Síguenos en:

Haga rendir las 24 horas del día

Haga rendir las 24 horas del día

La crianza de un hijo demanda tiempo, paciencia y cuidado, lo cual requiere planeación para hacer las cosas de la mejor manera y con agilidad. Estos son alguno

Haga rendir las 24 horas del día
Por:
15 de Septiembre de 2006
Comparte este artículo

La crianza de un hijo demanda tiempo, paciencia y cuidado, lo cual requiere planeación para hacer las cosas de la mejor manera y con agilidad. Estos son algunos trucos para ahorrar tiempo cuando se tiene un bebé. La anticipación es su mejor aliada en el cuidado.

Cuando llega el bebé, generalmente, comienza el caos. Sin embargo, es importante que la mujer asuma la maternidad con calma y aprenda a repartir cada minuto de su cotidianidad entre la crianza, las labores de la casa y su trabajo.

Anticiparse a las cosas es la clave del ahorro de tiempo. Las agendas, los calendarios y las anotaciones son aliados para tener todo bajo control.

“Hay cosas que puede delegar a quien le colabora, pero hay otras que puede hacer con antelación, como organizar el menú de la semana para el bebé y el resto de la familia”, dice Aura Sofía Rico, pediatra especialista en desarrollo infantil.

Aproveche al menos una hora de las que duerme el pequeño para realizar las cosas pendientes y controlar todo aquello que va a pasar en el transcurso del día y así no tenga que preocuparse de ello más adelante, indica María Victoria Moreno, fisioterapeuta especialista en puericultura.

Con el bebé que come cada tres horas, aconseja que la madre utilice sólo una de las siestas largas del infante para hacer lo que tiene pendiente, pero en el lactante mayor de seis meses, puede aprovechar su descanso para ponerse al día.

Los expertos aconsejan utilizar una hora diaria entre semana con el fin de adelantar las labores del hogar y así dedicar el fin de semana al niño.

“En estos dos días simplifique el menú y haga cosas que no sean demasiado elaboradas. Pídale a quien le colabora que le deje, por ejemplo, papas peladas, verduras y carne cortadas”, agrega María Victoria.

Sin embargo, es útil planear el domingo aquello que acontecerá de lunes a viernes, como el trajín de la alimentación, el vestido, el colegio de los otros niños, sus onces y las ‘pintas’ para el trabajo. Aliste prendas y uniformes y elabore menús de modo que no deba preocuparse por el día a día.

A la hora de mercar, tenga a la mano una lista con todo lo que requiere para que agilice sus compras y no quede nada en el olvido. A la hora de pagar, pase los artículos adquiridos por categorías y pida que se los empaquen de esta manera, así le será más fácil organizar su mercado cuando llegue a casa.

Para que le rinda el tiempo, tenga todo lo que va a necesitar en el espacio donde vaya a desarrollar la actividad.

“Es vital que tenga un espacio para cada cosa y que no mezcle ropa con juguetes o elementos de aseo”, asegura María Victoria Moreno.

Una idea práctica: separe la ropa del bebé por tallas y en un solo cajón guarde la del primer mes. De igual forma, tenga a la mano sólo aquellos elementos de aseo o de cuidado del bebé que vaya a usar en las primeras semanas y guarde el resto hasta que los requiera. Manténgalos siempre en el lugar donde bañe y vista al niño.

Cuando bañe al pequeño, no olvide alistar previamente todos los artículos de aseo, su ropa e incluso su tetero o lo que vaya a darle después del baño.

Organice los pañales por etapa y deje al alcance aquellos que esté utilizando.Si usted no le da leche materna, compre cuatro o cinco biberones y acumule tres para lavar y esterilizar.

Mujer prevenida…

Priorice las situaciones y déjele a la niñera instrucciones claras. Déle por escrito sus datos de contacto y los de su pareja, de familiares cercanos, del médico del niño y números de emergencia. “Haga una lista con horarios y citas específicas”, dice la pediatra Rico.

Según María Victoria, es clave dejar una copia del carné de salud y del registro civil para que no se entorpezca cualquier proceso de atención médica.Inscriba a la niñera en un curso de primeros auxilios para que aprenda a prevenir o manejar accidentes.

Un control por escrito de lo que debe llevar en la pañalera es clave para ahorrar tiempo. También:

Colocar varias bolsas de basura en la canasta, una dentro de otra. Tener un lugar especial para todos los objetos que tiendan a refundirse.  Guardar las medias por separado, pues son prendas que se refunden con facilidad. Si su hijo está en el jardín, resalte en un cronograma las fechas y actividades importantes para que no las olvide y el día señalado evite las carreras. Póngala en un lugar visible.

Involucre a sus hijosEs prioritario hacerlos partícipes, según la edad, para que aprendan a ser responsables, se sientan importantes y usted gane tiempo en sus quehaceres.

En la cocina: que participen en recetas simples que agilizan la preparación del desayuno o el almuerzo, como batir huevos, cortar el pan (déle cubiertos desechables), amasar, etc. Aproveche para enseñarles nociones básicas de matemáticas (dividir, categorizar, cuantificar). En la mesa: ayudar a prepararla y recoger y lavar la loza. En el cuarto: guardar sus juguetes, alistar su maleta, poner los libros en su lugar, escoger su ropa y alistar su uniforme. En el baño: alcanzar el champú, el jabón y la toalla.

Desde el comienzo es útil establecer rutinas y reglas claras para que el niño anticipe lo que viene a continuación.

Andrea Linares G.Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad

Más sobre Lactancia

publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet