Síguenos en:

¿Cuál es el proceso normal de crecimiento de las piernas?

¿Cuál es el proceso normal de crecimiento de las piernas?

El desarrollo normal de los huesos tiene tres etapas de crecimiento durante la vida del ser humano. Entre los cero y 5 años; luego, hasta el comienzo de la ado

¿Cuál es el proceso normal de crecimiento de las piernas?
Por: Karen Johana Sánchez
27 de Agosto de 2013
Comparte este artículo

El desarrollo normal de los huesos tiene tres etapas de crecimiento durante la vida del ser humano. Entre los cero y 5 años; luego, hasta el comienzo de la adolescencia y, finalmente, hasta los 17-19 años de edad. Durante los primeros 5 años, el crecimiento es acelerado, “es el momento donde el cartílago está en su máxima producción. Y los miembros superiores e inferiores y el tronco van creciendo de una manera proporcional”, explica Astrid Lucía Fajardo Martínez,  médica fisiatra de la Fundación Cardioinfantil.

En el segundo periodo, la velocidad de crecimiento disminuye y es más variable, mientras la última etapa, añade la especialista, es de aceleración donde se alcanza la talla y la estatura normal, aumentando más la proporción en miembros inferiores que el tronco y los miembros superiores. En este sentido, es frecuente que la apariencia y la estructura de los huesos cambien, especialmente las de los miembros inferiores. Y es común que los padres manifiesten ciertas preocupaciones por la estética de las piernas de sus bebés. Por eso, es importante que conozcan cómo es el desarrollo de los huesos de las extremidades inferiores, durante los primeros años de vida, para identificar la forma correcta a determinada edad y evitar alarmarse. Generalmente, la primera preocupación de los padres, durante las primeras consultas, es más estética que funcional. Les da miedo tener niños con las piernas arqueadas o con las rodillas juntas, afirma la doctora Fajardo.

¿Cómo es el desarrollo?

Generalmente, cuando el niño nace, hasta los 2 años de edad, los huesos de las piernas tienden a tener una condición fisiológica arqueada, llamada genu varo. “Al principio, los bebés son arqueados, tienen las piernas como en paréntesis –explica Astrid Medina Cañón, especialista en ortopedia y traumatología infantil–. A los 24 meses empiezan a cambiar y, a medida que van desarrollando su marcha, se vuelven rectas”. Después de los 2 o 3 años empieza a modificarse esa condición, y los grados del ángulo muslo-pierna empiezan a disminuir y a formarse una condición llamada genu valgo; es decir, cuando las rodillas tratan de unirse y las piernas de abrirse, dice Fajardo.

Alrededor de los 4 años, los huesos de las piernas comienzan a cerrarse de nuevo, poco a poco, hasta que a los 6 o 7 años adquieren su forma final. Cabe anotar que es un proceso que puede cambiar en cada niño, pero que las indicaciones anteriores son las más generales. Y, aunque todos presentan estos cambios, a unos se les nota más que a otros. Al respecto, la doctora Medina indica que como no todos los pacientes son iguales, hay unos que tienen más desviación que otros. Hay que evaluar que el niño esté dentro del cuadro normal y en el momento adecuado para la edad.

Condiciones anormales:

Todos estos procesos, según la edad, son fisiológicos. “Si están dentro de los rangos que el médico indica, no hay problema. Si se sale de los parámetros normales, se habla de condiciones patológicas”, indica la médica fisiatra Astrid Fajardo.Lo importante de conocer que esa es la forma en general del desarrollo de las piernas, según la edad, es tener una guía, pues hay ciertas enfermedades que pueden hacer que los niños también tengan esas deformidades. Por ejemplo, agrega la ortopedista Astrid Medina, el raquitismo, los males metabólicos y otras anomalías más complejas.Estas también se pueden agravar en circunstancias anormales, como lo indica la doctora Fajardo, como con la displasia en el desarrollo de la cadera, que el niño tenga otras patologías asociadas. O con deficiencias de vitamina D, caídas o traumas que consoliden el hueso en una deformidad. Una pierna más larga que la otra, o circunstancias que alteren el desarrollo del niño.Si no hay estas condiciones, no es necesario pedir estudios ni exámenes, a no ser que dentro de la historia clínica detecte otras condiciones que se salgan de los parámetros normales.

Cuándo consultar...•     Persista la anomalía en un rango de edad inadecuado.•     La marcha sea asimétrica (meta solo un pie y el otro no).•     Se presenten caídas frecuentes y/o fracturas sin antecedentes de trauma.•     Se identifiquen deformidades asimétricas.•     Exista asimetría con dolor y deformidad.

 

 

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet