Síguenos en:

Cómo enfrentar los problemas de los primeros meses de matrimonio

Cómo enfrentar los problemas de los primeros meses de matrimonio

El primer año de matrimonio es fundamental en la construcción de la vida futura de los esposos. Ceder, pelear, entender y tolerar, todo cuenta para crear la p

Cómo enfrentar los problemas de los primeros meses de matrimonio
Por: Edna Juliana Rojas H.
10 de Julio de 2007
Comparte este artículo

El primer año de matrimonio es fundamental en la construcción de la vida futura de los esposos. Ceder, pelear, entender y tolerar, todo cuenta para crear la pareja ideal.

El día de la declaración, los largos meses de preparación para la ceremonia y la recepción, la noche de bodas y la luna de miel... todo ese periodo es prueba ganada, pero no superada. Durante el último año, ella se ha despertado con el pelo ensortijado y la cara lavada, a veces con la pestañina corrida, mientras él ha tenido un aliento para emprender la huida y un estómago que cada vez cabe menos en la camisa de la pijama.

Han discutido por el orden de la casa y las escandalosas cuentas de la luz, pero también han estado juntos escogiendo cada uno de los muebles que mejor se acomoda en los rincones de su casa. Han salido de viaje, teniéndose solo el uno al otro, disfrutando dormir cada noche abrazados, así a simple vista no haya un romántico despertar.

Las novelas y las películas rosa siempre terminan con una fabulosa fiesta que celebra la boda de la pareja que luchó incansablemente para estar unida y ese parece ser el prólogo de una vida entera de felicidad. Nada más distante de la verdad.

El matrimonio puede ser un camino feliz, pero es un premio que se obtiene al superar obstáculos, trabajar por metas, llegar a acuerdos, hacer gala de la tolerancia y tomar la bandera del respeto, entre muchas otras pruebas. Y si no, que lo digan quienes celebran su primer año de matrimonio.

Una pareja, un pacto

La clave del éxito en la convivencia es lograr acuerdos, debido a que ahora tendrán que enfrentarse a la novedad de compartir espacios y tiempo. Es muy importante asumir que los dos son uno solo y que su trabajo, sus deseos, sus expectativas deben ir orientadas al bienestar de los dos.

María Elena López, sicóloga terapeuta de familia, autora de libros como Inteligencia en pareja, asegura que esos primeros pactos deben centrarse en las costumbres de cada uno, los roles que van a desempeñar los dos y en el funcionamiento cotidiano de la casa. También sobre las expectativas acerca de la sexualidad, la concepción, el manejo del dinero y proyectos futuros”.

Martha Mejía, sicóloga y terapeuta, asegura que “estos son acuerdos que no se deben hacer implícitamente. Es importante hablar y hasta dejar por escrito, porque, por ejemplo, económicamente se presentan discusiones fuertes debido a que hoy día trabajamos a la par hombres y mujeres. Cuando se une una pareja cada quien tiene su autonomía económica, entonces lo menos que quiere cada persona es que se afecte su solidez”.

Las labores del hogar, por ejemplo, deben ser de común acuerdo, para que no sea una misma persona, por lo general la mujer, la que termine limpiando, cocinando y encargada de los quehaceres. Si la situación comienza así, de esa forma continuará.

Los gastos de la casa también deben ser pactados desde el principio, porque aunque hablar del tema genere temor, después de un tiempo, cuando una persona sienta que está solventando los gastos más que la otra, puede empezar la desazón.

Un acuerdo sexual

Cuando se es novio, existe poco tiempo para el sexo. No quiere decir que les dediquen un corto espacio a los placeres de la carne, sino que no se cuenta con la tranquilidad, el lugar y la disponibilidad necesaria para estar juntos. El hecho de que no haya convivencia, hace que los encuentros sexuales sean distanciados y eso aumenta el deseo.

Incluso tienen mente abierta para establecer diversas rutinas y hacer propuestas novedosas. Cuando va a haber un encuentro sexual se acicalan, usan la mejor ropa interior, un buen perfume y la mujer se depila de punta a punta.

Pero estar juntos día y noche hace que se olviden pronto los cuidados que se tenían. Así lo afirma la terapeuta sexual Martha Mejía. “La pareja tiene el concepto de que se terminó la búsqueda, el romance, incluso el autocuidado. Cuando se casan, rápidamente esta actitud va desapareciendo. Los primeros tres meses la mujer, usa transparencias. Luego piensa, qué pereza ir a dormir con el mismo”.

“Ella antes se preparaba para meterse en un vestido talla 6, después no es tan importante porque ahí cree que terminó la búsqueda y que con la bendición del cura ya quedaron amarraditos. Eso los hace sentir muy seguros de la pareja”.

A diferencia del noviazgo, la sexualidad se puede manifestar en cualquier parte de la casa, y a cualquier momento, sin que los papás o los hermanos abran la puerta accidentalmente o no tienen que esperar tres o cuatro días para verse y estar juntos; quizás por eso se va perdiendo el entusiasmo y la creatividad. Además, en el primer año la pareja está concentrada en crear proyectos comunes de vida y en poner a marchar su hogar. Aunque por supuesto, cuando se cumple el primer aniversario aún se vive un idilio en esta área.

La razón más frecuente que muchos aducen para disminuir el número de encuentros es el cansancio laboral. No se deje engañar, porque no hay nada más satisfactorio y liberador que hacer el amor, dicen los expertos.

Primeras crisis

No se puede generalizar que cada pareja al cumplir su primer aniversario sufre una etapa compleja, señala la sicóloga María Elena López.

“Pero sí constituye un periodo crítico en el que se confrontan las historias familiares de cada uno de los componentes de la pareja. Y algo muy importante es que se pasa de un periodo de idealización del otro, a algo que se ha llamado realificación de la relación y es ver a la pareja con principio de realidad, con sus virtudes y defectos, sus capacidades y dificultades. Además, se confrontan todas las ideas que ambos traen acerca de cómo es la vida juntos”.

Es absolutamente normal que existan los desacuerdos, pero es muy importante enfrentarlos con tolerancia, voluntad y respeto. Además es importante no enfrascarse en discusiones que lleven a ofensas, sarcasmos o actitudes humillantes, porque las pequeñas inconformidades pueden convertirse posteriormente en grandes problemas.

Consejos desde la experiencia

Héctor Gerardo Pérez es un mexicano de 50 años que cumplió las bodas de plata con su esposa. Él tiene un blog (página de internet) dedicado a narrar algunas de sus experiencias personales, entre ellas su primer año de matrimonio. Desde su experiencia, quiso aconsejar a los lectores de ABC del bebé sobre cómo llegar al primer aniversario:

“Es fundamental establecer lineamientos para cimentar algo firme en el matrimonio. La comunicación constante en todas sus formas, el respeto a los puntos de vista diferentes, escuchando para sumarlos, si el caso fuera, o debatirlos con fundamento de manera prudente, atacando al ‘problema’ y no a la persona, sumando coincidencias y respetando diferencias.

Desde luego, la vida de novios es distinta a la de casados, ya que al casarte asumes responsabilidades que no tenías. Aún siendo honestos desde el noviazgo, es decir sin apariencias ni poses, existen cambios. Lo importante es que estemos en la misma frecuencia y establezcamos el rumbo y el ritmo que como pareja deseamos alcanzar.

Creo que el primer año es muy importante para sentar las bases, pero de nada sirve una casa que solo se queda en los cimientos; es construir todos los días, dar mantenimiento permanente a la relación, el tiempo es relativo lo importante son los hechos.

El noviazgo, ¿un espejismo?

Para la sexóloga y terapeuta de pareja Martha Mejía, ni cinco años de noviazgo podrán igualarse a un año de matrimonio, por las marcadas diferencias entre los dos tipos de relaciones. “Antes de la boda, las personas no siempre se manifiestan tal y como son, allí no hay demasiado tiempo para compartir y sacamos lo mejor de la personalidad.

Empezando porque a las citas, la persona va de la mejor manera, allí difícilmente la van a ver desmaquillada o despeinada; tú evitas que haya discusiones porque el poco tiempo lo aprovechas para disfrutar de la compañía, no hay quejas y no das demasiada trascendencia porque no quieres que se acabe el momento. Esos referentes mínimos llevan a que idealices a tu pareja. Cuando llegas al matrimonio, en el primer año saltan algunas realidades cuando se despiertan sin maquillaje, despeinado, los dientes sin cepillar, se encuentran con cositas comunes de todo terrenal, pero que allí son más evidentes”. La experta señala que algunas parejas llegan a terapia el primer año porque antes de casarse tienen expectativas muy altas sobre lo que es realmente la convivencia y que al cumplir el primer año de matrimonio no se han alcanzado.

Romance de aniversario

Una noche romántica es la celebración perfecta para festejar el primer año de matrimonio. El Hotel de la Ópera está ubicado en una antigua construcción en el corazón de La Candelaria, el barrio histórico de Bogotá y cuenta con un plan para esta ocasión especial.
Los votos de amor se pueden renovar en la habitación decorada para la ocasión con lencería de lujo cubierta con pétalos de rosas, mientras las burbujas del champaña amenazan con calentarse y la temperatura sube a lo largo de la noche.

Una exquisita cena acompañada de media botella de vino es el prólogo perfecto para la celebración, en el restaurante El Mirador, que cuenta con una hermosa vista de la ciudad y por qué no rematar con masajes, baños calientes y aromatizados, piscina, jacuzzi, turco y sauna en el Thermaé Spa.

Otra opción puede ser, por ejemplo, un curso de sexo tántrico que promete estimular y motivar a la pareja para crecer como amantes, esposos, amigos y compañeros. Las sesiones ayudan a manejar la energía para sentir el orgasmo más allá del área genital. Se aprende a realizar masajes eróticos, a desarrollar la sensualidad, a comunicarse con la mirada, los sonidos y el tacto. Además, se busca superar celos, angustias, miedos y ansiedad de pareja. Familyoga ofrece estos cursos.

Por Juliana Rojas H.
Redactora ABC del bebé.

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet