Síguenos en:

La cavitación es un tratamiento que no funciona, dice experto

La cavitación es un tratamiento que no funciona, dice experto

Columnista invitado

Cavitación
Por: Ernesto Andrade
28 de Diciembre de 2011
Comparte este artículo

La cavitación es una teoría inventada hace muchos años que, por una razón que desconozco, se ha revitalizado. Fue una de esas tecnologías que nació como un gran sueño y que investigaciones serias llegaron a la conclusión de que no aportaba nada y, por el contrario, podría generar daños en otros lugares del cuerpo de manera indeseada.

Fue un gran sueño: hacer una acción en nuestro cuerpo donde destruyéramos el exceso de grasa sin hacer una liposucción. ¡No funcionó!  Con la llegada de nuevos aparatos, algunos cirujanos plásticos aceptaron el reto de realizar cavitación. Lo hicieron también comprobando sus resultados: realizaban cavitación en medio abdomen antes de llevar al paciente a una abdominoplastia, y ya en la cirugía se extraía una parte de piel y grasa, la cual se enviaba a patología para que encontaran la diferencia, sin advertir qué se había hecho.

Todos los estudios de patología dieron la misma respuesta: “No observamos ningún cambio.”
Por supuesto, los que tienen los equipos y me están leyendo me van a querer matar. Pero así es la medicina. Uno tiene que demostrar, repito “DEMOSTRAR”, que lo que dice es cierto, que es reproducible y que fue generado por aquello por lo cual yo digo que fue generado.  Amplío mi explicación. La cavitación funcionaría si alguien nos demostrara que existieron cambios importantes después de su tratamiento. 

(Vea el artículo "Liposucción en el posparto moldea, pero no baja de peso")
Reproducible es otra palabra de rigor en medicina.  No les digo a mis pacientes que les pongo implantes mamarios y que en algunos sí se verá el efecto, pero en otros no.  Finalmente, que sea eso y solo eso lo que genera el cambio. Si se hiciera un estudio donde a algunos pacientes les pasaran el aparato apagado y les mandaran dieta, les aseguro que el resultado sería el mismo que si el aparato estuviera prendido.
No quiero mostrarme como un enemigo del progreso y la tecnología, lo que pasa es que no se trata de que ciertas personas inescrupulosas, a las que solo les interesa hacer plata, se inventen que esa tecnología adelgazará gente, destruirá la grasa y mandará a la alacena la liposucción. Los resultados no los vemos, solo veo cientos de pacientes desfilar por mi consultorio aburridos de haberse gastado su dinero en algo en lo que no vieron nada importante. Ellos mismos  me dicen que bajaron de medidas porque hicieron dieta y ejercicio.

A algunos los descrestaron con el cuentico chino de que las medidas disminuían inmediatamente después del tratamiento. Qué bueno sería que se las tomaran al siguiente día; les aseguro que no habrían cambiado ni un milímetro.

(Vea el artículo "10 errores y 10 aciertos en la cirugía plástica y estética")
Invito a los promotores de la cavitación a un desafío intelectual, médico, serio y respetuoso: a que me hagan cambiar de opinión, y con gusto lo haré. Eso sí, a sabiendas de que si no lo aceptan es porque les da miedo perder y tener que ser ellos los que algún día, después de muchos reclamos por parte de los pacientes, sean los que tengan que enviar esos aparatos a la alacena.

No podemos seguir aceptando una tecnología que no sirve sino para engañar a los demás.  Yo digo que la cavitación no sirve para nada. Que alguien me “demuestre” lo contrario.

 

(Vea el artículo "Sáquele el cuerpo a la celulitis")

* Cirujano plástico

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
GermaineGoya
Hace 3 años
Estimado Doctor, Leo perpleja su artículo sobre la no efectividad de la cavitacion, más cuando pide información contrastada y es precisamente usted el que dice haber leído estudios científicos, que no identifica. La cavitacion lleva en estética desde hace 5 años pero en medicina mucho más, estoy segura que usted conoce las aplicaciones para las piedras del riñón, tumorales, etc. Y estoy convencida que en estas aplicaciones médicas, usted dirá que la técnica si funciona, pero en medicina-estética no. Tras la cavitacion hay potentes multinacionales, decenas de miles de médicos e ingenieros empleados, centros de investigación en prestigiosas Universidades y Hospitales, y otros tantos Centros médico-estéticos repartidos a lo largo y ancho del mundo. Es cierto que hay gente a la que le ha funcionado la cavitación y otros no, pero esto obedece a una serie de factores que más tienen que ver con la correcta aplicación del protocolo, el cumplimiento por parte del paciente de unos mínimos de alimentación y ejercicio, una máquina que realmente Cavite, etc. Le dejo un artículo que ilustra precisamente esto que le comento http://germainegoyamadrid.com/cavitacion-funciona-efectiva/ , es obvio que si el paciente no cuida su alimentación, la efectividad de la cavitacion queda anulada, pero igual que tras una liposucción quirúrgica, si el paciente realiza una dieta rica en grasas, recuperará toda la grasa extraida. Reciba un cordial saludo, Centro de Cavitación Germaine Goya Alcantara 15. Madrid 28006. Spain
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet