Madres gestantes necesitan recibir respaldo emocional

Las embarazadas necesitan que la escuchen, abracen, acompañen y la mimen.

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
diciembre 13 de 2012 , 02:25 p.m.

El embarazo es un estado donde la mujer experimenta emociones y sentimientos encontrados. Por un lado, la alegría de sentir que tiene una vida adentro, pero también existen miedos, conflictos, sueños, interrogantes y sensaciones siempre intensas, que la vuelven un poco más vulnerable emocionalmente.


Los expertos coinciden en que es fundamental atender las necesidades emocionales de la nueva madre. El psicólogo Hugo Trevisi, especialista en Psicología Clínica, cree que este periodo de la vida de las mujeres es un estado para pensar las emociones y las nuevas vivencias.


“Se debe fomentar que desde el inicio de la vida el individuo se pueda vincular de una manera más amorosa con el mundo que lo rodea. El primer ambiente que tiene el ser humano es el cuerpo y la mente de la mamá. Eso está íntimamente ligado con la formación de ese nuevo ser. Una mujer que se siente
acompañada, apoyada por alguien que le contenga las angustias, va a generar una reacción muy diferente a una mamá sin respaldo”, dice Trevisi.


La psicóloga Nohra de La Espriella también está convencida de que las gestantes requieren de protección especial, y por eso la contención afectiva tiene que ser más profunda de lo habitual de parte de la pareja, la familia o las personas más cercanas a ella.


Cuando se trata de madres solteras que no tienen a su pareja o esta no ejerce su papel, De La Espriella piensa que la mujer debe acercarse más a la mamá, a otros familiares cercanos o a los amigos que puedan acompañar sus emociones.
Pero exactamente, ¿cómo dar ese apoyo? De La Espriella asegura que basta con hacerle saber a la embarazada que no está sola, escucharla, abrazarla, acompañarla, mimarla, darle seguridad y protección especial.


No obstante, la psicóloga aconseja estar atentos para cuando esas necesidades afectivas y emocionales presenten complicaciones; es decir, cuando la mamá manifieste estar con llanto frecuente, signos de debilidad, angustia y depresión, para entonces buscar ayuda de un profesional.


Por su parte, la psicóloga Marcela Espitia dice que un consejo muy útil para que la futura madre se sienta tranquila es organizar con tiempo programas con sus familiares y amigos, y anticiparse aceptando el hecho de que su vida va a cambiar.
“Es aconsejable llevar un diario, escribir cómo se sienten, ver cosas positivas, hablar de las inquietudes con la pareja, delegar, porque obviamente debe entender que no puede seguirlo haciendo todo. Si la casa ya no permanece impecable y todo en orden, por ejemplo, no es una situación para preocuparse, lo más importante es el bebé y saber que todo el tiempo la situación no va a ser así, sino que es algo pasajero, mientras se organizan las rutinas”, sugiere la experta.