Trucos para aliviar el dolor de los
pies en el embarazo

Si bien esta molestia es muy común en el embarazo, prevenirla y tratarla es muy fácil. Consejos.
dolor de pies en el embarazo

Durante la gestación uno de los problemas que más suelen afectar a las mujeres es la hinchazón y el dolor en los pies causados por la retención de líquidos y el aumento de peso.

Foto:

123RF

dolor de pies en el embarazo

En lo posible olvídate de los tacones durante esta etapa ya que debido al crecimiento de tu barriga se modifica tu centro de gravedad lo que te expone a torceduras y esguinces. Además, su altura aumenta la sensación de fatiga y puede hacer que el dolor pase a la espalda.

Foto:

123RF

dolor de pies en el embarazo

Usa calzado cómodo. En el embarazo se debe optar por zapatos un poco más anchos que los tradicionales. Es necesario que, aunque no tengan tacón, sí lleven unos centímetros de suela. Elige materiales de buena calidad.

Foto:

123RF

dolor de pies en el embarazo

Date descansos. Procura elevar sus pies dos o tres veces al día, en la casa o en el trabajo por un lapso de 10 a 15 minutos. Cuando los tengas elevados, realiza movimientos en los dedos y en los tobillos.

Foto:

123RF

dolor de pies en el embarazo

Consiéntelos en las noches. ¡Qué mejor que darte un masaje! Utiliza aceites o cremas hidratantes y has movimientos circulares desde los dedos hasta el talón: así la circulación se restablece y el dolor se calma. Si tu barriga te lo impide, pide ayuda.

Foto:

123RF

dolor de pies en el embarazo

Baños relajantes. Otra opción consiste en meter los pies en agua tibia con un poco de sal cuyo efecto antiinflamatorio y relajante hará que el dolor ceda. También puedes intentar alternar agua fría con agua tibia.

Foto:

123RF

dolor de pies en el embarazo

Otras ayudas. Consulta con tu médico acerca del uso de medias de compresión o antivárice.

Foto:

123RF

dolor de pies en el embarazo

La posición al dormir. Como la vena cava está al lado derecho, duerme sobre el lado izquierdo, porque de este modo disminuyes la presión en esa vena, que es la que llega al corazón. Esto hace que se movilicen más rápido los líquidos.

Foto:

123RF

GALERÍAS RECOMENDADAS