Un árbol y un ascensor averiado, entre los lugares más extraños para nacer

Algunos bebés también han nacido en la calle, el tren o un metro.

Foto:

 -

Por: Karen Johana Sánchez
junio 28 de 2012 , 07:57 p.m.

1. Un ascensor averiado. Una mujer de 33 años entró al hospital Virgen del Castillo, de urgencias. Luego de estar en observación, debía ser trasladada a otro nivel, cuando el ascensor se dañó. Aunque permaneció allí poco tiempo, la mujer no aguantó y su bebé, Marcos, nació. Dos minutos después, José Díaz Rodríguez, el padre del bebé, fue quien abrió la puerta del elevador.
2. Un árbol. El nacimiento que le ha dado vuelta al mundo es el de Rositha. Un pequeño que nació en un árbol, gracias a la valentía de su madre, Sophia Cheindza, tras escapar de las inundaciones que hace doce años azotó a Mozambique (África). La mujer, a punto de morir subió a un árbol y duró casi cuatro días sin comer. La hazaña quedó registrada en la televisión local cuando un equipo de rescate surafricano motando en un helicóptero, que flotaba sobre el aire, recogió al bebé y a su madre, una hora después del nacimiento.
También existen relatos de alumbramientos sobre tejados de las casas y de los hospitales, en aquella época de inundaciones.
3. En McDonald’s. Se encontraba en la rutina nocturna de un McDonald’s; sacar pedidos, devolver dinero y limpiar el lugar, cuando de un momento para otro Danille Miller sintió un fuerte dolor estomacal. De inmediato, se acercó a un baño porque no podía sostenerse. Pero, después de un rato, se enteró que estaba embarazada y que pronto daría a luz a un bebé de 2 kilos y 700 gramos. Miller fue ayudada por su compañero de trabajo, Jaynae Herrera, y la comunicación con el 911.
4. La Antártica. El nacimiento de Emilio Marcos Palma es uno de los más curiosos. En 1977, la Antártica estaba dividida entre varios países y para reclamar su legitimidad, la Junta Militar que gobernaba Argentina decidió enviar a una mujer embarazada de siete meses, esposa de un militar, para que tuviera a su pequeño Emilio en tierras antárticas al año siguiente. Así nacieron ocho niños más, como parte del ‘Sargento Cabral’ un conjunto habitacional que funcionó como un  experimento para determinar si la vida familiar era factible en ese entorno. Años más tarde, en 1984, los chilenos también tuvieron un ‘bebé antártico’. Actualmente, hay mil personas todo el año en el territorio, y 4 mil en verano.
5. Un avión. Son varias las historias de bebés que han nacido en los aviones. En el 2009, una mujer dio a luz en un avión de British Airways; este niño y su madre tendrán tiquetes gratis para toda la vida.
Con la misma suerte corrió una niña que nació en un vuelo de una aerolínea comercial boliviana; le dieron de regalo pasajes aéreos gratis hasta sus 21 años y una beca de estudios.
Hace un año aproximadamente, Antonio también nació a bordo de un avión de Iberia durante un vuelo entre Malabo y Madrid. En el vuelo, se encontraban dos médicos y un cura; un equipo perfecto para el nacimiento y la bendición del niño.
6. Un metro. En el 2006 Juan Esteban llegó al mundo viajando en metro. A pesar de que su madre había sentido dolor, antes de salir de casa a la madrugada, tuvo que esperar  a que amaneciera para subirse al medio de transporte para ir al médico junto con su esposo. Sin embargo, no resistió y su pequeño nació en la estación Caribe del metro de Medellín. Algunos auxiliares y un pediatra, que coincidencialmente se encontraba en el lugar, ayudaron a la mujer.
7. El jardín de la casa. María Clara nació de seis meses, después de que su madre, Jessica Higgins, regresara de un centro comercial en California. Aunque llamó a la policía, cuando esta llegó a la casa, ella ya se encontraba con su bebé en el jardín.
8. Un tren. En enero de este año, una mujer de Nueva Jersey tuvo a su hijo en un tren de cercanías de Nueva York. Su esposo fue quien la ayudó junto con una pasajera.  La mujer, aunque sintió dolor antes de subirse al tren, no sospechó que tuviera relación con el parto y el pequeño nació antes de llegar a Manhattan.
Otro niño nació en uno de los vagones del tren que cubre la ruta Machu Picchu-Piscacucho, en el Cusco, y viajará gratis de por vida en el servicio ferroviario de la empresa PeruRail. Su madre lo llamó Armando Rail, en agradecimiento a la empresa.
9. La calle. En España, una mujer dio a luz en plena calle, asistida por policías y un paramédico vía teléfono. El nacimiento ocurrió en Mallorca, mientras  iba con su esposo en un taxi rumbo al hospital.  Luego llegó la ambulancia para trasladarla a un centro asistencial.