer ejercicio en el embarazo
Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
agosto 01 de 2016 , 06:30 p.m.

Un estudio de la academia estadounidense reafirma que la práctica de ejercicio moderado durante el embarazo es seguro y no conlleva mayor riesgo para que se produzca un parto prematuro y, en cambio, puede reducir las probabilidades de que el bebé llegue por cesárea, así lo indica una nueva investigación de la Thomas Jefferson Universidad de Filadelfia (Estados Unidos).

Lee: Actividades y cero estrés, claves para estimularte en el embarazo

El trabajo ya se ha publicado en el American Journal of Obstetrics & Gynecology y reconocen que mucho ginecólogos han dicho que con el ejercicio durante el embarazo se debe ser cuidadosos, pues existe el riesgo de que se dé un parto prematuro, como lo sostienen Vincenzo Berghella, experto en medicina materno fetal: “se pensaba que con el ejercicio el organismo libera norepinefrina, una sustancia química que puede estimular las contracciones del útero", Sin embargo, los estudios que han desvirtuado esto son muchos y han demostrado que la práctica de ejercicio moderado no conlleva ningún riesgo para el bebé e, incluso, puede resultar beneficioso, tanto para él como para la madre.

Tips para hacer ejercicio durante el embarazo

Los investigadores de la Universidad de Filadelfia se dieron a la tarea de adjuntar 9 ensayos clínicos aleatorios, que incluyeron a un total de 2.059 mujeres embarazadas, de las cuales, algo así como la mitad: 1.022 hicieron entre 35 y 90 minutos de ejercicio de tres a cuatro veces por semana, por lo menos unas 10 semanas de su embarazo, encontrando ciertos aspectos:

1.-  En general, no vieron diferencias significativas en ambos grupos en lo que al número de partos prematuros se refiere, si se piensa en que se pudieron producir antes de la semana 37.

2.- Sí se vio que las mujeres que realizaban algo de ejercicio tenían mayor probabilidad de que su parto fuera vaginal (73 % en ese grupo, frente al 67 % en el grupo de las madres sedentarias), así como una menor incidencia de cesáreas (17 % frente a 22 %. Las primeras hacían ejercicio y las segundas no).

3.-  Las embarazadas físicamente activas presentaban una menor incidencia de diabetes gestacional o de hipertensión arterial. 

4.- Todas las mujeres del estudio tenían un peso promedio acorde con la etapa del embarazo en el que se encontraban y no registraban sobrepeso o alguna enfermedad que les impidiera o dificultara la práctica del ejercicio.

5.- Ante todo lo anterior, la invitación de los científicos es a que las mujeres en gestación, realicen ejercicio moderado, eso sí bajo indicaciones médicas y control. 

No olvides leer: Con estos ejercicios se prepara el cuerpo para el embarazo