Síguenos en:

Espacio sano para el bebé

Espacio sano para el bebé

Recomendaciones de los expertos sobre cómo adecuar su habitación.

Espacio sano para el bebé
Por: Karen Johana Sánchez
07 de Octubre de 2014
Comparte este artículo

Así como los adultos necesitamos de una habitación con espacios adecuados, aseada y con elementos y materiales en buen estado, el bebé requiere también de áreas que le permitan mantenerse saludable y feliz, sobre todo cuando es muy pequeño.

La importancia radica en entender “el sentido de dependencia y vulnerabilidad que tiene el niño. Se debe pensar en un ambiente con condiciones que ayuden a disminuir riesgos físicos o biológicos. Además, es un espacio en donde muy seguramente el niño estará un tiempo importante en las primeras etapas de su vida. Entonces, se debe organizar dentro de las mejores posibilidades de cada persona, teniendo en cuenta el medio y las posibilidades económicas de cada quien. Así se promoverá el cuidado y la seguridad, antes que la misma decoración de la habitación”.

Ahora, adecuar un espacio saludable significa tener condiciones mínimas en muchos aspectos, entre estos el físico. Como primera medida, dice el doctor Jácome, se deben permitir espacios vitales; es decir, aquellos que son necesarios para que una persona se desarrolle su propia individualidad.

   En este sentido, debe haber unas condiciones mínimas de sanidad, como una adecuada iluminación y ventilación. En este aspecto, Sol Patricia Pulido, diseñadora de Kiki Diseño y Decoración, recomienda que el cuarto tenga un ambiente claro; es decir, con luz natural, no fuerte. La artificial se puede manejar con graduadores de iluminación ya que, si se necesita una luz media, por ejemplo, a la hora de dormirlo, esta se pueda regular.

La habitación, además, debe permanecer ventilada. En este aspecto, es importante que, si el niño no se encuentra en este espacio, se abran las ventanas para dejar circular el aire, disminuir la presencia de polvo y, por ende, la aparición de una posible alergia. En cuanto a la ubicación de la cuna, por seguridad y manejo de la temperatura, se aconseja que esta se ubique lejos de las ventanas. También, se debe evitar el aire acondicionado al máximo y lograr casi que un ambiente neutral.

Para el doctor Jácome, lo esencial en los conceptos de aire y luz es que permitan, lo más natural posible, un desarrollo adecuado de las condiciones fisiológicas del bebé; es decir, acondicionarlos a su proceso biológico, “con una iluminación de acuerdo con el momento del día, buscar un ambiente sonoro que no interfiera en estos, una ventilación adecuada que permita la circulación de aire, para rotar partículas suspendidas contaminantes y que refresque la habitación, para lograr una temperatura adecuada. Las ayudas adicionales estarán de acuerdo con las condiciones económicas de cada cual”.

Además, se debe tener en cuenta el aseo del lugar, para disminuir las posibilidades de contaminación y la presencia de elementos transmisores de enfermedades, plagas, etc.

Elementos y materiales

Lo ideal es que el niño tenga su propia cuna, colchón y cobijas. Y se manejen espacios para almacenar su ropa y organizarla, un lugar donde asearlo, un espacio cómodo para acompañarlo (silla), dice el pediatra.

“Hay ayudas técnicas que nos facilitan el cuidado y vigilancia, como son monitores de audio o televisión, pero estos últimos son elementos que nos facilitan la vida pero no son indispensables”, agrega.

En cuanto a los materiales, la diseñadora dice que, en lo posible, se deben evitar los tapetes que acumulen polvo o las cortinas de tela porque son materiales que fomentan la proliferación de polvo. Al respecto, aconseja el uso de tapetes en nylon, piso laminado o una alfombra pequeña, persianas o materiales sintéticos que se puedan limpiar con facilidad.

Para la lencería se pueden comprar productos elaborados en elementos como el algodón antialérgico. Las pinturas para las paredes deben ser a base de agua, sin contenido de plomo. Al respecto, se recomienda pintar la habitación del niño con antelación para evitar que perciba el olor desde el día de la llegada a casa. En cuanto a los muebles, entre menos contengan pinturas, mejor.

Finalmente, dice el pediatra, “recomendaría pensar y obrar en lo esencial: seguridad, limpieza y comodidad, para garantizar un cuidado e interacción óptima, que nos permita ofrecer unas condiciones adecuadas dentro de nuestros contextos de vida y fomentar el buen desarrollo del bebé, ayudándonos, si es posible, de apoyos técnicos, sin incurrir en gastos innecesarios”.

 

 

 

Comparte este artículo

2 Comentarios

imagen

Comentarios (2)

2
Shang
Hace 2 años
muy buenos consejos
1
sakura8810
Hace 2 años
Buenos consejos
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet