Síguenos en:

Cuando tu bebé no toma leche

Cuando tu bebé no toma leche

Aunque es poco usual, hay niños que no reciben leche, ni siquiera de su mamá.

Cuando tu bebé no toma leche
Por: Catalina Gallo Rojas
29 de Agosto de 2016
Comparte este artículo

Un trastorno en el pezón, problemas en el metabolismo o no querer usar mamila o chupo son algunas de las razones por las cuales tu bebé puede rechazar la leche materna o de fórmula. Por fortuna, existen soluciones para este tipo de casos. Lo importante es consultar a tiempo.

El pediatra Oswaldo Mercado Hoyos explica que existe un trastorno en la fisiología de los bebés que se debe a una condición de predisposición familiar, y es la alergia a la proteína de la leche. Se puede manifestar tanto con la leche materna como con la de fórmula.

Generalmente, se presenta en bebés que tienen antecedentes familiares de alergia y, una vez empiezan a recibir la lactancia, presentan síntomas como sangre por el intestino, cólicos, vómitos, reflujo gastroesofágico y lesiones en la piel. Si este es el caso, los síntomas se verán durante los primeros días de vida y entonces lo mejor es consultar inmediatamente con el pediatra.

Lo primero que se hace en estos casos es restringir la leche, sus derivados y cualquier alimento con trazas de leche en la dieta de la madre, para tratar de conservar la lactancia materna. Si esto no funciona, afirma el especialista, “existen preparados especiales que se llaman leches extensamente hidrolizadas, que se indican y con las cuales a los bebés les va muy bien. El niño va a crecer muy bien”.

Es importante que cuentes con la asesoría permanente del pediatra y, si es necesario, consultar a un gastroenterólogo pediatra. Esta alergia no necesariamente es para toda la vida, en la mayoría de los casos. El pronóstico es alentador a largo plazo.

También existen otras razones por las cuales tu hijo puede rechazar la leche materna, más asociadas a la lactancia o a las características del seno femenino que a una alergia propiamente. Silvana Dadan, nutrióloga pediatra y profesora asociada de la Universidad de El Bosque, explica que el bebé también puede rechazar la leche materna cuando existe algún trastorno con el pezón de la mamá (por ejemplo pezón invertido), cuando hay demora en la salida de leche o, por el contrario, si esta sale con demasiada fuerza y el niño siente que se atora.

Para solucionar estos problemas específicos con la lactancia, muchos hospitales y seguros médicos cuentan con enfermeras especialistas en el tema que ayudan a entrenar a las madres para resolver las dificultades. También existen asociaciones y grupos de mujeres que apoyan la lactancia y acompañan a las madres en este proceso.

Dadan dice que en algunos casos se requiere el apoyo de un fonoaudiólogo especialista en trastornos de la deglución, quien evalúa, por ejemplo, la técnica de lactancia o la necesidad de pausas en la alimentación para que el niño no se atore.

En cambio, cuando tu niño rechaza la leche de fórmula, puede ser que no le agrade el chupo o que este tenga un agujero muy grande o muy pequeño, lo que lo incomoda. A veces resulta mejor, cuando se trata de la leche de fórmula, alimentar a tu bebé con cucharita o biberón con cucharita, en lugar de mamila o chupo.

Este tipo de dificultades con la lactancia o con la proteína de la leche suelen presentarse durante los primeros días, porque tu hijo puede temer trastornos en la succión, especialmente si es prematuro, o bien en los primeros meses de vida.

Por fortuna, es bueno entender que se cuenta con especialistas que te acompañan en todos estos procesos y que, con toda seguridad, si se consulta al pediatra ante los primeros síntomas o dificultades con la alimentación, tu hijo va a recibir atención a tiempo y no va a tener problemas de nutrición.

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad

Más sobre Lactancia

publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet