Síguenos en:

Exámenes y vacunas a realizarse antes del embarazo

Exámenes y vacunas a realizarse antes del embarazo

Planear un embarazo significa hacer modificaciones en la vida cotidiana para el bienestar del futuro bebé. Eso incluye cambios en la alimentación, en la acti

Exámenes y vacunas a realizarse antes del embarazo
Por: Redacción ABC del bebé
23 de Noviembre de 2011
Comparte este artículo

Planear un embarazo significa hacer modificaciones en la vida cotidiana para el bienestar del futuro bebé. Eso incluye cambios en la alimentación, en la actividad física y en la salud que pudieran afectar el desarrollo normal de la gestación.


 


El primer paso es consultar al especialista para que sea él quien determine qué hay que hacer antes de pensar en concebir. Es vital definir con prioridad el estado de salud de la mujer: prepararse para la maternidad implica someterse a una serie de exámenes de rutina y a una valoración rigurosa de hábitos, con el fin de comenzar con pie derecho esta nueva etapa de la vida.


Las vacunas también juegan un papel importante en la preconcepción: inmunizarse contra ciertas enfermedades es el mejor camino para prevenir riesgos, pues el embarazo es un estado de mayor disposición a infecciones virales. “El sistema inmunológico cambia porque la gestación es una especie de injerto que tiene la mitad de genes de la mujer y la otra de su pareja; por eso, el organismo debe aceptarlo, tolerarlo y se hace más sensible”, afirma el ginecoobstetra Fernando Laverde. En este sentido, la gestante es susceptible de desarrollar herpes, cuadros gripales severos e infecciones urinarias, entre otros.


Con la historia clínica definida (antecedentes médicos como enfermedades previas e historia familiar y obstétricos como embarazos y partos anteriores, compañeros sexuales, planificación y regularidad de ciclos menstruales), el estilo de vida corregido, un examen físico detallado, el resultado de laboratorios y otro tipo de pruebas, la valoración nutricional, el peso adecuado y una salud dental óptima, se da el visto bueno para buscar el embarazo.


Aunque la mayor parte de los exámenes están cubiertos por el POS, las vacunas para adultos no lo están; sin embargo, los precios son menores para quienes están afiliados a alguna EPS. El costo de las ecografías es cubierto por el sistema de salud siempre y cuando exista remisión del especialista.


Exámenes básicos


Su propósito es garantizar que se reúnen las condiciones óptimas para alojar a ese nuevo ser. Estos son algunos:



  • Citología vaginal. Si la mujer no se ha hecho una recientemente, es conveniente que se la haga. Según el ginecólogo Juan Carlos Ramírez, este examen consiste en tomar una muestra de las células del cuello uterino. Su objetivo es buscar o diagnosticar lesiones premalignas o malignas. Igualmente, hace visibles las infecciones vaginales. De encontrarse alguna anormalidad, el especialista ordena exámenes complementarios.

  • Cuadro hemático. De acuerdo con la bacterióloga Claudia Marcela Tafur, este examen es clave para saber si la mujer tiene anemia o infecciones de tipo viral, bacteriano o parasitario.
    Para detectar anemia, se miden los niveles de hematocrito, hemoglobina y glóbulos rojos. Si están disminuidos, existe la enfermedad.
    Igualmente se cuantifican los glóbulos blancos: “si están aumentados significa la presencia de una infección bacteriana. Si su número es muy bajo, se habla de virus”, explica, por su parte, la bacterióloga Liliana Ramírez.
    El análisis de las plaquetas es otro punto de referencia y su objetivo es detectar problemas de coagulación.

  • Hemoclasificación. Sirve para saber a qué grupo y Rh corresponde. Es muy común la incompatibilidad por Rh, la cual es más frecuente cuando la madre es negativa y el bebé, positivo.

  • Prueba de glicemia. Detecta los niveles de azúcar en la sangre.

  • Prueba de creatina. Su fin es observar la función del riñón. Va acompañada del parcial de orina, el cual detecta la presencia de hongos o bacterias.

  • Parcial de orina. Se realiza con el fin de descartar infección en las vías urinarias altas o bajas. Según las bacteriólogas, es recomendable que la paciente recoja la muestra de forma adecuada y se haga un buen aseo antes de realizarlo. Un consejo: cuando inicie la micción, esperar que salga un poco de orina y luego recoger el líquido restante (toma de la muestra a mitad de micción).

  • Frotis vaginal. Si la paciente lo justifica. Se toma una muestra fresca y se analiza en laboratorio. “En ocasiones se cultiva para identificar si se trata de una bacteria o un hongo”, explica la bacterióloga Claudia Marcela.
    En caso de tratarse de una bacteria, añade Liliana Ramírez, se realiza un antibiograma: en el medio del cultivo extendido se separa la bacteria, se le lleva aparte y se le aplica un antibiótico para saber a cuál es sensible.

  • Serología. Detecta anticuerpos que pueden estar relacionados con el agente causal de la sífilis.

  • Serología para rubéola, herpes y citomegalovirus. Detecta los anticuerpos, sustancias que combaten una infección. Lo ideal es que la mujer los tenga, si no, que se vacune. “Si se infecta de rubéola en los tres primeros meses, esto le puede causar malformaciones serias al bebé”, indica Tafur.

  • Prueba para toxoplasmosis. Un adulto con anticuerpos en la sangre no significa que tiene la infección, sino las defensas. Si la mujer los tiene, su embarazo está protegido. Pero en caso de salir negativa, corre el riesgo de presentar la infección más adelante.

  • Prueba para VIH. Es un examen voluntario que se realiza con sangre. Se hace para detectar la presencia del virus.

  • Prueba de tiroides (TSH). Según Laverde, este examen es de suma importancia debido a la elevada incidencia de hipotiroidismo en el país, el cual se puede manifestar con un aborto.

  • Salud oral. Si se requiere un tratamiento de procedimientos, es mejor efectuarlos antes del embarazo.

  • Purgarse. Para eliminar cualquier parásito en el colon o el intestino.

  • Tacto. Si se requiere.

Ciclo menstrual


La irregularidad en el periodo menstrual puede afectar la fertilidad, pues dicho patrón es un indicio de la manera como funciona el sistema hormonal y la ovulación. Una mujer cuyo periodo le llega cada tres meses, y quiere quedar en embarazo, debe consultar para saber el porqué de su anormalidad.


Se practican pruebas de hormonas como tiroides, prolactina, FSH, LH, Estradiol y progesterona con el fin de conocer el origen de dicha irregularidad. “Aunque la gran mayoría tienen exámenes normales y son irregulares porque sus ovarios no ovulan, debe plantearse la necesidad de que no espere mucho para concebir”, opina Laverde.


Una pareja es fértil hasta que demuestre lo contrario. Si después de un año de relaciones sexuales sin protección no se logra el embarazo, es conveniente buscar ayuda.


Parte del tratamiento de la irregularidad es la prescripción de medicamentos inductores de la ovulación: la regularizan y aumentan las posibilidades de la gestación, siempre y cuando el problema radique sólo en este punto.


Para apoyar lo anterior se realiza un seguimiento ecográfico del crecimiento de los folículos ováricos, se programan relaciones sexuales o se insemina el día de la ovulación.


Vacunas


Estas se elaboran de virus atenuados o de partículas virales. Para buscar el embarazo, es recomendable inmunizarse de tres a seis meses antes.


Juan Manuel Gómez, director de la Unidad de Prevención y vacunación internacional de la Asociación Colombiana de Infectología, indica que antes de planear la concepción de un hijo la mujer debe estar vacunada o haber adquirido inmunidad en el pasado a través de la enfermedad. “El médico debe asegurarse de que esté inmune contra varicela, hepatitis A y B, rubéola particularmente,y que tenga una dosis actualizada de la triple viral, es decir, sarampión, paperas y rubéola. Igualmente, una dosis de DPTa (vacuna contra difteria, tos ferina y tétanos) si no ha tenido un refuerzo de DTP en los últimos 10 años”, añade.


Una de las indicaciones, sugiere Gómez, es aplicar la vacuna contra Influenza a mujeres que van a cursar su embarazo durante la época en que se presenta.


Como efectos secundarios de la inmunización, pueden aparecer dolor en el sitio de la aplicación y en ocasiones, dice Gómez, quejas asociadas a la enfermedad para la cual se están vacunando, como un brote pequeño en el caso de vacunarse contra varicela y rubéola.


“Aunque el esquema de las vacunas contra hepatitis A y B tenga alguna variación, generalmente la mujer queda bien inmunizada. La vacuna de varicela debe estar acompañada de otra dosis, al mes de la primera, para lograr un efecto duradero. El refuerzo de triple viral es único, así como el de la triple bacteriana DTPa”, recalca.


Durante el embarazo se deben sugerir las vacunas contra hepatitis B y toxoide tetánico.
“Si la mujer se embaraza y no está inmunizada, debe evitar los contactos. Hay infecciones difíciles de distinguir, como una rubéola de una roéola, por lo cual, ante cualquier proximidad de alguien con un brote que carezca de un origen claro, debe distanciarse”, agrega Laverde.


El costo de las vacunas es el siguiente: la de varicela oscila entre 80.000 y 105.000 pesos; la triple viral entre 17.000 y 25.000 pesos; la de hepatitis A y B conjugada entre 68.000 y 88.000 pesos y la de DPTa entre 10.000 y 20.000 pesos, aproximadamente.


Andrea Linares G.
Redactora ABC del Bebé

Comparte este artículo

3 Comentarios

imagen

Comentarios (3)

3
catemoreno25
Hace 2 años
La ginecologa cuando fuimos a hacernos los examenes de sangre para inicar a buscar bebe, fue lo primero que me hizo aplicar, la vacuna de la varicela y demas por que nunca me han dado, esto es muy delicado y NO se puede quedar en embarazo durante los 6 meses durante y terminada la vacuna de la varicela porque puede causar malformaciones en el bebe, es de suma importancia cuidarse y protegerse mas en estos meses
2
wing420
Hace 4 años
agradezco por la informacion tan completa que me brindan a mi y a mi bebe estoy embarazada tengo 3 meses.i date asia
1
rociobella19
Hace 4 años
Que vacunas son las aconsejables antes del embarazo y cuanto tiempo se debe esperar después de ponerse las vacunas para salir embarazada.
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet