Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO
Patrocinado por:

Enfermedades que afectan a madre e hijo

Enfermedades que afectan a madre e hijo
Viernes, 2 Junio 2006 - 1:24pm
0

Comentarios

Comparte este artículo

El cuidado prenatal es necesario, incluso meses antes del embarazo. La idea es comenzar la gestación en las mejores condiciones y esos primeros controles preconcepcionales le permiten al especialista tener una idea del estado de salud de la futura madrede sus antecedentes médicos, los de su familia y los de su pareja.

De este modo, el médico se cerciora de la existencia o no de una enfermedad crónica y la manera de tratarla durante el embarazo. Pero si acude a su primer cita estando embarazada, es difícil determinar si alguna patología presente en el momento del control surgió antes o después de haber concebido.

Enfermedades Que Puede Tener La Madre

:: Cardiopatía

Los cambios en la circulación sanguínea durante la gestación representan un esfuerzo adicional para el corazón, ya que el volumen de sangre aumenta y provoca soplos (sonidos causados por el repentino y turbulento paso de la sangre por el corazón). Además, las venas se dilatan y aumenta la frecuencia cardiaca.

:: Insuficiencia cardiaca

El corazón es incapaz de bombear la cantidad de sangre necesaria para el organismo. A medida que progresa el embarazo, la gestante se siente cada vez más fatigada. El feto puede morir durante un episodio de insuficiencia o nacer de forma prematura.

:: Hipertensión arterial

Si quien la padece intenta quedar en embarazo, debe consultar con el médico la suspensión del tratamiento farmacológico que utiliza, para controlar la tensión. El riesgo de que este tipo de medicamentos aumenten la morbilidad y mortalidad del feto es mayor que el beneficio para la madre en el control de su condición.

:: Anemia

Aquella provocada por anomalías hereditarias en la hemoglobina pueden complicar el embarazo, ya que aumentan el riesgo de enfermedades en la madre e incluso de muerte del recién nacido. Las mujeres que padecen drepanocitosis, una anomalía de la hemoglobina muy frecuente, son propensas a desarrollar infecciones durante el embarazo como neumonía, infección de las vías urinarias e infección del útero.

:: Enfermedad renal

La mujer que la padezca tiene pocas probabilidades de llevar un embarazo a término. Un trastorno hepático requiere el control sistemático de la función renal, la presión arterial y el peso. Tal vez sea necesario provocar el parto anticipadamente para salvar la vida del feto. Después de la vigésima octava semana de embarazo se hospitaliza a la gestante.

:: Enfermedades infecciosas

La rubéola es una de las principales causas de anomalías congénitas en el feto, sobre todo del corazón y del oído interno. La infección por citomegalovirus puede atravesar la placenta y afectar el hígado del bebé, mientras que la toxoplasmosis podría perjudicar su cerebro.

:: Enfermedades de transmisión sexual

Pueden causar problemas durante el embarazo. La infección por clamidia puede provocar una rotura prematura de las membranas y un parto pretérmino. En cuanto al VIH, que causa sida, una cuarta parte de las embarazadas que tienen la infección la transmiten al feto. El herpes genital, por su parte, puede pasar al recién nacido durante un parto vaginal.

:: Diabetes

Muchos de los cambios que tienen lugar durante la gestación dificultan el control del azúcar en la sangre en la mujer diabética. Los cambios en los valores y tipos de hormonas pueden causar resistencia a la insulina, lo que incrementa los requerimientos corporales de esta última.

La diabetes aumenta el riesgo de que la gestante desarrolle una infección, tenga un parto anticipado y presente hipertensión por causa del embarazo. El bebé puede ser más grande de lo normal al momento de nacer.

:: Hepatitis

Las mujeres con hepatitis crónica activa, y en especial aquellas con cirrosis (lesión hepática con cicatrización), suelen tener dificultades para quedar en embarazo. Las que lo consiguen, es probable que tengan un aborto o un parto prematuro.

:: Asma

Puede retrasar el crecimiento del feto o desencadenar un parto prematuro. En los episodios leves, se administra un broncodilatador inhalado que dilata las vías aéreas de los pulmones. Sin embargo, las mujeres embarazadas no deben usar estos fármacos en exceso. En caso de crisis más graves, se administra el broncodilatador por vía intravenosa. Las crisis asmáticas muy graves (estado asmático) se tratan con corticosteroides inyectables por vena.

:: Lupus eritematoso sistémico

Enfermedad autoinmune que es nueve veces más frecuente en las mujeres que en los hombres, puede aparecer por primera vez durante el embarazo, aunque también puede empeorar o mejorar durante el mismo. No se puede predecir de qué forma el embarazo afectará el curso del lupus, pero el momento más probable para que aparezcan los síntomas es inmediatamente después del parto. Las mujeres que desarrollan lupus suelen tener una historia de abortos recurrentes, muerte fetal a mitad del embarazo, fetos con escaso crecimiento (retraso del crecimiento intrauterino) y partos prematuros. Un feto o un recién nacido pueden correr peligro debido a las complicaciones del lupus de la madre, como una lesión renal, hipertensión o anomalías cardíacas.

:: Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que afecta a la mujer más del doble de veces que al varón. Suele mejorar durante el embarazo, quizá porque los niveles de hidrocortisona en la sangre aumentan durante la gestación. Esta enfermedad no tiene efectos adversos para el feto, pero pueden surgir complicaciones en el parto si la artritis ha afectado a la articulación coxofemoral o a la parte inferior de la columna (zona lumbar).

:: Cáncer

Aproximadamente, uno de cada 1.000 embarazos coincide con el cáncer. El cáncer de mama es el que más se diagnostica durante el embarazo, seguido por el cervical, linfoma y de tiroides. Menos comunes son la leucemia y el melanoma. Con el cáncer cervical, el tratamiento es cirugía (histerectomía radical) y radiación. El feto fallece por el tratamiento, excepto cuando la enfermedad se diagnostica de forma precoz y se puede extirpar todo el tejido canceroso con una biopsia para mantener el embarazo.

Si a la gestante se le diagnostica cáncer de mama durante el embarazo, el tratamiento que se debe seguir es quimioterapia después del primer trimestre, seguido por cirugía, usualmente después del parto, con fármacos especiales que no afecten el desarrollo del feto.

:: Epilepsia

La enfermedad y los medicamentos administrados para el control de la misma pueden tener efectos adversos en el bebé. El consumo de anticonvulsivos por parte de la gestante corre un riesgo de 2 a 3 veces mayor de tener un bebé con malformaciones congénitas que la mujer que no tiene epilepsia. El cambio hormonal durante la gestación puede afectar la manera como los fármacos se absorben.

Radiación y productos químicos

La exposición a estos, generalmente en dosis muy grandes, puede resultar peligrosa para los óvulos de la mujer antes de la concepción y más tarde para el embrión o el feto en desarrollo. En ciertos campos (medicina, odontología, arte, fotografía, transporte, granja y jardinería, construcción, peluquería y cosmética, tintorería y algunos trabajos industriales) deben tomarse medidas especiales.

Temas relacionadosEnfermedades leves que pueden presentarse en el embarazoEnfermedades severas que pueden presentarse en el embarazoEmbarazo y enfermedades venéreas no van de la mano Diferencias entres enfermedades genéticas, hereditarias y congénitas en el feto Prevenga enfermedades propias del embarazo parte 1 Enfermedades que se pueden operar dentro del útero Prevenga intoxicaciones y evite enfermedades mayores

Herramientas

Esta calculadora te ayudará a determinar cuál es tu peso ideal, fundamental antes y después de concebir.
Calcula los días más fértiles de tu ciclo; este dato te será muy útil a la hora de concebir tu hijo.

Publicidad