Síguenos en:

¿Los hombres prefieren tener niños y las mujeres, niñas?

¿Los hombres prefieren tener niños y las mujeres, niñas?

Tenemos la fantasía de preguntarnos cómo sería un bebé nuestro

¿Los hombres prefieren tener niños y las mujeres, niñas?
Por: Andrea Forero
16 de Noviembre de 2012
Comparte este artículo

 

Por Andrea Forero Aguirre

¿Qué prefiere tener, un niño o una niña? Sin duda, todos los padres se han enfrentado a esta pregunta, a la que muchos responden: “Lo importante es que sea un bebé saludable”. Es cierto, al final eso es lo más importante, pero en el fondo sí existen marcadas preferencias por un sexo u otro, que están determinadas por el inconsciente de cada persona.
El psiquiatra Germán Casas denomina este fenómeno como el “hijo imaginario” y lo describe como una fantasía de los seres humanos que en algún momento se preguntan cómo sería un bebé suyo. Generalmente es una reflexión que empieza en la adolescencia. “Tiene que ver con vivencias de la vida cotidiana, de cómo ha sido educada, lo que le ha tocado vivir, bueno y traumático. A partir de ahí se construye una imagen fantasiosa de un posible bebé, esta imagen está, de alguna manera, nutrida de lo más favorable, pero cuando a la persona se le pregunta la razón, no es capaz de decir por qué esa inclinación”, dice el médico. De acuerdo con el especialista, se evidencian situaciones como que la persona que tenía hermanos varones tiene un hijo imaginario hombre,
porque se siente relacionada con esa experiencia de acostumbramiento, y viceversa.
Otras personas tienen como prioridad un hijo o hija muy inteligente o muy lindo o linda físicamente, en ese caso, explica el especialista, prima la versión mejorada de uno mismo. A veces la persona piensa que le hubiera ido mejor en la vida de haber tenido determinada apariencia, característica o sexo, y son precisamente esas características las que desea tener en un descendiente.
¿Y qué pasa cuando el niño o la niña imaginario se enfrente al real? Casas aclara que esta situación era mucho más complicada en épocas pasadas, cuando llegaba la hora del nacimiento
sin conocerse el sexo del bebé. Ahora, con la tecnología actual, desde los primeros días de la gestación es posible saber el sexo
de los hijos, lo cual resulta favorable para el proceso del “duelo”
del niño imaginario.
“Gracias a las ecografías la aceptación del bebé es mucho mayor ahora. Incluso, desde el punto de vista psicológico, es recomendable saber el sexo de los hijos con antelación, porque si la fantasía era tener un niño y el embarazo es de una niña, es más fácil hacer un proceso de la persona que llegará. Se le puede asignar un nombre y preparar el feliz recibimiento”, asegura el psiquiatra.
No obstante, el especialista asegura que la preferencia por un sexo u otro también puede estar marcada por la cultura, porque en algunas sociedades es mejor visto tener un hijo, y en otras tener una hija, y ahí los padres ya tienen un imaginario muy marcado.
La pediatra María Cristina Angulo dice que en su experiencia profesional ha escuchado que padres y madres argumentan cosas como: los niños son más fáciles de cuidar que las niñas; las niñas son más cariñosas que los niños; cuando se tiene una niña,
crece y se casa, la familia gana un hijo, pero cuando es al revés se pierde.

Opinan
los padres
“Creo que el padre, por querer que su apellido prevalezca, quiere que el primer hijo sea varón, y en el caso de la mujer, quiere una niña por las modas que han salido ahora para lucirlas”. Alhelí Revoredo R.
“Tal vez el creer que verás un reflejo de ti en un varón o en una pequeña hace la diferencia”.
Karen Pérez García  
“Creo que a las mujeres a veces nos llaman la atención las niñas, porque son como muñequitas, y entonces están los vestiditos y los peinados. Además, creo que también influye si en casa hubo más niñas o niños”. Lilith Hosttos
 “Yo prefiero tener un niño ya que tengo quien me mime, y a la vez el papá tiene con quien jugar. A los dos nos complementa”. Natika
“A veces se cree que las niñas son más quietas, más tranquilas y los niños más alocados”.
Susana Castañeda

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet