Síguenos en:

Cómo detectar los reflejos de tu hijo

Cómo detectar los reflejos de tu hijo

Hay respuestas que el niño debe tener frente a diversos estímulos.

Cómo detectar los reflejos de tu hijo
Por: Marisol Ortega Guerrero
29 de Agosto de 2016
Comparte este artículo

Cuando el bebé agarra el dedo de mamá o papá, cuando pasa un objeto de una mano a otra, busca la fuente de un sonido, mira y mueve su cabeza, no solo nos llena de emoción indescriptible, sino que nos ‘brinda’ información valiosa sobre cómo avanza su proceso de desarrollo.

Igual pasa cuando gatea, y ni hablar de lo que significa que se ponga en pie, que responda cuando se le llama o voltee su cabeza presuroso al escucha la voz de sus padres, tratando de saber en dónde están y extender sus brazos para que lo alcen.

Algunos de esos movimientos son inicialmente actos reflejos o “respuestas involuntarias, es decir, no conscientes, y aparecen frente a un estímulo determinado”, explica la doctora María Constanza Ramírez Castellanos, directora médica de ‘Ce-ro a tres - Desarrollo Infantil’, programa de seguimiento y apoyo en todas las áreas del desarrollo en este grupo de edad.

Los reflejos primarios aparecen incluso desde el útero, y en su mayoría desaparecen a medida que crece, para dar paso a movimientos voluntarios, con intención y coordinados por el bebé, según como se dé el progreso de maduración del cerebro, expresado a través del desarrollo psicomotor.

“La ausencia, disminución de su respuesta o persistencia más allá de la edad esperada, son signos de inmadurez o de disfunción variable del Sistema Nervioso Central (SNC). Son una gran herramienta para detectar precozmente”, agrega la especialista.

Para toda la vida

En general, entre los 6 y 12 meses se vive una etapa de “exploración y de adquisición de cierta independencia, asociada a la posibilidad de desplazarse por sus propios medios, a través del gateo, lo cual constituye un logro muy importante, no solo en la motricidad, sino también en el desarrollo de la inteligencia, la percepción, la coordinación de las extremidades, el equilibrio, el lenguaje, la afectividad y la socialización”, dice la doctora Lucía Vargas Posada, psicóloga clínica de niños y familia.

En este periodo los reflejos protectores son determinantes, en especial el reflejo de paracaídas que, señala la doctora Lucía Vargas, es fundamental y le sirve al bebé para estar alerta y si pierde la estabilidad reaccionar, lo que hace “al apoyar las manos y evitar golpes en la cara”. En materia de motricidad, coordinación y equilibrio en este periodo de su vida se producen cambios importantes. 

A los seis meses, en promedio, logra mantenerse sentado. Entonces, la recomendación es ponerlo “en esta posición con más frecuencia para que fortalezca los músculos del tronco y apoye sus manos para mantener el equilibrio o ser capaz de agarrar objetos en diferentes posiciones”.

Al permanecer más tiempo sentado, también se amplía su campo de senso-percepción, ve los objetos en diferentes planos y quiere explorarlo todo a través de la boca para luego lanzar y escuchar el sonido descubriendo que él puede producirlo.

Representa también un cambio en el reflejo del agarre palmar inicial, cuando apretaba fuertemente el dedo de sus padres al sentirlo en la palma de su mano, y con mucha fuerza. Ahora pasa al “uso de la pinza, con los dedos índice y pulgar, lo cual se facilita ofreciéndole juguetes o trocitos de comida pequeños y alargados que promuevan el uso de sus dedos”.

Otra novedad maravillosa es el gateo, que va a modificar sustancialmente sus desplazamientos. Inicia con un reflejo en el cual cuando está acostado sobre su barriguita automáticamente asume la posición de gateo, y esta luego se vuelve voluntaria y emocionante. Una sugerencia para ayudar en este proceso, dice la doctora Lucía Vargas Posada, es “ponerle objetos llamativos y atractivos al frente para que vaya en dirección a ellos, los agarre y manipule a su gusto”. Eso sí, hay que asegurarse de que esos espacios en donde se va a mover sean muy seguros.

Es el momento también de llevarlo a la piscina, y dado que viene de un medio acuoso en el vientre de mamá, tiene una gran facilidad para sostener la respiración al entrar en contacto con el agua.

 

 

 

     
Comparte este artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
totonoisyopmailc174559
Hace 1 año
hola mensajes hermosos en http://www.conquistamicorazon.com/mensajes/9850-mensajes-de-amor-para-una-mujer/
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet