La amniocentesis: una mirada a la vida uterina

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 11:46 a.m.

Es el único examen durante el embarazo que confirma en un 99 por ciento la sospecha de una enfermedad congénita o genética. El análisis es un procedimiento invasivo y se practica solo en casos pertinentes.

De acuerdo con Nadya Rodríguez, ginecoobstetra del Hospital Universitario de la Fundación Santa Fe de Bogotá, se practica en tres embarazos de cada 150, aproximadamente.

Según la especialista, la amniocentesis se hace extrayendo una muestra de la solución del saco que rodea al feto (líquido amniótico) usando una aguja hueca que traspasa la pared abdominal y llega al interior del útero para tomar la sustancia necesaria. Las células del líquido amniótico contienen toda la información del bebé y por eso determina con certeza problemas cromosómicos.

Hay tres casos en los que es necesario este examen. Se usa para confirmar la sospecha de trastornos cromosómicos en el bebé tales como el síndrome de Down. También es útil para determinar la madurez y el estado del feto en un embarazo pretérmino y saber en qué momento se puede inducir un parto anticipado o para confirmar y descartar infecciones en el líquido amniótico.

El principal riesgo durante el procedimiento es la ruptura de las membranas amnióticas, según el ginecoobstetra Fernando Laverde.

También hay un peligro, aunque menor, de generar una infección uterina al introducir la aguja o que se puncione la placenta o el cordón y se presente sangrado.

Margarita Fandiño
Redactora ABC del bebé.