Síguenos en:

  • ANTES DEL EMBARAZO
  • EMBARAZO
  • BEBÉ
  • NIÑO

¿Ya estás registrado? Ingresa aquí

Patrocinado por:

Enfermedades severas que pueden presentarse en el embarazo

Enfermedades severas que pueden presentarse en el embarazo
Jueves, 6 Marzo 2008 - 3:34pm
2

Comentarios

Comparte este artículo

Existen dolencias cuyos síntomas amenazan el bienestar de la madre y el desarrollo del bebé. Suelen presentarse luego de los seis meses. Conozca algunas.

Preeclampsia Disminución del riego sanguíneo hacia la placenta y, por ende, hacia el feto debido a la vasoconstricción o estrechamiento de los vasos sanguíneos ubicados en la placenta. Además de la presencia excesiva de proteínas en la orina, su síntoma más claro es la hinchazón de pies, manos y cara desde el comienzo del día, a diferencia de la inflamación de los pies, que normalmente presentan las gestantes en horas de la tarde.

Es una clase de hipertensión que, en nuestro país, es la principal causa de muerte materna (aproximadamente cobra la vida del 30 por ciento de las maternas que mueren). Se presenta desde el quinto o sexto mes de gestación, sobre todo si son madres primerizas, independientemente de su edad; si es embarazo gemelar, si la mujer es adolescente o mayor de 40 años, si tiene antecedentes personales o familiares de preeclampsia y si padece enfermedades asociadas como lupus, diabetes, obesidad o mola. No desaparece antes del parto. Se dice que la Aspirina sirve para prevenirla y controlarla, siempre y cuando el médico lo indique. Ocasiona convulsiones, hemorragias e insuficiencia renal y hepática en la madre. Y bajo peso y problemas respiratorios en el neonato; además, retrasa el crecimiento intrauterino y aumenta el riesgo de sufrir en el futuro un ataque cardíaco, como concluye un estudio desarrollado por el London Institute for Women’s Health.

Infecciones relacionadas con la preeclampsia Recientemente, el American Journal of Obstetrics and Gynecology publicó un estudio realizado por expertos colombianos que plantearon que “las mujeres embarazadas con periodontitis o infección urinaria tienen casi dos veces más chance de desarrollar preeclampsia, que las que no padecen ninguna de esas infecciones”, explica el ginecólogo Agustín Conde-Agudelo, miembro de la División de Investigación Perinatal de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

El estudio sugiere que el encogimiento de los vasos sanguíneos y la consecuente falta de irrigación sanguínea hacia la placenta y el bebé, características de la preeclampsia, puede deberse a la acción directa de las bacterias sobre la pared arterial o a a la inflamación, como respusta del organimso ante una infección como la periodontitis y la cistitis.

“La hinchazón será exagerada y no solo afectará al sistema urinario o al tejido de sostén del diente, sino que acelerará la liberación de sustancias por el organismo de la gestante, que cerrarán los vasos sanguíneos”, indica Conde-Agudelo.

No obstante, no se sabe si el tratamiento con antibióticos para corregir las infecciones deba realizarse durante o tras la gestación. “Se sugiere prevención. Que en la etapa preconcepcional, la mujer se someta a exámenes odontológicos para evitar y/o corregir las infecciones que, eventualmente, se compliquen”, enfatiza Conde-Agudelo.

HemorragiaSi se presenta antes de la semana 24, corresponde a amenaza de aborto o embarazo ectópico. Luego de este tiempo, puede ser un caso de placenta previa o despredimiento de la misma. El especialista confirma el diagnóstico de un sangrado, pues a veces proviene del aparato urinario, del recto (hemorroides) o de lesiones en la vulva, cuello del útero o vagina y no compromete la vida del feto.

Embarazo ectópico El embrión se instala fuera del útero y lo hace en las trompas de Falopio, en los ovarios, en la cavidad abdominal o en el cuello uterino, por una obstrucción física en la trompa debida a la cicatriz que deja una infección, una cirugía o un embarazo ectópico previo. La gestación no llega a feliz término, pero en pocos casos el feto sigue creciendo hasta romper las zonas donde se alberga.

Desprendimiento de placenta Se puede presentar en cualquier momento, a partir de la semana 20 de gestación. La placenta se separa de la pared del útero antes del parto, cambia el PH del líquido amniótico y el bebé deja de recibir oxígeno y nutrientes (padece sufrimiento fetal). La madre sufre una hemorragia que amenaza su vida, si no es controlada a tiempo.

Se diagnostica con ultrasonido y según la gravedad del desprendimiento y la etapa del embarazo, el parto se debe adelantar o esperar hasta que cumpla los nueve meses. Afecta a uno de cada 100 embarazos y es común en mujeres hipertensas, fumadoras o consumidoras de cocaína.

Diabetes gestacionalIncremento de azúcar en la sangre luego de la semana 20 de embarazo, por factores de riesgo (sobrepeso, diagnóstico de ovario poliquístico, diabetes previa al embarazo u obesidad) o por acción de las hormonas que aumentan el nivel de glicemia, durante la gestación. Su síntoma más evidente es el aumento de más de dos kilogramos por mes. Tras el parto, el azúcar se normaliza; eventualmente, el bebé puede nacer de gran tamaño, resistente a la insulina, con hipoglicemia o propenso a desarrollar diabetes.

AnemiaDeficiencia de hierro ocasionada por los desequilibrios sanguíneos que sufre la mujer en embarazo (a partir de la semana 30 de gestación, el feto comienza a captar hierro de la sangre de su madre y, luego, en el parto, ella pierde gran cantidad del líquido). Existen factores de riesgo para la anemia durante la gestación: si es embarazo múltiple, si la mujer presenta antecedentes de menstruaciones abundantes (frecuente en mujeres que planifican con DIU), si es adolescente y su alimentación es baja en hierro. De no tratarse a tiempo, aumenta el peligro de mortalidad materna tras el parto y de nacimiento prematuro; asimismo, la anemia retarda el crecimiento intrauterino.

Gingivitis Inflamación y sangrado de encías que se presenta en el segundo o tercer mes de gestación por la producción de la hormona relaxina (relaja las articulaciones de la mujer para facilitar el parto).

Su efecto alcanza los tejidos y ligamentos entre el hueso y los dientes, por lo que estos se mueven y separan; entre ellos se acumulan restos de comida que forman placa bacteriana, que, a su vez, favorece la inflamación y sangrado de las encías.

Su prevención es sencilla: lavarse los dientes y emplear seda dental; de lo contrario, se formará sarro (mezcla de restos de alimento, bacterias y calcio de la saliva) en la boca de la madre, quien corre el riesgo de que los dientes se sigan moviendo o, eventualmente, se caigan.

Eclampsia A pesar de ser poco frecuente (afecta a menos de uno por mil de los embarazos), la futura madre no debe bajar la guardia, pues puede pasar de preeclampsia a eclampsia, enfermedad que se manifiesta con dolor de cabeza que no cede con analgésicos, candelillas en los ojos, tinitus (pitos en los oídos) y dolor en la boca del estómago, como síntomas previos a la convulsión.

Incluso, la mujer también puede caer en estado de coma, de ahí la importancia de que el especialista la estabilice de inmediato. Puede presentarse desde la semana 20 de gestación y su tratamiento es interrumpir el embarazo, por eso el niño nacería prematuro; incluso, en casos crónicos, puede morir.

Por Pilar Bolívar CarreñoRedactora ABC del bebé

Temas relacionadosEnfermedades leves que pueden presentarse en el embarazoEnfermedades que afectan a madre e hijo Embarazo y enfermedades venéreas no van de la mano Diferencias entres enfermedades genéticas, hereditarias y congénitas en el feto Prevenga enfermedades propias del embarazo parte 1 Enfermedades que se pueden operar dentro del útero Prevenga intoxicaciones y evite enfermedades mayores

Comparte este artículo

Comentarios (2)

2
kilogram
Hace 2 años
mujer se someta a exámenes odontológicos para evitar y/o corregir las infecciones que, eventualmente, se compliquen”, enfatiza Conde-Agudelo. wireless dog fence walmart
1
kilogram
Hace 2 años
etapa preconcepcional, la mujer se someta a exámenes odontológicos para evitar y/o corregir las infecciones que, eventualmente, se compliquen”, enfatiza Conde-Agudelo. do wireless pet fences work

Herramientas

Obtendrás una tarjeta con los datos que tú y tu familia deben saber cuando el alumbramiento sea inminente.
Con el día de tu última menstruación, esta herramienta te servirá para obtener datos claves del desarrollo de tu hijo.

Publicidad