Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Nudos y enredos con el cordón umbilical

Nudos y enredos con el cordón umbilical
Por: Carolina Urbano
Miércoles, 4 Octubre 2006 - 4:11pm

Cuáles son las causas de este problema y cómo se trata médicamente.

1

Comentario

Comparte este artículo

El cordón umbilical es el nexo entre el bebé y la mamá a través de la placenta, pues transporta la sangre sin oxígeno que proviene del bebé a la placenta (parte materna) y la devuelve al corazón del bebé cargada de oxígeno y nutrientes. Es por esto que cualquier presión en el cordón va a impedir un flujo normal de las sustancias que pasan por él, y es la causa de lo que se conoce como sufrimiento fetal.

Además del sufrimiento fetal, existen otras complicaciones con el cordón umbilical asociadas con los nudos o enredos que pueden formarse durante el embarazo y que preocupan a los futuros padres porque pueden causar asfixia y muerte en el bebé.

Tales preocupaciones pueden estar infundadas, si se considera que la formación de nudos o cordones enrollados es algo atípico o fuera de lo normal en el embarazo.

Para la doctora Nadya Rodríguez Acosta, M.D., ginecoobstetra en medicina materno fetal de la Fundación Santa Fe de Bogotá, que el cordón se enrolle en alguna parte del cuerpo del bebé no es un signo de angustia, peligro y riesgo, pues ocurre con mucha frecuencia, y la mayoría de las mamás tienen un parto sin problemas.

¿Cuál es su causa?

Aunque no puede considerarse la única causa, la formación de nudos y enredos puede estar relacionada con la longitud del cordón umbilical. Un cordón mide aproximadamente entre 50 y 55 cm; si mide más, puede considerarse un cordón muy largo y puede presentar los inconvenientes mencionados.

Cordón enrollado

Según la doctora Nadya Rodríguez, el 45% de los bebés tienen enredado el cordón en alguna parte del cuerpo y no por esto la solución debe ser la cesárea. En el caso más preocupante, que es cuando se enrolla alrededor del cuello, el médico a cargo puede retirar con un movimiento rápido el cordón, haciéndolo pasar por encima de la cabeza del bebé. En caso de que esto no funcione, el cordón es seccionado en varios puntos y se desenrolla.

Aun si el cordón se presenta con varias vueltas alrededor del cuello, lo cual puede ser preocupante, un médico idóneo sabrá cómo sacar adelante este problema; y en el caso de presentar una alteración en el ritmo cardiaco del bebé, recurrir a la cesárea.

Nudos

El caso de formación de nudos es similar al anterior: aunque es usual que ocurra durante el embarazo por el movimiento del bebé, no es usual que pueda apretarse de tal manera que deje al bebé sin oxígeno y nutrientes. Sin embargo, en caso de que esto último suceda, sólo representa un peligro si ocurre durante el embarazo y no durante el parto.

Cuando el cordón mide menos que la longitud estándar, el cordón se puede tensar demasiado durante el parto, ocasionando sufrimiento fetal. Una vez más, es importante recordar que estos inconvenientes no representan una complicación grave en el parto, ni un riesgo significativo para el bebé.

Existe, sin embargo, otro tipo de problemas con el cordón que sí pueden representar un riesgo grave para el bebé:

Cordón de una sola arteria

Consiste en una malformación del cordón al desarrollar una sola arteria y no dos, como es lo normal. Esta malformación puede causar un bajo peso del bebé al nacer y presentar complicaciones en el sistema nervioso, renal y cardiovascular del bebé.

Afortunadamente, es muy raro que esto ocurra; sólo el 1% de los embarazos lo presentan. Se detecta durante el embarazo y requiere un monitoreo más cuidadoso y frecuente. En este tipo de casos se aumenta la posibilidad de muerte intrauterina.

Prolapso del cordón umbilical

Se presenta cuando el cordón sale primero que el bebé por el canal del parto, causando una disminución en la frecuencia cardiaca del bebé. Esto se puede normalizar a través del suministro de oxígeno y fluidos, pero si no se consiguen buenos resultados se debe pensar en una cesárea. La frecuencia de que esto ocurra es de uno por cada mil partos y pueden presentarse con mayor probabilidad en cordones anormalmente largos o partos donde el líquido amniótico se rompe de manera artificial, antes de que el bebé haya descendido por la pelvis.

Los problemas serios asociados al cordón umbilical son poco frecuentes. Sin embargo, esto no debe ser motivo de descuido. El control adecuado y constante permite hacer un diagnóstico oportuno de los problemas durante el embarazo y así tomar las medidas que la situación requiera.

 

Comparte este artículo

Comentarios (1)

1
zased
Hace 46 semanas
yo iba a tener una bebe pero el cordon se le enredo en el cuello tres beses... ahora estoy embarazada nuevamente y quisiera saber si le puede pasar lo mismo con este bebe o que puedo hacer para saber que no biene con el cordon enrredada

Suscripciones

¡Ahorra hasta un

25%

por un año!

alo

Herramientas

Tool Emergency Card description
Con el día de tu última menstruación, esta herramienta te servirá para obtener datos claves del desarrollo de tu hijo.

Publicidad