Síguenos en:

Que no se le paren los pelos sin razón

Que no se le paren los pelos sin razón

La velocidad de crecimiento del pelo oscuro es mayor que la del rubio.

Que no se le paren los pelos sin razón
Por: Andrea Forero Aguirre
27 de Diciembre de 2012
Comparte este artículo

 

La única razón por la cual los médicos recomiendan no cortar el pelo de los bebés muy pequeños es para impedir la pérdida de calor en la cabeza. Creencias como que el hacerlo antes del año causaría problemas del lenguaje, o que cortarlo de raíz hace el cabello más grueso y abundante, son desmentidas por los expertos.

 

La dermatóloga Yudy Pinzón cuenta que lo primero que sale es un lanugo delgado que puede caer antes del parto o durante las primeras semanas de nacido. Sin embargo, el grosor, el color y la forma del pelo definitivo es una condición genética que no depende de rapar o no la cabeza del niño o la niña. “Los padres le pueden mandar a cortar el pelo a su hijo en cualquier momento, el problema es que va a tener más frío, es una pérdida de calor y por esta decisión no se afecta ni el habla ni el futuro del pelo”, dice la dermatóloga.

 

Lo más frecuente, según Pinzón, es que el pelo pase de claro a oscuro y no lo contrario, este se va modificando hasta la vida adulta. La dermatóloga explica que el cabello de un niño sano debe tener las mismas características en la raíz que en la punta, porque definitivamente este es un indicador de salud y en su calidad se pueden manifestar enfermedades como alteraciones de la tiroides o de la nutrición.

 

“En estados de desnutrición se presenta un signo muy importante que es el pelo ‘en bandera’, eso se puede dar a cualquier edad, y es un cabello en varios colores: más oscuro en la raíz y claro en la punta que, además, luce deshilachado. Se ve una cabellera sin brillo, seca, quebradiza y deteriorada”, advierte la especialista. 

 

Pinzón aconseja consultar al médico si hay algo en el pelo que llame la atención; por ejemplo, una caída excesiva, descamación en el cuero cabelludo o caspa incontrolable. Pero también sugirió a los padres no preocuparse cuando su niño no tiene una cabellera abundante.

 

A los niños con pelo rubio, claro y delgado, explica la dermatóloga, se les demora más en salir porque tienen una velocidad de crecimiento inferior a la de aquellos con pelo oscuro.

 

La recomendación de la especialista es que los padres tengan paciencia, porque el cabello de los niños no es para tratarse sin motivo verdadero y, en cambio, sí consultar cuando haya indicios de una real alteración, por ejemplo, a un niño o niña de 6 años que nunca le han cortado el pelo y este no le ha crecido, en ese caso se hace una evaluación tricológica –para detectar problemas capilares– y algunos exámenes de sangre. El tratamiento para casos así generalmente se hace con soluciones y champús únicamente bajo prescripción médica.

 

En cuanto a los remedios caseros, Pinzón invita a ser prudentes y no acudir a productos que, así sean naturales, al entrar en contacto con el sol pueden irritar el cuero cabelludo o, incluso, causar quemaduras.

 

Cuidados especiales

 

El pediatra Rubén Darío Franco aconseja a los padres que le den tiempo a que el pelo del niño crezca en su proceso normal, y a la vez tengan presentes algunos cuidados especiales.

 

El primer consejo es en los primeros meses de vida del bebé: rotar frecuentemente la posición de la cabeza de niño en la almohada, pues la fricción de estar apoyado sobre un solo lado le hace perder pelo en esa zona.

 

La otra recomendación es lavarle el cabello con un champú suave, neutro, para mantener el pH. Es mejor preferir los no perfumados y libres de alcohol.

 

En cuanto a frecuencia, antes de un mes de vida es suficiente bañarlos con agua, después del mes es mejor usar el champú entre una y tres veces por semana, y cuando crezca el niño se le aumenta la frecuencia de uso.

 

Cuando el bebé presente la costra láctea –la aparición de unas escamas amarillentas, de aspecto grasoso, que se ubican principalmente en la coronilla–, tan común en los recién nacidos, resulta de mucha utilidad tibiar en las manos aceite y aplicárselo en el cuero cabelludo antes del baño; luego, desprenderlo suavemente. Este proceso no debe tumbar el pelo ni tampoco es necesario peluquear al niño o a la niña para hacer la limpieza. 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet