Síguenos en:

Prepárese para ser madre

Prepárese para ser madre

Es vital que la mujer lleve un estilo de vida saludable y cuente con asesoría preconcepcional para garantizar una gestación óptima. En los últimos cinco a

Prepárese para ser madre
Por:
02 de Octubre de 2006
Comparte este artículo

Es vital que la mujer lleve un estilo de vida saludable y cuente con asesoría preconcepcional para garantizar una gestación óptima.

En los últimos cinco años, según datos de Profamilia, un 54 por ciento de los embarazos fue no deseado. De estos, un 27 por ciento se consideró inoportuno, pues la pareja lo esperaba para más adelante. El otro 27 por ciento se reportó como no planeado.

Estas cifras muestran una cruda realidad: en el país no se programan los embarazos y la planificación familiar sólo se queda en anticoncepción.

La pareja debe ser consciente del momento indicado para concebir un hijo. “La mujer que desea quedar en embarazo necesita equilibrio de mente y cuerpo y, al no estar preparada para tener un bebé, ambas cosas no van a estar en armonía, se afecta la parte emocional y ello se refleja en un embarazo cuya evolución podría no ser la mejor: amenazas de aborto y de parto prematuro”, señala Germán Arango, ginecoobstetra especialista en reproducción humana.

El preámbulo

Es vital que la mujer se prepare física y sicológicamente para convertirse en madre. Según la siquiatra Juanita Atuesta, aquella que desee embarazarse debe estar dispuesta a realizar concesiones sin llegar a la frustración (por ejemplo, afrontar los cambios que implican la maternidad como pasar noches en vela y restringir su vida social), ser tolerante, tranquila con lo que es y lo que tiene, y, en lo posible, con una relación de pareja estable. “Hay ciertas contraindicaciones siquiátricas que le impedirían a la mujer ser madre, como un estado sicótico (alejada de la realidad) o con depresión. Su desarrollo sicológico es importante porque ella es la traductora del mundo para su bebé y si tiene la mente enredada, no va a ser buena mamá”, afirma la siquiatra.

Enfatiza, por ejemplo, que las mujeres que desean tener un hijo a edad avanzada, movidas por la presión social y no por convencimiento propio, tampoco podrán cumplir adecuadamente su rol de madres pues consideran al bebé como un ser que nace para satisfacer una necesidad personal.

Por otro lado, una mujer que no cuenta con el apoyo de su pareja, ya que su embarazo condujo a la ruptura de la relación, culpa al bebé de su fracaso sentimental y es posible que se deprima, con las consecuencias que se derivan de este estado: intento de aborto, mala alimentación y ausencia de controles.

“Uno observa que hay manifestaciones de conflictos sicológicos con el bebé (lo rechaza) como hyperemesis gravídica, vómito constante que dura casi todo el embarazo”, indica Atuesta.

Exámenes y posibilidades

“Debe consultarse al ginecólogo mínimo cada seis meses o al menos una vez al año”, explica el ginecoobstetra Carlos Pérez. En estas visitas se hacen controles de la salud reproductiva y se puede detectar a tiempo cualquier anomalía.

Igualmente, es necesario que la mujer asista a un chequeo preconcepcional, especialmente si padece alguna enfermedad, para que sea controlada.

En esta cita se solicitan pruebas de laboratorio para establecer el estado de salud de la futura gestante. Además, se efectúan análisis que permitan buscar las condiciones físicas adecuadas para pensar en un embarazo y aclarar dudas acerca del momento indicado para concebir.

Según GermánArango, de 100 parejas que tienen relaciones sexuales en los días de ovulación, sólo 20 logran la concepción. Si el ciclo de la mujer es regular, la ovulación ocurre entre el día 12 y 16. Se aconseja no tener más de una relación sexual por día porque, de lo contrario, disminuye el conteo de espermatozoides.

Si la mujer está planificando, debe suspender los anticonceptivos. El cuerpo tarda cerca de tres meses para regular su ovulación y hacer factible el embarazo.

Edad y ritmo de vida

No existe una edad ideal para concebir, pero se estima que entre los 25 y los 35 años es un periodo perfecto para tener un bebé. Después de los 35, explica Arango, cambia la eficiencia de la mujer para reproducirse, pues la calidad de sus óvulos comienza a disminuir. Además, son más propensos a presentar errores en su material genético.

También es importante que se encuentre en el peso adecuado para su talla, que tenga una dieta saludable (equilibrio de proteína, carbohidratos, vitaminas y minerales), que deje el alcohol y el cigarrillo y que limite el consumo de cafeína a menos de tres tazas diarias. “Es conveniente iniciar un suplemento de ácido fólico mínimo tres meses antes del embarazo, pues ayuda a prevenir defectos en el desarrollo del tubo neural”, afirma el ginecoobstetra Germán Arango.

El calcio y el hierro son nutrientes que, igualmente, deben estar en su alimentación en cantidades considerables, afirma el ginecoobstetra Carlos Pérez, director médico del Hospital San José.

Si la mujer no tiene el peso adecuado, es conveniente visitar al médico con anterioridad.

Por Andrea Linares G.Redactora ABC del bebé.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet