Síguenos en:

Los beneficios de lactar durante la primera hora de vida

Los beneficios de lactar durante la primera hora de vida

Iniciar la lactancia durante los primeros minutos de vida del bebé fortalece el vínculo afectivo y garantiza un proceso de amamantamiento continuo. El bebé

Los beneficios de lactar durante la primera hora de vida
Por:
21 de Mayo de 2010
Comparte este artículo

Iniciar la lactancia durante los primeros minutos de vida del bebé fortalece el vínculo afectivo y garantiza un proceso de amamantamiento continuo.

El bebé ha estado en el vientre durante nueves meses y, aunque la madre tiene un imaginario de su hijo, hasta la hora del parto va a tener esa sensación indescriptible de sentirlo, tocarlo y amarlo de una manera mucho más directa. Este momento, además, es la oportunidad perfecta para fortalecer el vínculo, a través de un proceso tan maravilloso como lo es la lactancia materna.“La prioridad en el nacimiento es empezar el apego del bebé. Cuando nace, se coloca sobre la mamá (primer contacto piel a piel), antes de que empiece el proceso de acondicionamiento (limpieza, vestido y valoración del pequeño y recuperación de la madre). Lo ideal es que luego inicie el proceso de lactancia. Si las condiciones están dadas, no debe pasar mucho para que el niño esté con la madre”, explica Fancy Bobadilla Rodríguez, enfermera de la Unidad de cuidado obstétrico y coordinadora del programa de lactancia materna de la Clínica Reina Sofía.

Vida emocionalA finales de la década de los sesenta, los doctores Marshall Klaus y John Kennel empezaron a investigar sobre la importancia del apego durante el posparto. Después de un estudio elaborado con neonatos y sus madres, demostraron que el contacto temprano es importante para el vínculo afectivo y emocional de ese futuro adulto.Además, que los lactantes que permanecían con sus madres, después del nacimiento, y recibían leche el primer día conservaban el hábito de la lactancia natural. Mientras que aquellos que no, tenían riesgo de sufrir infecciones y más incidencia de maltrato infantil.“Demostraron que los niños que tenían ese primer momento fortaleceían el vínculo; además, que la mamá se motivaba para iniciar una lactancia prolongada y continua”, explica Hernando Méndez, pediatra y neonatólogo, con entrenamiento de lactancia materna y coordinador del departamento de pediatría del Hospital de Kennedy.

Producción de la lecheIniciar tempranamente la lactancia se basa en la fisiología de la producción de la leche materna. “El estímulo para el inicio y la continuación de este proceso es la succión del bebé; entre más temprano empiece la estimulación del seno, más rápido se produce el líquido inicial”, explica el pediatra. Lo ideal es que se inicie en la primera hora del bebé, para que no haya necesidad de darle otro alimento. Se recomienda que, una vez que el niño haya nacido, se haga el proceso de adaptación y el personal médico ayude a la madre para darle leche a su hijo, agrega. “Es diferente cuando la mamá tiene el bebé en sus brazos; ella  se da cuenta de que tiene la capacidad de amamantarlo, mientras nosotros la orientamos. Se siente segura y empieza ese proceso; de lo contrario,  tendrá más dudas cuando lo intente más adelante”, explica la enfermera. abc              

El momentoEl neonatólogo Hernando Méndez y la enfermera Nancy Bobadilla aconsejan:• La mamá debe prepararse con anterioridad sobre cómo se debe iniciar la lactancia.• Para amamantar, la madre debe estar acostada de medio lado frente al bebé (estómago contra estómago). El niño debe tener el pezón y parte de la areola dentro de la boca; si no es así, se maltrata el pezón y la madre se predispone.• Una lactancia tardía perjudica la producción de la leche. "Incluso, se favorece la aparición de la hipoglicemia (sobre todo en bebés con factores de riesgo)”, afirma el pediatra Hernando Méndez.

¿Niños en desventaja?Los niños que no puedan alimentarse oralmente, prematuros que deben ir a incubadora o aquellos que tengan factores de riesgo y deban ser hospitalizados en la unidad de recién nacidos no pueden disfrutar de esta lactancia materna temprana. Pero, ¿son pequeños que están en desventaja frente a los que pueden permanecer con su madre?El neonatólogo Hernando Méndez dice que no, ya que las madres de esos niños “empiezan a recibir capacitación sobre cómo se hace extracción manual de la leche. A través de masajes y estímulos del seno, estas mujeres pueden empezar a producir y recolectar el alimento para dárselo a los bebés cuando puedan recibirlo por vía oral. Así, será más fácil inicial la lactancia cuando el niño haya superado su enfermedad”.En este sentido, es ideal que las madres entiendan por qué no se pudo iniciar la lactancia y, al mismo tiempo, se preparen para cuando llegue el momento indicado para hacerlo. También, es indispensable que acompañen a sus hijos, les hablen y los toquen para iniciar ese vínculo afectivo temprano.

En cifrasSegún la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2005, el porcentaje de niños que recibió alguna vez lactancia materna subió al 96-97 por ciento. En Bogotá, el 45 por ciento de los recién nacidos recibieron lactancia materna durante la primera hora de nacido; en el país, lo hicieron un 48 por ciento. Teniendo en cuenta que la encuesta de este año será publicada a finales del 2010, el doctor Méndez dice que las estadísticas han mejorado en los últimos cinco años, a causa del trabajo mancomunado de promover la lactancia y del cambio en las conductas hospitalarias.

Por: Karen Johana Sánchez

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad

Más sobre Lactancia

publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet