Síguenos en:

El sobrepeso tiene sus riesgos

El sobrepeso tiene sus riesgos

Alteraciones metabólicas, como la resistencia a la insulina, podrían estar relacionadas con el síndrome de ovario poliquístico.El peso es clave en su diagn

El sobrepeso tiene sus riesgos
Por: ABCdelbebe.com
10 de Julio de 2007
Comparte este artículo

Alteraciones metabólicas, como la resistencia a la insulina, podrían estar relacionadas con el síndrome de ovario poliquístico.El peso es clave en su diagnóstico y tratamiento hacia el futuro.

El exceso de vello en lugares femeninos no habituales (como barbilla, espalda, pecho, patillas), la obesidad y la irregularidad de los ciclos menstruales son características que pueden llevar al diagnóstico del ‘síndrome de ovario poliquístico’, una condición que afecta aproximadamente al 10 por ciento de las mujeres entre los 15 y 45 años de edad.

Se le denomina ‘síndrome’ porque reúne signos y síntomas sin una causa precisa y suele asociarse a varias situaciones. “No es tan sencillo el diagnóstico, a no ser que estén presentes al menos dos de las tres características mencionadas. La más frecuente es la alteración del ciclo menstrual, acompañada de cambios en el peso”, afirma el ginecólogo Jesús Alberto Ruiz, especialista en medicina reproductiva y director de Medifértil.

Algunas mujeres también pueden consultar por dolor en los senos y acné. “Llegan pacientes con síntomas particulares, como trastorno en la menstruación, y hay que efectuar una serie de exámenes para saber si se trata del síndrome de ovario poliquístico. En quienes consultan por exceso de vellos en áreas donde normalmente los hombres los tienen, podría ser más fácil hacer este diagnóstico”, explica el ginecoobstetra Carlos A. Díaz Támara.

Este síndrome es diferente a los quistes en los ovarios, que son folículos mayores a 30 mm. Los ‘quistes’ del ovario poliquístico, por llamarlos de alguna manera, son menores de 10 mm. Según el doctor Ruiz, se trata realmente de muchos folículos allí contenidos que nunca liberaron su óvulo, no se gastaron; la ausencia de ovulación se explica porque estos folículos sólo crecen hasta los 10 mm, en promedio, y para expulsar el óvulo deben hacerlo hasta los 20 o 22 mm.

“La paciente que tiene síndrome de ovario poliquístico no ovula y al no hacerlo, forma ‘quistes’ en los lugares donde no se liberó el óvulo, produciéndose andrógenos que favorecen la aparición de vello”, explica el ginecoobstetra Díaz. Estos no siempre existen en el síndrome poliquístico. Antecedentes familiares y sobrepeso son factores de riesgo para desarrollarlo.

Resistencia a la insulina

Estudios recientes apuntan a una alteración metabólica, y no sólo a un trastorno ovárico, como posible causa del síndrome, dado que los cambios en los ciclos (a algunas mujeres les llega el período cada tres o seis meses) puede tener su origen en la resistencia a la insulina, hormona secretada por el páncreas que permite el ingreso de la glucosa a la célula. Este proceso no es posible si existe tal resistencia.

“Al haber tanta insulina circulante, dichos cambios endocrinos llevan a que se presenten sobrepeso y obesidad”, dice el médico Ruiz.

Según el ginecoobstetra Díaz, la resistencia a la insulina se asocia, además de obesidad, a infertilidad, problemas de colesterol y diabetes.

En el 41 por ciento de los casos, la mujer presenta obesidad; en el 69 por ciento, exceso de vello; en el 50, ciclos irregulares y en el 70, infertilidad.

La obesidad y el trastorno en la menstruación, sin embargo, no siempre son condiciones para que se presente la enfermedad.

Exámenes

Para llegar al diagnóstico, se practica un estudio de hormonas en sangre con el fin de determinar si hay alteración y ausencia de ovulación. La ecografía vaginal, por su parte, muestra una imagen similar a un collar de perlas, es decir, ovarios grandes con folículos menores de 10 mm a su alrededor, aunque no es fácil de detectar.

Igualmente, se pueden solicitar exámenes de glicemia e insulinemia en ayunas.También se revisa la historia clínica. Con el paso de los años, los síntomas son más marcados.

Tratamiento

Como es multifactorial, se intenta controlar el síndrome predominante. Sin embargo, dice Díaz, casi todas las mujeres mejoran bajando de peso.

Para la infertilidad y la búsqueda del embarazo: se prescriben medicamentos específicos que inducen la ovulación. Si después de seis u ocho meses de su consumo no se logra la ovulación (en pacientes menores de 35 años) y existen dificultades para controlar el peso, es posible que se requieran tratamientos de reproducción asistida. Si la mujer no desea quedar en embarazo: se le administra una sustancia que disminuye la resistencia o los niveles de insulina en sangre para que recupere la actividad ovulatoria. Igualmente, anticonceptivos para bajar niveles de hormona masculina y regular el ciclo. Laparoscopia para abrir huecos al ovario (drilling ovárico): se abren de 18 a 20 orificios en la corteza de ambos ovarios para que haya cambios endocrinos dentro de estos y se produzca la ovulación. Es un procedimiento que ha caído en desuso. Para el control del peso en etapas tardías de la reproducción (mujeres de 40 años), debe hacerse una cirugía bariátrica (que achica el estómago y logra que la persona baje de peso) para ovular. El manejo del vello. Hay medicamentos que disminuyen el largo y el grosor, pero no lo eliminan. La depilación es otra buena opción.

Por Andrea Linares G.Redactora ABC del bebé.

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet