Síguenos en:

Planee el momento perfecto para concebir a su hijo

Planee el momento perfecto para concebir a su hijo

Tips que se deben tener en cuenta para el momento de la concepción.

Planee el momento perfecto para concebir a su hijo
Por: Mónica Toro
26 de Agosto de 2011
Comparte este artículo

Natalia sabe que por más que esté exhausta, hoy es el día en que le toca tener relaciones sexuales. Trabajó durante 14 horas y llegó a casa a preparar la cena. Desea dormir, pero no puede desperdiciar ese día, posible para embarazarse. Aún no llega Camilo, su esposo, quien estudia una maestría en las noches. Entonces, para ‘matar tiempo’ y no pestañear viendo televisión, decide hacer oficio en su casa: sacude, barre y trapea.

El tiempo pasa. Ya son las 11 de la noche. Una oración para pedir una bendición para el momento que se avecina. Camilo la sorprende lavando los baños. Así que Natalia deja esa tarea para continuar con la otra, la que ya se ha convertido casi en una obligación.

Aunque no quisieran verlo así, ambos ya desean salir de esto rapidito para poder irse a descansar. Deben madrugar a las 5:30 de la mañana.

Sin más preámbulos, empieza y termina el placer. En el acto y después de él, otra oración implorando la fecundación de ese hijo que tanto anhelan.

Cierran los ojos y una despedida: “Hasta mañana”.

El sueño los vence. Pasado mañana se reiniciará la rutina.

****

Así se han convertido la mayoría de las relaciones sexuales de  esta pareja. Llevan ocho meses intentado quedar en embarazo y hacen parte de la lista de las parejas a quienes ‘la tarea’ les ha quedado difícil.

Les ha tocado programar sus relaciones por días y horas. Ni el cansancio, ni las discusiones, ni la movilidad, ni las reuniones familiares pueden perturbar esos días fértiles. Si nos los aprovechan, será un mes menos de oportunidad.

Incluso, aunque no se ha demostrado científicamente que es efectivo, Camilo y Natalia han utilizado las posiciones más recomendadas para embarazarse, usan cojines debajo de la cola y  ella se queda acostada y lleva las piernas hacia atrás. “Han sido meses muy estresantes. Momentos de presión de la familia y de los amigos. Angustia, desesperación y, sobre todo, ansiedad. No nos quitamos de la cabeza que cada encuentro sea la oportunidad para embarazarnos”, cuenta Natalia.

Para ellos, el disfrute cambió, razón por la cual un día ambos llegaron a la conclusión de que debían adornar esas noches de concepción para estar más motivados.

“Organizábamos cenas con velas y música en la casa o salíamos a rumbear y llegábamos más animados. Eso nos sirvió bastante, porque nos alejábamos de la ansiedad y, al mismo tiempo, no sentíamos la noche programada”, relata Natalia.Cada día siguen esperando, mes a mes, a que la naturaleza los premie y, así, celebrar la llegada del hijo y a la vez volver a disfrutar de esos encuentros fortuitos, “ya que ‘la tarea’ nos ha quitado la naturalidad del disfrute”.

Los días de concepción

Organizar esos encuentros amorosos para fecundar, como lo hacen Camilo y Natalia, quizás suena descabellado. Pero esto, seguro, servirá para sumar expresión a esos sentimientos de la búsqueda de un hijo.

La sicóloga Sandra Alejo afirma que aunque hay libre albedrío para utilizar velas, aromas, música y demás, lo más importante de organizar ese rito es que haya más conexión con la pareja.

“Interesante que sea una situación más privada y mágica que, aunque no influirá en la salud ni en el bienestar de su bebé, será una ocasión en la que su amor, deseo y conciencia fluirán para la creación de ese nuevo ser”.

Fernando Laverde, ginecoobstetra de la Clínica de la Mujer, afirma que  aunque médicamente no influye el hecho de que en los días de fertilidad las relaciones sexuales sean de manera romántica o exótica, sí influye en las emociones de la pareja.

Esto tampoco significa que el bebé nazca más feliz pero, seguro, será un niño muy amado y deseado. Sin embargo, el ginecólogo Blas García asegura que la salud mental de un hijo se construye desde su fecundación.

“No podemos pensar que se transmiten las emociones a los gametos, pero sí en estas actitudes de disfrute. Planear esas noches posibles de fecundación es una manera de evaluar las emociones que nos comprometen y proyectan de alguna manera la estabilidad de la pareja”, indica García.

Y así es. Un hijo no se puede improvisar. La paternidad es un aspecto trascendental en el ser humano y, por ende, no debería pasar por sorpresa ni mucho menos desapercibido.

Infortunadamente, en el país las cifras demuestran lo contrario. Según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud de 2010, tan solo el 5 por ciento de las embarazadas en Colombia asisten a la preconcepcional (cita que realiza la pareja antes de embarazarse).  

Juan Carlos Ramírez, ginecólogo de Profamilia, asegura que el prepararse sicológicamente para la gestación ayudará también a aumentar el número de embarazos deseados, que es tan solo del 48 por ciento.

Esto también ayudará a atenuar los miedos que sienten muchas parejas en los días que están ‘trabajando’ para la concepción, por la ansiedad que esto les genera. La sicóloga Sandra Alejo sugiere que un ambiente enternecedor ayudará a opacar esos temores.

“En mis consultas he visto que muchas parejas anteceden el acto de amor con rituales y oraciones por el respeto que implicará el bienestar del bebé”.

Esta tranquilidad les permitirá, aparte de disfrutar más sus encuentros amorosos, que no tarden en embarazarse, ya que se ha demostrado que el estrés y la ansiedad pueden ser una causa para no lograrlo.

Ivonne Díaz Yamal, ginecoobstetra especialista en reproducción de la Unidad de Fertilidad de la Clínica de Marly, explica que las altas cargas de estrés desencadenan un proceso fisiológico de liberación de sustancias que impediría una adecuada ovulación, fertilización o implantación.

Por lo tanto, permita que los momentos de concepción sean amorosos y tranquilos. El yoga, la meditación y una excelente relación de pareja darán un empujón a la naturaleza para que el sueño de tener un hijo sea una realidad.

La ansiedad perturba

• Se ha comprobado que el estrés es uno de los principales factores  que dificultan quedar embarazado. Visite a un especialista que le ayude a controlar esas emociones.

• Tenga en cuenta que la ansiedad interfiere en la respuesta sexual y, por ende, hace más difícil la concepción.

• Si alguno de los dos tiene dificultades, acéptenlas y trabájenlas en pareja.

• Disfrute de otras actividades y no evalúe el éxito de la vida en pareja con la única posibilidad de tener hijos.

• Conozca acerca de cómo tiene lugar el proceso de la concepción (ovulación, ritmo del cuerpo, entre otros).

• Aprenda a disfrutar y a darle espacio al placer así estén ‘haciendo la tarea’.

• Module las expectativas que tiene frente a cada intento.

• Relájese, duerma bien y aliméntese adecuadamente; esto lo distensionará. 

 

Comparte este artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet