Síguenos en:

6 consejos para estar saludable en el embarazo

6 consejos para estar saludable en el embarazo

No crea que estar demasiado flaca es ideal para quedar embarazada.

6 consejos para estar saludable en el embarazo
Por: Andrea Forero Aguirre
Miércoles, 26 Junio 2013 - 6:02pm

No crea que estar demasiado flaca es ideal para quedar embarazada.

2

Comentarios

Saludable antes del embarazo

Foto: Thinkstock

1. Evite el consumo de bebidas industrializadas.
Saludable antes del embarazo

Foto: Thinkstock

2. El exceso de comida no se recomienda.
Saludable antes del embarazo

Foto: Thinkstock

3. Tampoco se recomienda el exceso de vitaminas.
Saludable antes del embarazo

Foto: Thinkstock

4. La lactancia requiere nutrientes para alimentar al bebé.
Saludable antes del embarazo

Foto: Thinkstock

5. Una dieta de antioxidantes puede ser muy útil.
Saludable antes del embarazo

Foto: Thinkstock

6. Maní y frutos secos para un buen funcionamiento cardiovascular.
Saludable antes del embarazo
Saludable antes del embarazo
Saludable antes del embarazo
Saludable antes del embarazo
Saludable antes del embarazo
Saludable antes del embarazo
Comparte este artículo

La presión social de estar en forma, aun durante el embarazo e inmediatamente después del parto, así como de forma mágica lo logran las famosas, ha llevado a algunas mujeres a pensar que bajar unos cuantos kilos antes de concebir es la solución para que su figura no ‘sufra’ drásticamente al momento de ser madres.

Estas mujeres deben saber que hacer dieta en el proceso de búsqueda de un embarazo, más que obedecer a razones estéticas o a los gustos personales, depende de la situación nutricional de cada mujer. Lo ideal es concebir con un peso normal; si es muy bajo, debe haber una mayor ganancia durante el embarazo, y si, por el contrario, hay sobrepeso, se debe intentar nivelar un poco y tener un mayor control del incremento durante la gestación.

Lo primero debe ser la consulta preconcepcional con el ginecobstetra, para que en su análisis del estado de salud de la mujer estudie también su situación nutricional. Maira Rodríguez, nutricionista de la clínica estética Presenza de medicina integral para el bienestar, recomienda tener en cuenta las medidas antropométricas antes de pensar en dietas. Es decir, debe tener un índice de masa corporal, IMC, entre 20 y 24, ni mayor ni menor. Este se calcula al multiplicar dos veces su estatura (1,60 x 1,60) y el resultado 2,56 se divide entre su peso, por ejemplo, 56.

“Acercarse a un peso normal también le hará más fácil a la mujer recuperarse tras el parto, pero lo mejor es que reduce los riesgos para su salud y la del bebé. Tampoco es recomendable que, estando en un peso adecuado, la mujer siga bajando, en ese caso lo mejor que puede hacer es mantener hábitos sanos de alimentación”, asegura la nutricionista.

Según Rodríguez, una mujer que quiera quedar embarazada no puede tener una deficiencia de hierro, que se encuentra en las vísceras, las leguminosas, los vegetales y algunos cereales, porque la placenta necesita más sangre que la requerida en un estado normal y también el feto. Del mismo modo se requiere calcio, que se encuentra en  proteínas, grasas, minerales y vitaminas, para el proceso de formación de huesos del bebé.

El doctor Félix Andrés Toro, ginecólogo, magíster en salud sexual y reproductiva de la Universidad El Bosque, recuerda que tanto un índice de masa corporal por debajo de 20, como un sobrepeso, o IMC, superior a 24 van a alterar toda la función hormonal de la mujer, y a disminuir la fertilidad al alterar la ovulación y los ciclos menstruales normales de la mujer, pues, si deja de menstruar adecuadamente, es más difícil concebir.

Qué necesita el bebé

Gilma Rodríguez, nutricionista de la Universidad El Bosque, advierte que, entre otras complicaciones, cuando la madre no tiene una alimentación adecuada existe un grave riesgo de anemia para ella y para el bebé. El niño puede nacer prematuro, con bajo peso, o con algunos defectos del tubo neural, relativos a la columna vertebral, porque la madre está baja de peso.

La nutricionista dice que antes y en los primeros meses de gestación, la calidad y la cantidad de la alimentación es muy importante para que los nutrientes lleguen al futuro bebé en las cantidades apropiadas; por ejemplo, las proteínas aportadas por carnes, huevos, leche, leguminosas, cereales integrales, nueces, son fuente de hierro y zinc.

Una futura madre debe darle a su bebé la vitamina A, aportada por leche, queso, hortalizas y frutas de color amarillo y naranja, como zanahoria, auyama, papaya, mandarina. La vitamina C y las del complejo B, aportadas por hortalizas y frutas variadas, como guayaba, naranja, mandarina, y las hortalizas de hojas verdes oscuras.

El ginecobstetra Eduardo Naranjo dice que lo más importante es que las mujeres sean muy comprometidas con su buena alimentación, comiendo seis veces al día y máximo dos harinas diarias durante todo el embarazo, para que el incremento de peso en la gestación se mantenga entre los límites de 9 y 12 kilos.

El médico insiste en que antes del embarazo la mujer consuma entre 3 y 5 miligramos de ácido fólico, como suplemento, y haga ejercicio. Aconseja, además, tener cuidado con las dietas muy estrictas, desde antes y durante el embarazo, porque el bebé puede nacer con bajo peso; es decir, no llegar a los 2.500 gramos; pero tampoco caer en el otro extremo y comer por dos, porque puede que el bebé nazca macrosómico, es decir, con más de 4.000 gramos de peso.

El doctor Toro recomienda que, además del ácido fólico, haya un consumo de omega 3, en particular el ácido graso docohexa-enoico (DHA) que se encuentra en carnes, vísceras, pescado graso, aceite de pescado y mariscos.

“Mientras que el ácido fólico, se ha comprobado, disminuye los riesgos de malformaciones en el tubo neural, las sustancias como DHA y omega 3 son ácidos grasos que disminuyen el riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional e hipertensión en el embarazo”, asegura.  

Recomendaciones

• Evite el consumo de bebidas industrializadas y embutidos.

• El exceso de comidas no se recomienda.

• Tampoco el exceso de vitaminas.

• Piense en este proceso de manera integral: antes, durante y después del embarazo, recuerde que la lactancia también requiere muchos nutrientes para alimentar bien al bebé.

• Una dieta de antioxidantes puede ser útil para las madres: frambuesa, fresa, kiwi, naranja y ajo, si lo tolera.

• Para tener un buen funcionamiento cardiovascular: frutos secos, uvas, aguacate, maní, aceites vegetales y semillas de girasol.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

2 Comentarios

imagen

Comentarios (2)

2
iris marbella
Hace 2 años
facinada con la informacion yo soy primerisa y no estoy muy informada
1
Fernanda.rychen
Hace 3 años
No entendí como es que se debe calcular la masa corporal... podrían explicarlo por favor en otras palabras? Gracias!
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet