Síguenos en:

Masajes en el embarazo: una sana relajación

Masajes en el embarazo: una sana relajación

De todas maneras, hay que partir del hecho de que el embarazo es una etapa natural, en donde los cambios son un proceso para el cual el cuerpo de la mujer está

Masajes en el embarazo: una sana relajación
Por: *
21 de Noviembre de 2014
Comparte este artículo
 
Son muchos los cambios físicos, biológicos y psicológicos que la mujer embarazada afronta durante los nueve meses de gestación. Sin embargo, son pocas las cosas que en términos de tratamientos se pueden realizar para evitar cualquier complicación para ella o su bebé.

De todas maneras, hay que partir del hecho de que el embarazo es una etapa natural, en donde los cambios son un proceso para el cual el cuerpo de la mujer está preparado, y por ello lo primero es tomarlo como una bendición y no como una enfermedad.

Pese a la buena salud de una madre o a su actitud positiva, existen algunas pequeñas molestias, como el dolor de espalda, el cansancio, las náuseas, la incomodidad al dormir (sobre todo en la última etapa) y el sueño que da en el primer trimestre.

Por ello, algunos especialistas recomiendan tratamientos no invasivos, uno de ellos, los masajes hechos por expertos, después del primer trimestre, exclusivamente.

En esos primeros tres meses solo se pueden realizar masajes suaves en brazos, pies y piernas, nunca en el abdomen. Por el contrario, después del primer trimestre son recomendados, aunque consultando primero a su médico.

Estas son algunas recomendaciones para buscar masajes que puedan dar alivio y relajación.

El masaje para la espalda

El calor local y los masajes alivian las molestias iniciales, pero también existen personas y centros especializados para recurrir a ellos. Es importante tener en cuenta la seriedad y experiencia de estos sitios, pues se debe conocer bien la técnica para manejar a una embarazada.

Para mejorar la circulación: El masaje circulatorio se centra en las extremidades inferiores y comienza por los pies hacia los tobillos, las pantorrillas y el muslo. El sentido ascendente del masaje mejora la circulación sanguínea y la irrigación del tejido linfático con dos objetivos: reducir la pesadez en las piernas provocadas por la dificultad del retorno venoso en el embarazo y reducir la hinchazón o el riesgo de hinchazón debido a la acumulación de líquidos.

Masaje relajante: La ansiedad que afecta a muchas mujeres durante la gestación puede eliminarse o, al menos, disminuirse con un certero masaje que ayude a relajar el cuerpo y la mente de la futura madre; en especial cuando se disfruta en un ambiente tranquilo y acogedor. La mujer puede recibir bien un masaje corporal genérico (que incluya distintas zonas) o bien una manipulación en alguna parte específica del cuerpo, como la cabeza o los pies.

Reflexología

La reflexología sostiene que todos nuestros sistemas, con los órganos involucrados en ellos, tienen en el pie un punto que los representa. Cuando se empieza a trabajar sobre ellos, mediante el masaje, se estimula el órgano o el sistema alterado, equilibrando el funcionamiento de cada órgano y de cada sistema. Así, se consigue el correcto funcionamiento y el restablecimiento del estado de salud. La reflexología podal es la más utilizada, aunque también se puede aplicar en orejas y manos.

Una vez ya pasadas las primeras catorce semanas, la reflexología podal es buena para reducir la ansiedad y el estrés, tratar el estreñimiento, problemas de presión sanguínea, dolores de espalda, acidez, insomnio, hemorroides, vómitos y mareos, dolor muscular, calambres y trastornos urinarios, siempre dejando la zona refleja de ovarios y matriz sin tratar por ser una contraindicación durante el embarazo.

No sobra decir que antes de optar por esta técnica, es recomendable consultar con el médico.

 

 
Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet