Síguenos en:

Diseño de bebés sanos

Diseño de bebés sanos

Hoy es posible seleccionar en laboratorio bebés libres de anomalías genéticas y cromosómicas. El avance de la ciencia en materia de reproducción asistida e

Diseño de bebés sanos
Por:
14 de Julio de 2006
Comparte este artículo

Hoy es posible seleccionar en laboratorio bebés libres de anomalías genéticas y cromosómicas. El avance de la ciencia en materia de reproducción asistida es tal, que permite conocer con más de un 90 por ciento de certeza si un embrión a punto de ser implantado en el útero padecerá ciertas afecciones durante su vida.

De esta forma, se selecciona y transfiere aquél con menos riesgo, deteniendo así la cadena de transmisión de enfermedades hereditarias como la hemofilia y la fibrosis quística.

Lo anterior hace parte del propósito científico del Diagnóstico Genético Preimplantación (PGD, por sus siglas en inglés), herramienta que permite no sólo predecir y detener un número cada vez mayor de trastornos sino seleccionar e implantar embriones compatibles con un hermano enfermo de modo que se utilicen las células de su cordón umbilical y así tratar la alteración respectiva.

Aunque este último proceso se encuentra en etapa experimental, Colombia ya está a la vanguardia de tal procedimiento en el Centro Colombiano de Fertilidad y Esterilidad –Cecolfes- y en el centro de reproducción asistida Reprotec, de la Fundación Santa Fe.

En el país, el PGD funciona para cerca de 20 anomalías como: síndrome de Down, síndrome de Turner (la mujer es de baja estatura, gorda e infértil), síndrome de Klinefelter (el hombre es alto, flaco e infértil), trisomías 13, 18 y 16 que desencadenan aborto, Hemofilia A y B, anemia de células falciformes (muy común en la raza negra) y fibrosis quística.

Según Clara Inés Esteban, directora del Programa de Biogenética Molecular de Cecolfes, el PGD es recomendado a mujeres que han tenido abortos espontáneos, a mayores de 35 años y a quienes padecen o son portadores de enfermedades específicas. Algunas son por infertilidad: el hombre que es infértil a temprana edad (desde los 30 años) o que en su familia se han descubierto cánceres relacionados con el sistema reproductivo tiene riesgo de presentar anomalías en su cromosoma Y. Si logra embarazar a su pareja con los pocos espermatozoides que posee y el bebé llega a ser varón, éste hereda la infertilidad y la perpetúa (existe 50 por ciento de probabilidades). Es entonces cuando se hace PGD para seleccionar embriones femeninos que no hereden el cromosoma Y o masculinos que sean sanos y no tengan la anomalía de su padre.

También pueden acudir a este las parejas que desean seleccionar el sexo de sus hijos con el objeto de obtener balance familiar.

Los mayores avances se encuentran en Europa y Estados Unidos. En este país, Verlinsky, director del Instituto de Genética Reproductiva de Chicago, donde se identifican más de 200.000 enfermedades, tanto genéticas como cromosómicas, introdujo el diagnóstico genético pre-implantación y logró el primer nacimiento de un bebé compatible con hermano enfermo.

Detectar enfermedades

El embrión se crea en el laboratorio a partir de la fertilización asistida y cuando está en desarrollo de seis a ocho células, todas ellas con la misma información, se estudia su material genético para buscar una enfermedad específica.

En el laboratorio tienen sólo 24 horas para descifrar esta información genética y transferir los sanos (máximo tres). La mujer debe ser sometida a un proceso de estimulación ovárica, para que produzca de seis a ocho óvulos y así crear mínimo cinco embriones.

"Cuando uno hace un diagnóstico preimplantación no sólo obtiene información sobre ciertas condiciones genéticas del embrión, sino también la predisposición a desarrollar enfermedades como el cáncer o el mal de Alzheimer", afirmó Verlinsky. El avance es tal, que actualmente logran detectarse mediante PGD una forma rara de cáncer múltiple, un tipo de cáncer neuronal y el cáncer de mama, el cual depende de las mutaciones de genes específicos, con una efectividad a veces del 99 por ciento.

En las mujeres mayores de 35 años se estudian los cromosomas 13, 18, 21, X y Y, los cuales son más susceptibles de presentar anormalidad. Lo normal es que existan dos de cada uno, pero si están en triple, se habla, entonces, de trisomías como el síndrome de Down.

Andrea Linares Gómez Redactora ABC del Bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet