Síguenos en:

El primer encuentro con el recién nacido es definitivo para mamá e hijo

El primer encuentro con el recién nacido es definitivo para mamá e hijo

Ese acercamiento, además, permite que se active el proceso de la lactancia.

mamá y bebé
Por: Mónica Toro
31 de Agosto de 2012
Comparte este artículo

Íntimo y con amor. Esas son las dos características que la mayoría de padres desean en ese primer encuentro con su hijo una vez ha salido del vientre.  

Según expertos, se conoce a ciencia cierta que esos primeros acercamientos con el recién nacido resultan ser fundamentales para el desarrollo del pequeño y para acentuar los lazos afectivos que se crean entre padres e hijo.

Juanita Cajiao, psicóloga y máster en Psicología y psicopatología perinatal e infantil, afirma que las dos primeras horas del nacimiento del bebé son fundamentales para estrechar el vínculo y favorecer el encuentro entre este y sus padres.

La experta asegura que se ha comprobado que si se coloca al bebé en contacto piel a piel con su madre, se incrementa en ella el flujo de oxitocina (la hormona del amor y de la lactancia), lo que hace que se estrechen los lazos afectivos, se vea favorecida la lactancia y se acelere la adaptación metabólica del recién nacido.

“Ese primer abrazo de encuentro y reconocimiento del bebé con su mamá, además, aumenta el nivel de autoconfianza de la madre y favorece en el bebé un estado de alerta tranquilo, que le permite observar y percibir con curiosidad y atención a sus padres y al entorno que lo recibe”.

La pediatra prenatal Amparo Díaz asegura que hay más beneficios para ambos: al bebé le mejora su frecuencia cardiaca, tempratura e, incluso, hace una regulación más rápida de todo su organismo.

Para la mamá, indica Díaz, este acercamiento temprano con el bebé permitirá que el mecanismo de lactancia se active, sea de inicio rápido y prolongado.

“Hay estudios que muestran cómo los bebés, al hacer contacto piel a piel con su mamá, tienen mejores desenlaces con la lactancia y, a la vez, las mamás se sienten más empoderadas con la crianza y la intuición de la maternidad”, dice Díaz.

 No existe un manual ni sugerencias de cómo hacerlo. Para cada familia resultará diferente, pero lo importante es que el bebé se reciba con felicidad.  

Por fortuna, las expertas coinciden en que no hay por qué alarmarse cuando esa primera conexión con recién nacido no se dio en el momento oportuno, o como lo deseaba la mamá.

La experta Díaz asegura que lo que la madre puede hacer es aprovechar, desde que este llegue a su regazo, para abrazarlo, hablarle y explicarle los motivos por los cuales no lo pudo tener al momento de nacer y llenarlo de caricias, sin saturarlo.

“Las caricias son el mejor medicamento para un bebé. Hay que enfatizar y garantizarle al pequeño esa cercanía de los padres, así sea tardía, él la recibirá con igual amor”.

Lo importante –indica Díaz– es recuperar ese tiempo en que ambos estuvieron distantes. Aprovechar que esos próximos encuentros sean permanentes y continuos, porque el bebé es un ser completamente dependiente de sus padres y, por tanto, esas presencias le son indispensables.

Para ambos, el hecho de que hoy día existan unidades de cuidados neonatales abiertas las 24 horas para que ellos puedan estar con sus hijos, es suficiente para endulzar el dolor que acompaña esos primeros encuentros.

 

 

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet