Síguenos en:

Donar sangre es dar vida a quien lucha por ella

Donar sangre es dar vida a quien lucha por ella

El 29 de diciembre de 2005 le diagnosticaron cáncer. Daniel recibió la noticia con sorpresa y su primera pregunta fue: ¿tiene cura? Para su fortuna, la respu

Donar sangre es dar vida a quien lucha por ella
Por:
12 de Junio de 2007
Comparte este artículo

El 29 de diciembre de 2005 le diagnosticaron cáncer. Daniel recibió la noticia con sorpresa y su primera pregunta fue: ¿tiene cura? Para su fortuna, la respuesta era positiva.

Tenía 10 años de edad y una aparente obstrucción intestinal, que comenzó a manifestarse desde los 4 años, terminó convertida en un tumor canceroso.

A partir de entonces comenzó el tratamiento y en enero de 2006 inició sus quimioterapias. Sin embargo, sus riñones empezaron a funcionar mal, se le veía inflamado y estaba perdiendo el conocimiento.

Debido al deterioro de su estado de salud, tuvo que ser hospitalizado en una unidad de cuidados intensivos. Le encontraron una falla renal severa que requirió seis hemodiálisis para las cuales se necesitaron 20 donantes de sangre.

“Acudieron más de 25 personas. Mi hijo comenzó a mejorar, pero luego volvió a complicarse y tuvieron que conectarlo a un respirador”, afirma Claudia Herrera, madre de Daniel.

De allí salió un poco estable para continuar con la quimioterapia, procedimiento durante el cual necesitó mucha más sangre.

Del 5 de enero al 28 de mayo de 2006 estuvo en el hospital. En este lapso de tiempo vio la muerte pasar frente sus ojos: más de 10 niños fallecieron en su intento por ganarle la batalla al cáncer.

Daniel siempre mantuvo su espíritu de lucha y cada uno de los momentos de su enfermedad quedó plasmado en fotografías. La sonrisa nunca se desdibujó de su rostro. La fe lo acompañó hasta el final, así como el amor y la lucha de su familia.Hoy su cáncer está controlado y disfruta de esta segunda oportunidad de vida. Volvió al colegio y asiste cada dos meses a chequeos médicos para garantizar que todo continúa bien.

Donar vida

Este año, explica Marcela García, asesora regional en calidad en servicios de sangre de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se decidió que los niños con cáncer debían llevar con su testimonio el mensaje de agradecimiento a todas aquellas personas que donan su sangre de manera voluntaria, con ocasión del Día Mundial del donante de sangre que se celebra mañana 14 de junio. Este mismo día, el Ministerio de la Protección Social de Colombia lanzará la Política Nacional de Sangre.

Por ello, se realizó una convocatoria en los países de la región para escoger a los pequeños que serían portavoces del significado de donar. Daniel García (foto), de Medellín, fue escogido, al igual que otras cuatro niñas provenientes de Estados Unidos, Surinam, Bahamas y Guatemala.

“Tomemos conciencia y donemos de forma recurrente para que en Colombia haya sangre segura, oportuna y en cantidad suficiente para todo el que la necesita”, señala la asesora Marcela García.

“Para un niño con leucemia, anemia o cáncer la transfusión de sangre o de sus componentes significa estar con vida”, afirma Mauricio Beltrán, coordinador nacional de bancos de sangre del Instituto Nacional de Salud (INS).

En Colombia, se estima que entre 15.000 y 30.000 niños necesitan sangre donada (el año pasado, según datos del INS, se transfundieron 30.000 unidades de componentes sanguíneos a niños que lo necesitaban).

Las enfermedades infantiles que con mayor frecuencia requieren transfusión de sangre son la leucemia y otros tipos de cáncer.

Actualmente, indica Marco Antonio Páez, director del banco nacional de sangre de la Cruz Roja, los hospitales pediátricos requieren especialmente plaquetas (células necesarias para la coagulación). “Un persona puede donar una unidad de estas. Un niño con leucemia puede requerir transfusiones de 24 unidades de plaquetas al día, que significaría igual número de donantes”, explica.

El glóbulo rojo, por ejemplo, tiene una vida útil de 42 días; las plaquetas sólo cinco, de allí su necesidad continua. Cuando estas son insuficientes el niño con cáncer comienza a sangrar.

Ahora existe un procedimiento conocido como aféresis, por medio del cual una solo persona dona únicamente plaquetas: se conecta a una máquina y por ciclos le extraen un volumen de sangre del cual se retiran exclusivamente las plaquetas y el líquido retorna al cuerpo. Esto dura entre una y dos horas.

Con esta técnica se obtienen 12 unidades de plaquetas de un solo individuo. Sin embargo, su uso es limitado por el costo. Un donante por aféresis puede donar plaquetas casi 24 veces al año.

“Una persona puede donar cada tres (si es hombre) o cuatro meses (si es mujer). Si todos se acercaran a donar cada 4 a 6 mese sin necesidad de que exista una catástrofe, vamos a tener flujo continuo de donantes que le va a garantizar a la población pediátrica una cantidad de plaquetas adecuada para suplir las necesidades”, afirma el director del banco nacional de sangre de la Cruz Roja.

Según Mauricio Beltrán, el año pasado donaron alrededor de 550.000 personas y de estas, cerca del ocho por ciento más de una vez. “Son donantes voluntarios y repetitivos que es lo que finalmente deseamos que suceda”, expresa.

Anualmente se necesitarían cerca de 900.000 unidades de sangre. Otras cifras hablan de 1 a 2 millones al año.

“Aquellos que por alguna circunstancia no son aptos para donar pueden ser promotores de donación voluntaria de sangre contándole a otros que pueden ser donante y que cada día se transfunden más de 2.500 componentes sanguíneos en los diferentes pacientes que la requieren en Colombia”, puntualiza Beltrán.

De interés

De acuerdo con la OPS, los países con mayor donación voluntaria de sangre son Uruguay y Cuba con 100 por ciento, Costa Rica con 57 por ciento y Colombia con 50 por ciento. De una unidad de sangre (450 ml) se pueden obtener glóbulos rojos, plaquetas, plasma y crioprecipitado. Según el INS, la mayoría de las donaciones se captan en Bogotá (31 por ciento), Antioquia (16.5 por ciento) y Valle (11 por ciento). La mayoría de la población es de grupo sanguíneo O Rh positivo (+): 56.2 por ciento; seguido de los grupos A Rh (+) con 26 por ciento; B Rh (+) con 7.3 por ciento y AB Rh (+) con 1.4 por ciento. Los grupos con Rh negativo (-) más comunes son: grupo O con 5.1 por ciento; grupo A con 2.7 por ciento; grupo B con 0.7 por ciento y grupo AB con 0.3 (datos del INS). Para ser donante voluntario se requiere: Llevar un estilo de vida saludable (alimentarse bien, hacer ejercicio, nada de vicios y tener una vida sexual adecuada). No tener enfermedades. No estar ingiriendo medicamentos. Ser mayor de 18 años y menor de 65. Pesar más de 50 kilos. Haber transcurrido más de un año después de haber recibido transfusión sanguínea o haberse tatuado. No haber sufrido hepatitis A después de los 10 años. Donar sangre no engorda ni transmite infecciones. No estar embarazada ni en los 6 primeros meses de lactancia. No se deben cambiar los hábitos alimenticios. Solo aumentar ingesta de líquidos.

Testimonios

José pacheco, donante repetitivo de plaquetas: “Por mi recuento plaquetario, puedo donar cada 20 días o mes si es posible. Hay niños que dependen de esto para seguir viviendo. Comencé siendo donante de sangre y luego por aféresis. Dedicarle una hora de tiempo a una donación de sangre que le puede prolongar muchos días de vida a un niño y no cuesta nada”.

“Donar es un acto de amor y su única consecuencia es salvar la vida de otros”: Claudia Herrera, madre de Daniel García Herrera.

Andrea Linares G.Redactora ABC del Bebé

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet