La manchas en el embarazo pueden ser transitorias; en algunos casos requieren tratamiento

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2011 , 12:09 p.m.

Estas aparecen debido al comportamiento hormonal que se presenta en la mujer durante esta etapa. 

Durante la gestación es posible que algunas mujeres presenten manchas en la piel, generalmente de color café y forma irregular.


“Esta situación se conoce como melasma ( hiperpigmentación de la cara) o cloasma (máscara del embarazo) y, según los estudios, entre el 50 y el 70 por ciento de las gestantes se ven afectadas por esto”, asegura el cirujano plástico Juan Carlos Marciales.


Las causas
Estas marcas aparecen porque durante los nueve meses de espera, las hormonas que produce el cuerpo de la mujer tienen por objetivo el mantenimiento del embarazo y el crecimiento del bebé.


“Desafortunadamente, también pueden inducir a que las células que producen la melanina en la piel trabajen más y se aumente la pigmentación de las áreas fotoexpuestas, principalmente la cara”, explica la especialista en dermatología Mónica Paredes.


Y aunque en la mayoría de los casos estas pueden desaparecer espontáneamente, también existe la posibilidad de que permanezcan por varios meses o años. Según el doctor Marciales, “hasta un 30 por ciento de melasmas son persistentes aun 10 años después de haber ocurrido”.


¿Cómo combatirlas?
El tratamiento inicial consiste en despigmentar la piel mediante cremas y el uso de protección solar. Ahora bien, cuando se trata de casos severos, como segunda opción se puede emplear el láser; por supuesto, acompañándolo de protector solar y cremas.


“Entre los láseres más indicados se encuentran: Q-switched MEdlite Nd:YAG láser y el láser fraccional, los cuales, aplicados moderadamente, tienen hasta un 75 por ciento de efectividad al cabo de 12 meses –dice Marciales–. Aunque se recomienda hacer pruebas en pequeñas zonas afectadas para evaluar la efectividad y viabilidad del tratamiento con láser”.


El cirujano también señala que algunos métodos como el peeling y la crioterapia tienen resultados que son impredecibles, pues pueden complicar o empeorar las manchas ya existentes.


Tiempo y paciencia
Aunque las manchas se hacen evidentes durante la gestación, los especialistas recomiendan que las madres esperen hasta que hayan terminado de lactar para someterse a los tratamientos, pues incluso las cremas de uso externo podrían pasar a la leche materna y afectar al bebé.


Cómo prevenir
La aparición de manchas durante los nueve meses de gestación se puede prevenir mediante la “aplicación juiciosa de un protector solar con sustancias para el espectro de radiación ultravioleta A y B, si contiene pantallas solares es aún mejor”, comenta la dermatóloga Mónica Paredes. Se debe aplicar a diario en la cara, cada cuatro horas, así la mujer no se vaya a exponer al aire libre. Además, se pueden reforzar las medidas con el uso de gorras, viseras o sombrillas cuando hay exposición al aire libre o el sol es muy intenso. “Sin embargo, cuando aparecen, es necesario acudir al especialista para que las evalúe, inicie el tratamiento adecuado y haga algunas recomendaciones a propósito de su cuidado”, añade la especialista.


De la misma manera, es necesario estar atento del resto de la piel, pues según explica el cirujano plástico Juan Carlos Marciales, las manchas no solo aparecen en la cara, pues también pueden hacerlo en las areolas, los pezones, el ombligo, la línea alba (línea media) del abdomen, la vulva y el periné.