Síguenos en:

Cómo las frutas y las verduras curan el cuerpo naturalmente

Cómo las frutas y las verduras curan el cuerpo naturalmente

La variedad en la selección es tan importante como la cantidad.

Cómo las frutas y las verduras curan el cuerpo naturalmente
Por: Redacción ABC del bebé
17 de Septiembre de 2008
Comparte este artículo

No existe una fruta o verdura que tenga todos los nutrientes necesarios para estar saludables.

 

Un número cada vez mayor de investigaciones demuestra que las frutas y las verduras son fundamentales para promover la buena salud. Por esto, la mayoría de nosotros necesita aumentar su consumo diario. Estos pueden ayudar a reducir el riesgo de contraer ciertas enfermedades, dentro de las que se encuentran: algunos tipos de cáncer, la hipertensión, la enfermedad cardiovascular, el infarto y la pérdida de la visión asociada a las cataratas y la degeneración macular. 

 

La investigación
Los fitoquímicos son sustancias producidas por las plantas que las ayudan a protegerse contra los insectos, enfermedades y otras amenazas. Estos también ayudan a proteger nuestra salud. Los científicos continúan investigando las miles de propiedades que se encuentran en las frutas y las verduras. Aunque existen más de 4.000 fitoquímicos, menos de 200 han sido estudiados exhaustivamente. A continuación se presenta un resumen de estudios recientemente publicados, que examinan los beneficios de comer frutas y verduras.


Salud cardiovascular: existe evidencia suficiente de que una dieta rica en frutas y verduras puede disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular e infarto. Un estudio de la Universidad de Harvard -hasta la fecha el más grande y largo que se ha hecho- siguió durante 14 años los hábitos alimentarios de casi 110.000 hombres y mujeres. Se encontró que entre mayor fuera el consumo de estos alimentos, menor era la posibilidad de desarrollar este tipo de enfermedades.


Un estudio de 12 semanas de la Universidad de California demostró que incluir manzanas en la dieta (sin hacer ningún otro cambio dietario) redujo el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular en los participantes. Las manzanas contienen varios fitoquímicos antioxidantes que disminuyen la oxidación del LDL (colesterol malo); cuando este se oxida, tiende a acumularse en las arterias, causando ataques cardiacos e infartos.

 

Presión arterial: la hipertensión es un factor de riesgo primario para la enfermedad cardiovascular y el infarto; por lo tanto, es una condición que se debe controlar. La dieta puede ser efectiva para disminuir la presión arterial. Una de las más convincentes asociaciones entre esta y la presión arterial se encontró en el estudio DASH (Acercamientos Dietarios para Detener la Hipertensión), el cual examinó el efecto en la presión arterial de una dieta rica en frutas, verduras, y lácteos bajos en grasa y restringida en la total y saturada. Los científicos encontraron que las personas hipertensas que la siguieron, redujeron la presión sistólica en once puntos y la presión diastólica, en seis, tanto como los medicamentos.


Un estudio más reciente llamado OmniHeart (Estudio del Consumo Óptimo de Macronutrientes para la Salud del Corazón) mostró que la dieta DASH, rica en frutas y verduras, disminuía aún más la presión arterial cuando parte de los carbohidratos eran reemplazados por proteína o por grasas insaturadas saludables (aguacate, nueces, etc).

 

Sistema respiratorio: investigadores de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) reportaron recientemente que las personas que comen cinco o más manzanas cada semana tienen mejor función pulmonar y menor riesgo de asma y otras enfermedades respiratorias en comparación con las que no las consumen.

 

Cáncer: un reporte del Fondo Mundial y del Instituto Americano para la Investigación del Cáncer sugiere que la lechuga y otros vegetales de hojas verdes, y las frutas pueden proteger contra ciertos tipos de cáncer, incluyendo: boca, garganta, laringe, esófago y estómago. En 1997, investigadores finlandeses reportaron que ciertos antioxidantes de las manzanas pueden reducir el riesgo de cáncer de pulmón.


Componentes específicos de los alimentos pueden también proteger contra la enfermedad. El licopeno se encuentra en tomates y productos cocidos a base de tomate (salsas, pastas, jugo), patilla, pimentón rojo, etc. Varios estudios han demostrado la relación entre estos alimentos que contienen la sustancia y la protección del cáncer de próstata, como el más reciente, publicado en el International Journal of Cancer del 2007.  El estudio de la Universidad de Harvard demostró que las mujeres que consumieron la mayor cantidad de vegetales ricos en carotenoides (como vegetales de color naranja y verde oscuro) tenían menor riesgo de desarrollar cáncer de seno.


Salud visual: siempre hemos sabido que la vitamina A en las zanahorias mejora la visión nocturna; pero se ha descubierto que otras frutas y verduras pueden ayudar a prevenir dos enfermedades de la visión relacionadas con el envejecimiento:  las cataratas y la degeneración macular, las cuales afectan a los adultos mayores de 65 años. Los radicales libres generados por la luz solar, el humo del cigarrillo, la contaminación del aire, etc. parecen estar relacionados con el desarrollo de estas enfermedades.
Los vegetales de hojas verdes oscuras, como la espinaca, contienen la luteína y la zeaxantina, pigmentos que se acumulan en la retina antes de que los radicales libres dañen los delicados tejidos del ojo. También se encuentran en las arvejas, el brócoli, el maíz, la ahuyama, el kiwi y las uvas.


Elementos potenciales
1. Color y textura: hacen más apetitoso nuestro plato.  Comer frutas y verduras de diferentes colores le aporta a nuestro organismo una amplia variedad de nutrientes.
2. Conveniencia: son nutritivas en cualquier presentación; frescas, congeladas, enlatadas, deshidratadas o en jugo están listas cuando nosotros las necesitemos.
3. Fibra: proveen este elemento que nos hace sentir satisfechos y mantienen el buen   funcionamiento de nuestro sistema digestivo.
4. Son naturalmente bajas en calorías; por lo tanto, no engordan como los carbohidratos.
5. Pueden ayudar a reducir el riesgo de ciertas enfermedades: cardiovascular, hipertensión y algunos tipos de cáncer.
6. Vitaminas y minerales: son ricas en estos nutrientes, los cuales nos ayudan a ser saludables y nos dan energía.
7. Variedad: existe casi un número infinito de estos alimentos… ¡Siempre hay algo nuevo para probar!
8.  Son un bocado rápido y natural

9. Divertidas para comer: algunas son crujientes, otras las exprimimos, unas las pelamos…otras no. ¡Y algunas se pueden cultivar en nuestro patio!
10. ¡Saben delicioso!

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet