Síguenos en:

Embarazo sicológico, mujeres con el vientre vacío

Embarazo sicológico, mujeres con el vientre vacío

Trastornos sicológicos y ciertas situaciones personales pueden desencadenar un embarazo que solo está en la mente. Si oye hablar de ?Bloody Mary? y lo único

Embarazo sicológico, mujeres con el vientre vacío
Por:
05 de Septiembre de 2007
Comparte este artículo

Trastornos sicológicos y ciertas situaciones personales pueden desencadenar un embarazo que solo está en la mente.

Si oye hablar de ‘Bloody Mary’ y lo único que viene a su cabeza es un coctel, tendrá que repasar  los libros de historia, pues también se trata del sobrenombre de María Tudor, la reina inglesa que persiguió a los protestantes para restaurar el catolicismo en su país. Lo que pocos saben es que la llamaron María la sanguinaria cuando un obispo le hizo creer que no podía quedar embarazada por la escasa quema de herejes; entonces, ella fortaleció su lucha en su intento de procrear, aunque en realidad era estéril y tuvo dos seudociesis o embarazos sicológicos.

El de María es uno de los casos más famosos de mujeres convencidas de estar gestando, aunque no haya ningún asomo de vida en sus vientres. Según la ginecoobstetra Luz Ángela Uribe, en ocasiones es muy difícil establecer que la paciente tiene un embarazo sicológico antes de practicarle una ecografía, porque presenta casi todos los síntomas.

Cambios físicos

Dejan de menstruar durante nueve meses o sus periodos disminuyen significativamente y es muy posible que  una prueba de embarazo salga positiva porque tienen altos niveles de gonadotropina, la hormona que indica si hay gestación o no. Aumenta el tamaño de su vientre, por una alteración en los estrógenos, y las glándulas mamarias producen leche, por un desorden de prolactina. Esto ocurre porque se incrementan los niveles de todas estas hormonas, reguladas por la hipófisis, cuyo funcionamiento se altera por un trastorno sicológico.

“Se puede detectar que no está embarazada porque cuando hay concepción el ombligo sale y florece; en la mujer con seudociesis este permanece deprimido y ella aumenta más de peso que la mujer verdaderamente embarazada. Los especialistas llegan a confundirse porque ellas aseguran sentir al bebé, tienen náuseas, antojos, dolores de cabeza y caminan como un pato. Es muy complicado, porque la seudociesis es un trastorno sicosomático de expresión. La mujer no puede comunicarse y se convence de que está embarazada, aunque no ha engendrado”, explica la doctora Uribe.

Las razones por las que se puede  presentar un embarazo sicológico varían de acuerdo con la vida personal y afectiva. Aunque los casos más representativos se caracterizan porque ella desea fervientemente ser madre, pero es estéril; cree que un hijo salvará su matrimonio en crisis, piensa que ya no es productiva al llegar a la menopausia o quiere reafirmar su feminidad. También  ocurre en mujeres con rasgos y facciones masculinas. También, cuando goza de una plena vida sexual, pero teme ser madre pues se podría arruinar su relación de pareja y se ‘embaraza’ para enfrentar la situación.

La siquiatra y sicoterapeuta Rocío Barrios aclara que la pseudociesis es una enfermedad mental. “La padecen mujeres con tendencias o rasgos sicóticos, algún tipo de esquizofrenia o trastornos fronterizos de la personalidad. Son personas que bordean entre la neurosis y la psicosis”, dice Barrios. 

Sin embargo, las razones por las que se puede presentar un embarazo sicológico deben ser consideradas como factores de riesgo. En ese sentido, Barrios agrega: “Las enfermedades mentales no aparecen por una causa única y directa, sino que se juntan muchos factores que la detonan, y si bien algunas circunstancias aumentan la probabilidad de que presente un embarazo sicológico, los principales factores de riesgo son los mentales”. Los más destacados son: 

Trastornos límites de personalidad: las personas que los padecen tienen dificultad para relacionarse con otras personas, tienden a ser ‘planas’, es decir, se mantienen en una suerte de limbo intelectual y emocional,  no se adaptan a los cambios y en algún momento se ‘rompen’; en siquiatría este término significa que pueden hacer algo muy extraño, primario o básico. Brotes sicóticos anteriores: son momentos, generalmente situaciones de crisis, en los que la persona pierde el juicio, el raciocinio y el contacto con el mundo. El brote sicótico siempre tiene una base en el carácter; por ejemplo, un factor de riesgo para que se presente es que lo anteceda un trastorno de personalidad. Esquizofrenia: la esquizofrenia es un trastorno mental muy severo que afecta el pensamiento, la memoria, el raciocinio, la sensopercepción, el afecto, las relaciones con los demás y el juicio.

En la primera seudociesis que presentó María la sanguinaria, la corte alcanzó a repartir las invitaciones para el bautizo del bebé que nunca llegó y se dice que los médicos atribuyeron la inflamación de su vientre a una retención de líquidos y no consideraron necesario someterla a ninguno de los tratamientos de la época.

Un caso de seudociesis en Colombia

“Hace muchos años, llegó una paciente con contracciones y sensación de pujo. La examinamos, pero no se le encontró fetocardia, en la sala de partos se colocó en posición ginecológica y tenía un útero de tamaño normal. Le pasamos una sonda vesical y no había orinado, tenía como 2.000 centímetros cúbicos de orina;  normalmente uno almacena sin dolor ni molestia unos 200. Fue eso lo que desencadenó las contracciones y el dolor suprapúbico, porque uno la tocaba y le dolía.

De una manera inconsciente, ese era su trabajo de parto. Empezó a decir que le habían quitado el niño y tuvimos que convencerla mostrándole con el ecógrafo que nunca había estado embarazada; aún así, no creía y le hicimos una radiografía para que viera que no había huesos en su vientre. La unidad de siquiatría la empezó a tratar y el diagnóstico fue que quería tener un hijo para lograr un control absoluto sobre su esposo”, recuerda la ginecoobstetra Uribe.

Por Melissa Serrato Ramírez Redactora de ABC del bebé.

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet