Síguenos en:

Trastornos hormonales, ¿causa de infertilidad?

Trastornos hormonales, ¿causa de infertilidad?

Ciertas alteraciones hormonales pueden generar infertilidad.

Trastornos  hormonales, ¿causa de  infertilidad?
Por: Astrid López
21 de Agosto de 2014
Comparte este artículo

Lucía* tiene 29 años, es soltera, y está pensando que en unos años quisiera tener un hijo, y darle un nuevo rumbo a su vida. Por ello ha decidido consultar sobre cierta alteración en su ritmo menstrual, pues presenta periodos irregulares, que ella describe como ‘normales’, porque han sido constantes desde su desarrollo. Sin embargo, últimamente su regla se ha ido por más de tres meses, regresa y se suspende de forma repentina, generándole malestar, cierto dolor y cambios en su estado de ánimo.

Para algunas mujeres, los trastornos hormonales resultan alteraciones normales de su organismo y no ahondan en ellos hasta que esos cambios se convierten en aspectos inquietantes, dolorosos o se constituyen en una situación que puede entorpecer su camino hacia la maternidad.

Al respecto, los expertos sostienen que efectivamente los trastornos hormonales son causa de infertilidad, ligados altamente a problemas de ovulación, pero lo importante del tema es que, en su gran mayoría, este tipo de anomalías suelen ser superables con un diagnóstico oportuno y tratamiento adecuado, y su resultado es eficaz.

Cabe decir que los desequilibrios hormonales pueden aparecer en mujeres de todas las edades, en especial entre los 20 y 40 años. Además, la mayoría de mujeres experimentan síntomas de un dese-quilibrio hormonal durante la etapa premenstrual.

¿Qué es un desorden hormonal?

Como su nombre lo indica, los desórdenes hormonales son alteraciones en las hormonas, sustancias que produce el cuerpo y que cumplen funciones específicas en el organismo. Según la ginecóloga Alba Lucía Mondragón Cedeño, especialista en laparoscopia ginecológica, “son moléculas o partículas muy pequeñas que viajan por la sangre o por los tejidos, y al llegar a los sitios donde tiene receptores realizan cambios”.

Esos cambios tienen un orden y un objetivo, por lo que si se aumentan o disminuyen dichas sustancias, de forma irregular, es cuando se origina un trastorno en el sistema, en el caso de la mujer, en su sistema reproductivo.

Para Juan Carlos Vargas, gineco-obstetra y asesor científico de Profamilia, las hormonas femeninas sexuales requieren de ciclos específicos de funcionamiento, ya que uno encadena el proceso del otro. Cualquier alteración en esta producción cíclica hormonal es lo que se conoce como un de-sorden hormonal.

“Cualquier problema hormonal, bien sea por exceso (hiperfunción) o por defecto (hipofunción), es un desequilibrio para el pleno funcionamiento del organismo, lo que a veces se refleja en cuestiones muy evidentes, como lo puede ser un ciclo menstrual irregular, y en otras ocasiones no se percibe, pero puede existir”, anota Luis Felipe Estrada, ginecólogo del Centro Médico Imbanaco.

Además, explica el doctor Vargas, existen varios tipos de alteraciones hormonales en la mujer, lo cual depende del área donde se comprometan. “Normalmente, el funcionamiento hormonal del aparato genital femenino está determinado por varias estructuras en el organismo. La corteza cerebral es una de ellas, y esta se ubica en la parte superior del cerebro.

“Luego viene el hipotálamo, en el centro del cerebro, que se comporta como un centro integrador de señales, que se envían a una tercera estructura: la hipófisis, o pituitaria, que está detrás de la nariz, de donde salen otras hormonas que regulan el funcionamiento ‘ordenado’ de los ovarios y, a su vez, hacen que se dé una respuesta adecuada en el útero.

“Es decir, el eje del proceso está entre la corteza cerebral, el hipotálamo, la hipófisis, el ovario y el útero, y en cualquiera de estos niveles se pueden presentar alteraciones en la producción y en la ciclicidad hormonal (repetición de los ciclos)”, especifica el asesor científico de Profamilia.Lo que el gineco-obstetra Vargas quiere decir en palabras simples es que las anormalidades que pueden originarse en cualquiera de los eslabones del proceso podrían influir en la producción de las hormonas reproductivas, y ocasionar problemas de fertilidad en las mujeres.

¿Qué los ocasiona?

Para el especialista Luis Felipe Estrada los trastornos o problemas hormonales pueden darse por el estrés, o una mala alimentación, por consumir drogas o excederse con el alcohol; como resultado de utilizar ciertos medicamentos, por abusar de los anabolizantes, o por los cambios en el equilibrio de los hidroelectrolíticos, entre otros aspectos.

Así las cosas, y como lo indica el doctor Vargas, de Profamilia, la gran mayoría de estas alteraciones son adquiridas durante la vida. “Las alteraciones congénitas existen pero, digamos, son el menor porcentaje de lo que se ve en la práctica clínica”.

“Algunos son de nacimiento, como el hipotiroidismo congénito, y otras anomalías aparecen durante el transcurso de la vida, ya sea por cambios en el funcionamiento de la glándula o en el tejido que la produce. Por aparición de tumores productores de la hormona, o lesiones que destruyen el tejido encargado de producirlas”, dice la ginecóloga Alba Lucía Mondragón.

Los ciclos irregulares cuentan

Lo primero es explicar, como lo hace el doctor Juan Carlos Vargas, “que una mujer en condiciones normales tiene al año 13 ciclos menstruales, de los cuales se puede decir que cuenta con el ‘permiso’ para que dos de estos sean anormales, sin que eso signifique enfermedad.

“Como se dijo, la corteza cerebral es uno de los órganos relacionados con la integralidad del eje de funcionamiento hormonal de la mujer, y en la corteza se recogen muchas cosas como el estrés, las emociones, las dietas, los ejercicios, que pueden impactar y generar un cambio en la producción hormonal”, añade.

Igualmente, los ciclos menstruales se pueden alterar por efectos del estrés en condiciones de exigencia. “Por ejemplo, es muy frecuente que suceda en el caso de quienes se van a estudiar a otro país, por el cambio de ciudad, la incertidumbre de adaptarse a un nuevo sitio, vivir alejadas de los suyos y adaptarse a un nuevo estilo de vida. Todo esto puede ocasionar cambios en sus ciclos menstruales, y se caracteriza básicamente por ausencias de periodos, lo que se conoce con el nombre de amenorrea, cuando la regla falta por más de tres meses”, expone Vargas.

Asimismo, añaden los expertos, las dietas extremas pueden producir alteraciones hormonales, pues el organismo es sabio y trata por todos los medios de regular procesos y cambios en estos, como dejar de comer o consumir productos que puedan interferir de alguna manera en el organismo, ocasionando mucho desgaste físico o emocional.

Hay que anotar, y así lo dice la doctora Mondragón, que no todos los desórdenes de la menstruación son producidos por cambios hormonales, pues existen otras causas estructurales, como los miomas; los tumores benignos, muy frecuentes en la mujer; los pólipos, la adenomiosis, problemas de la coagulación y otras anoma-lías, entre estas la metaplasia del cuello uterino.

Tratamiento y vida sana

Lo más importante, como se dijo al principio, es que la gran mayoría de los problemas hormonales de la mujer tienen solución mediante un diagnóstico oportuno y un tratamiento puntual y efectivo en cada caso.

Usualmente, lo que se hace es una valoración médica inicial, en la que se determine dónde está la alteración hormonal y la gran mayoría, casi en más del 90 por ciento de los casos, los trastornos o alteraciones hormonales son de manejo con medicamentos, enfocados a regular sus ciclos hormonales.

Para la doctora Mondragón, del Centro Médico Imbanaco de Cali, si la alteración es por disminución de la cantidad de una hormona, el tratamiento es administrarla externamente. “En el caso en que la paciente no produzca estrógenos, como sucede en la menopausia, se pueden administrar, ya sea en forma de tabletas, inyecciones, cremas, geles transdérmicos u óvulos.

Por el contrario, si la anomalía es por aumento de la cantidad de la hormona, el tratamiento es administrar sustancias que bloqueen su efecto, o sustancias que disminuyan su producción. También es posible realizar cirugías puntuales para quitar el tejido que está hiperproduciendo la hormona, o retirando el tumor que pueda estar produciendo hormonas que interfieran en el proceso correcto del sistema.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet