Semana 31 del embarazo: la piel de tu bebé es más suave

¡Felicitaciones!, acabas de iniciar la semana 31 del embarazo

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
septiembre 30 de 2011 , 12:45 p.m.

La piel del bebé cambia y tú puedes comenzar a sentir algunas molestias al respirar,  aunque esto depende de cada mujer.

Medida aproximada: 40 cm (Desde la cabeza hasta los pies)

Peso aproximado: 1.500 g

Cambios del bebé:

Puede costarle un poco moverse dentro del vientre, pero aún lo sigue haciendo enérgicamente. La piel ha tenido un desarrollo notorio, cada vez mejora más su textura de manera que se torna mucho más suave y su color, más natural. Antes su aspecto era rojizo, mientras que ahora es mucho más claro.

Continúa el desarrollo de los pulmones, pues aparece una sustancia que garantiza un buen desarrollo de los tejidos de este órgano y que, en un futuro, le permitirá al bebé sentirse cómodo cuando respire fuera del vientre de la madre.

Sigue respondiendo a estímulos y reflejos. La luz, las voces, los cantos y hasta las caricias son hechos que perfectamente puede percibir.

Cambios de la mamá:

Tu respiración se puede ver obstruida a causa de la presión que hay en el diafragma y el útero, ejercida por el bebé.

En algunas mujeres pueden aparecer las hemorroides. Estas son venas hinchadas en el recto debido a la presión o a la fuerza excesiva al defecar y producen dolor o comezón; incluso, se pueden reventar y sangrar. Durante la gestación son frecuentes en el tercer trimestre, pues el útero en crecimiento presiona más de lo normal dichas venas.

Además, las hormonas del embarazo hacen que las paredes de las venas se aflojen y sean propensas a inflamaciones. Las hemorroides pueden salir o alterarse con el esfuerzo del parto.

Consejos de la semana:

1.   Por lo general, las hemorroides se curan solas, pero a veces es necesario ayudarse con baños de agua tibia durante 20 minutos varias veces al día, sin jabón, pues empeoraría la situación. Es vital mantener seca la zona para que no haya irritación y consultar al especialista; él autorizará (o no) el empleo de pomadas antihemorroidales.

2.   Para evitar su aparición se recomienda beber ocho vasos de agua diarios, incluir alimentos con fibra en la dieta (frutas, verduras, salvado de trigo y cereales), caminar unos 30 minutos diarios, ir al baño apenas sienta ganas, evitar aumentar mucho de peso y no permanecer de pie o sentada por períodos largos.

3.   Puedes averiguar por cursos de yoga. Estos te enseñarán a mantener una respiración y posturas adecuadas. También tonifica los músculos y fortalece el vínculo afectivo.

4.   Sigue con una alimentación adecuada. Espinaca, huevo y fresas son buenas opciones para ayudar en el desarrollo del bebé.

5.   Se aconseja utilizar pantalones con cordón, pues estos permiten ajustar adecuadamente el abdomen de la madre a la prenda, sin incomodidades.