Síguenos en:

¿El bebé no deja dormir?

¿El bebé no deja dormir?

Con la llegada del hijo los horarios de descanso de los padres se altera, crea rutinas.

¿El bebé no deja dormir?
Por: Redacción ABC del bebé
29 de Agosto de 2016
Comparte este artículo

David no pasó nunca una noche completa antes de los dos años y medio.

Su mamá, que dormía mucho antes de la llegada de su hijo, pensó que la vida jamás volvería a ser la misma. Sin descanso, sin sueño reparador de mínimo 8 horas, la vida había cambiado; y la noche, más, tanto que cuando llegaban las 8 o 9 de la noche le empezaba el mal genio: sabía que tendría que lidiar durante las siguientes 8 horas con un bebé que se despertaba cada 2 horas, o menos. (Puedes leer: La importancia del sueño en la vida de los bebés)

Así fueron los dos primeros años. Ni la alimentación complementaria, ni las comidas especiales, ni el baño, ni los arrullos, ni la música suave o las recomendaciones médicas funcionaban. David se despertaba cada dos horas, tomaba un poco de tetero y luego volvía a dormir, por otro rato más.

Papá y mamá se peleaban la levantada. La situación llegó a ser un problema familiar. Ir a trabajar sin dormir era un suplicio, se rendía menos en la oficina, el cansancio acumulado era total y los fines de semana empeoraba. Debieron contratar una enfermera para tratar de descansar aunque fuera por horas. Hoy, 15 años después, los papás de David saben la causa: a él no le gusta la leche. Por eso tomaba por ‘puchos’. Un caso raro, si se quiere, pero real. (Te puede interesar: Tiempo de sueño: cómo lograrlo)

Por lo general, los niños logran estabilizar sus horarios de sueño en el primer año, pero mientras eso sucede, la vida familiar (diurna y nocturna) cambia. La falta de sueño o de dormir de manera ininterrumpida altera los nervios, no permite descansar y ello genera cambios biológicos en el genio y el organismo.

Pero, por difícil que se torne la situación, la solución está en trabajar en pareja, de pronto pedir ayuda y -sobre todo- ser muy firmes con los horarios, las rutinas y algunas claves que, a veces, se pasan por alto.

El ambiente, la alimentación, los horarios y las rutinas, el baño, la ropa, la iluminación, y el conocimiento que tengas de tu bebé son claves para que la vida familiar retorne a la normalidad. En este especial te contamos cómo.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet