Síguenos en:

Tiroides puede causar complicaciones durante el embarazo

Tiroides puede causar complicaciones durante el embarazo

Acuda a una consulta preconcepcional para prevenir a tiempo.

Tiroides puede causar complicaciones durante el embarazo
Por: Melissa Serrato
16 de Marzo de 2009
Comparte este artículo

Blas García, ginecoobstetra especialista en endocrinología reproductiva, explica que la glándula tiroides produce las hormonas T3 y T 4, que desempeñan un papel muy importante en la regulación del crecimiento y desarrollo. También en el metabolismo celular y en la producción de calor o termogénesis.

Aunque aclara que los síntomas que pueden hacer sospechar a las mujeres de padecer este tipo de alteración son poco específicos; entre ellos, sensibilidad al frío, cansancio y tendencia a la obesidad. En algunos casos, puede ser manifiesto, técnicamente se le conoce como clínico, o casi sin síntomas; es decir, subclínico, siendo este caso el más frecuente.

Los problemas más comunes que se presentan por el mal funcionamiento de esta glándula están relacionados con una disminución en la producción de sus hormonas: T3 y T4, a lo cual se le denomina hipotiroidismo.

También es posible que se presente un incremento de la producción de estas hormonas, y se le conoce como hipertiroidismo.
“En las mujeres gestantes, estas hormonas tienen una intervención directa y primordial sobre el feto, pues cumplen un papel determinante en el desarrollo del sistema nervioso del bebé”, comenta el especialista.

De allí la importancia de que antes de la concepción se hagan estudios de laboratorio que evalúen la función tiroidea. Si resulta que la paciente tiene hipotiroidismo, se debe iniciar tratamiento con Tiroxina (T4) y hasta no lograr la dosis adecuada no debe quedar embarazada.

Algunos inconvenientes
En relación con la fertilidad, las mujeres hipotiroideas pueden presentar alteraciones en la regularidad de sus ciclos menstruales, los cuales están comprometidos en la ovulación y con ello, por supuesto, en la fertilidad y concepción.

“Cuando se presenta un caso de hipotiroidismo, es decir, deficiencia de hormona tiroidea durante el desarrollo embrionario o en los primeros meses o años de vida, esto puede tener repercusiones en el desarrollo intelectual y físico del bebé”, comenta el especialista.
Sin embargo, existen mecanismos de protección para el feto. Unos generados por él mismo y otros, por la madre.

En los primeros meses de gestación hay un aumento de la función tiroidea de la madre, puesto que se trata de un periodo muy importante para suplir las necesidades del feto. Así que la glándula aumenta su tamaño (valga aclarar que regresa a su estado normal después del parto).

Por supuesto, si la madre presenta hipotiroidismo y está sometida a un tratamiento con suplencia de hormona tiroidea, el médico tratante la incrementa.

De la misma manera, hay hormonas placentarias que tienen funciones similares a la TSH (hormona estimuladora de tiroides), la cual aumenta la producción de hormonas tiroideas maternas, según explica García.

Adicionalmente, “a partir de la octava semana, el feto inicia su propia producción y generalmente logra mantener niveles normales de hormonas tiroideas”.

De la misma manera, se le atribuye al hipotiroidismo el aborto recurrente.

Síntomas para tener en cuenta
Entre los principales malestares que se pueden presentar en las mujeres que tienen alteraciones en la tiroides se destacan:
* Hipertiroidismo:
Quiebre capilar y cabello delgado, incremento de sudor, nerviosismo e irritabilidad, piel delgada, debilidad muscular, manos temblorosas, palpitaciones rápidas y presión sanguínea alta, pérdida de peso, dificultad para dormir y menstruación irregular.

* Hipotiroidismo: cansancio, intolerancia al frío, indiferencia y depresión. Disminución de memoria y de la capacidad de concentración mental, resecamiento cutáneo, cabello seco y quebradizo, uñas frágiles,palidez en la piel y aumento de peso.

Recomendaciones generales

Si hay antecedentes familiares que indiquen que se han presentado problemas de tiroides, la mujer se debe evaluar los niveles de TSH.
“Se hace un especial énfasis en la mujer, pues el hipotiroidismo es más frecuente en mujeres que en hombres. La relación es de 9 casos femeninos por uno masculino”, explica Blas García, ginecoobstetra especialista en endocrinología reproductiva. Si bien es indispensable examinar el funcionamiento de la tiroides antes, durante y después del embarazo, también hay que hacerlo en la mujer que atraviesa por la menopausia y debe convertirse en un examen de rutina en estas pacientes.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet