Síguenos en:

Proponen que los padres de hoy se formen para ejercer su rol

Proponen que los padres de hoy se formen para ejercer su rol

Herramientas que se ofrecen en la actualidad.

Proponen que los padres de hoy se formen para ejercer su rol
Por: Karen Johana Sánchez
16 de Junio de 2014
Comparte este artículo

Algunos expertos e instituciones creen en la necesidad de una formación seria en el campo de la maternidad, la paternidad y la familia, y ofrecen alternativas que van más allá de una simple asesoría en consulta, para optimizar el papel en la crianza.

Es el caso de Diana Carolina Scarpetta Wiesner, cofundadora y directora ejecutiva de Family Joint –centro virtual de formación y asesoría–, quien afirma que “antiguamente los padres y los abuelos actuaban intuitivamente, pero el mundo ha cambiado y los niños vienen con preguntas y contextos diferentes y, como papás, debemos estar preparados para formarlos. Así como nos preparamos para ser ingenieros, psicólogos, médicos, etc., también debería haber preparación para ser papás”.

Para María del Carmen Vera Morales, psicóloga y tallerista, “cada vez se está observando más niños en el jardín con una serie de dificultades. Por ejemplo, con baja tolerancia a la frustración o dificultad para manejar episodios de rabia, y pienso que hay variables, como nuestro entorno social y ejemplos de los adultos, que les dan explicaciones erróneas. Entonces, es cierto que ningún niño viene con manual, pero escuchar a otros papás y a un especialista pueden dar una serie de tips para afrontar la situación”.

Ahora, no hay una forma de ser buen o mal padre, hay muchas y existen herramientas que ayudan, pero “tampoco se puede obligar a nadie a hacer un coaching o leer un libro.

“Hay gente que le funciona su intuición, y es perfecto. La idea es escoger lo mejor que le funcione a cada uno”, opina Freda Dueñas Silva, coach ontológica, certificada en disciplina positiva y crianza con apego.

Algunas opciones:

Coaching para padres

A raíz de la necesidad de formar a sus hijas para el futuro, Freda Dueñas dejó de trabajar y se dedicó a estudiar el tema de la crianza a fondo, certificándose en disciplina positiva, crianza con apego y coaching ontológico.

Ahora, ofrece asesoría a los padres basada en estas tres teorías. La primera está enfocada en “dejar de relacionar la disciplina con castigo o represión, y darle un contexto claro para construir un base sólida emocional en el niño”, explica. Esta la combina con la crianza con apego, la cual tiene una mirada un poco diferente porque –añade–,parte del amor y propone que el niño decida y experimente la emoción “generando un lazo fuerte el padre con su hijo, entendiendo las necesidades del pequeño en pro de un mejor desarrollo”.

Sin embargo, ella insiste en que los padres necesitan tanto la validación emocional de los niños como la de ellos mismos y, en ese sentido, entra a actuar el coaching ontológico: “mira a la personas como un observador de situaciones en tres dimensiones: lenguaje (parte racional), cuerpo y emoción. Cómo vive, qué siente y cómo se para frente a una circunstancia y no solo mira a su hijo, sino a usted mismo”.

Para ella, su proyecto consiste en ir más allá de los tips de crianza y abrir un espacio de reflexión en los adultos sobre sus emociones y lo que ellos también viven.

El coaching para padres consiste, entonces, en trabajar con el padre o la pareja interesada en una conversación inicial, fuera de casa, sobre sus necesidades y diseñar una estrategia y una intervención en el hogar, según el caso. “Si le pasó algo al niño, pueden sentarse con él a revisar qué tan grave es. Y se dan herramientas a los padres para entender por qué lo hace”, señala Freda Dueñas Silva, coach ontológica, quien además dicta talleres sobre límites, regulación emocional y rutinas infantiles.

Para la pareja

Carolina Gómez Vásquez, dentro de su experiencia como madre, sintió la falta de acompañamiento que tienen las parejas. De ahí surgió su idea de investigar sobre el tema y ahora es coach ontológica y miembro del Grupo KMA3 (profesionales que trabajan temas de pareja, familia y sexualidad, entre otros), el cual ofrece el taller Tejidos, dirigido a la pareja y la familia.

“Hemos visto que para desarrollar la familia, lo principal es que la pareja tenga una buena relación, puedan comunicarse, definan las cosas que quieren y tenga un mismo norte. Entonces, buscamos que las personas se conozcan como individuo,  qué quieren y cuáles son sus expectativas para, desde ahí, se revise la capacidad de relacionarse con los demás: pareja, hijos, papás”, explica.

El taller se compone de tres módulos principales y se estructura desde el Coaching Ontológico, el cual que permite observarse a sí mismo, reconocerse y, así, ampliar las posibilidades para llegar al camino deseado. “No es una técnica puntual y no creemos en una receta mágica para tener el éxito en las relaciones, sino que cada cual encuentre acorde a su manera de ser, su historia y lo que busca en la vida”, enfatiza.

El primero es el autodiagnóstico (conocerse a sí mismo); luego se trabaja en cómo son las relaciones de ese individuo con los demás y, el último, busca la construcción de relaciones y comunicaciones cordiales y positivas de la pareja o de la familia.

Cada taller dura tres días y el módulo cambia cada tres meses; hay contenido teórico y práctico. Entre estos, se pueden desprender varias temáticas que se tratan a profundidad y de forma particular como manejo del conflicto, sexualidad o paternidad y maternidad.

Desarrollo de habilidades

“A raíz de las múltiples consultas sobre pautas disciplinares, se detectó que muchos papás tienen dificultades para ponerse de acuerdo en cuáles son las normas de la casa, cómo hacerlas cumplir, cómo deben ir acordes con la edad de los niños y cómo, siendo papá y según el estado de ánimo que tengo, hago o no cumplirlas”, dice la psicóloga María del Carmen Vera Morales, directora del taller Desarrollo de habilidades parentales, sobre la motivación de crear este tipo de herramientas que apoyan a los adultos en la crianza.

María del Carmen es certificada en terapia racional emotiva conductual, enfoque, además, de este taller, que consiste en “aprender a detectar cómo mi estilo de percibir el mundo está incidiendo en la educación o en la forma de corregir a mi hijo. Por ejemplo, si el niño se está portando mal, digo que lo está haciendo a propósito, es maleducado y voy a actuar a partir de eso”.

Se trabaja la relación de pareja y las pautas de comunicación. Luego el establecimiento de las normas y tips para lograr los objetivos a partir de ejercicios prácticos y situaciones cotidianas. Son 5 módulos (habilidades parentales 1 y 2, dinámicas familiares, desarrollo madurativo y duelo), mensuales y grupales, que duran 2 horas.

Curso virtual

“Encontramos que los papás tienen una tarea fundamental y es lograr que sus hijos sean felices cuando sean adultos”, dice Diana Carolina Scarpetta Wiesner, cofundadora y directora ejecutiva de Family Joint, una empresa que ofrece, entre otras cosas, un curso virtual llamado Padres orgullosos.

Para lograr la felicidad de los niños y adultos del mañana, dice Diana, se trabaja en tres temas fundamentales: lograr que los padres puedan desarrollar el talento de sus hijos o apoyarlos en su desarrollo para que el niño haga lo que le gusta el resto de su vida. Trabajar en estilos parentales para atender necesidades en el tema de modelos de autoridad. Y en el bienestar afectivo; es decir, cómo desarrollar habilidades afectivas y sociales en los hijos para garantizar vínculos sólidos y sanos.

La idea es que, durante un año, el padre tenga acceso a un programa virtual. Inicialmente consiste en registrar a los hijos y hacer un diagnóstico de cada uno de ellos para realizar determinadas actividades. Por ejemplo, “si eres una mamá permisiva, autoritaria o negligente, se va a mostrar una gráfica de qué porcentaje hay en cada modelo de autoridad y se sugieren actividades para hacer en casa con el niño, según la edad y el diagnóstico”, explica Diana.

Cada vez que termina una actividad, programada en un calendario virtual, el sistema pedirá una evaluación para saber si funcionó o no. De tal manera, se sigue el proceso, se hacen modificaciones y, al final, se registran los cambios del diagnóstico inicial.

A esto se le suman talleres virtuales en cada una de las líneas de trabajo, dictados por expertos en diversos temas y que también deben ser evaluados, y un libro físico o digital con actividades en cada área de profundización.

 

 

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet