Síguenos en:

¿Por qué los bebés rechazan el seno?

¿Por qué los bebés rechazan el seno?

No es muy frecuente, pero en algunas ocasiones los bebés rechazan el seno. La mayoría de las veces, esto ocurre por causas externas, como la inclusión del bi

¿Por qué los bebés rechazan el seno?
Por: ABCdelbebe.com
20 de Septiembre de 2006
Comparte este artículo

No es muy frecuente, pero en algunas ocasiones los bebés rechazan el seno. La mayoría de las veces, esto ocurre por causas externas, como la inclusión del biberón en la dieta del niño, la decisión de la madre de no amamantar al bebe, o por cambios en el sabor de la leche, debido a consumo de medicamentos por parte de la madre.

Solo en casos excepcionales, el rechazo se da por problemas físicos en la musculatura facial del niño o por alergias a la leche materna.

El pediatra Juan Manuel Anzola asegura que “el rechazo del seno tiene que ver entre los tres y los seis meses con el inicio del trabajo de la mamá. Esto conlleva a que se le empiece a suministrar al bebé una alimentación mixta, que incluye el tetero. La deglución del biberón le es más fácil, porque los mecanismos de succión de un chupo son completamente diferentes a los del pezón”.

El tetero es entonces la causa más frecuente para que el niño rechace el seno. Primero, porque la succión del chupo del biberón es mas fácil que la del seno, según el pediatra Gerardo Auli Buenahora: “Para succionar una onza del seno, tiene que hacer 300 succiones y en el tetero 150. Pero la naturaleza lo hizo sabiamente para que el bebé desarrollara los músculos faciales más importantes, los de la cara. Además, para que se fortalecieran para la función posterior de masticar.

Estas son los principales motivos para que el bebé rechace el seno:

La fatiga o el cansancio de la mamá hacen que eventualmente ella suspenda el amamantamiento. También el mismo seno puede presentar resequedad, dolor, fisuras en el pezón, lo que también dificulta la disposición de la madre para amamantar. Luego será más difícil reacostumbrar al bebé a tomar pecho. Mitos como que amamantar hace que los senos se caigan, pueden hacer que las madres opten por no dar pecho a los bebes, e introducir en su alimentación los teteros, con las consecuencias antes mencionadas. Todo es posible, pero es una en un millón la probabilidad de que se presenten procesos alérgicos asociados a la leche materna. En casos en que la madre empiece a consumir ciertos medicamentos, se puede contraindicar la lactancia, ya que se pueden alterar las características y el sabor de la leche. Problemas psicológicos de la madre, o tensión en el ambiente familiar. Hay causas físicas que propician el rechazo del seno. Como problemas en la boca o faringe, o en la musculatura facial, hipodesarrollo del cerebro, asfixia o hipoglicemia. Son casos muy poco frecuentes. En algunas ocasiones, el bebé toma el pezón con la boca, pero no succiona, esto puede ocurrir por alteraciones en la forma del pezón, que se pueden arreglar con la correcta acomodación del seno. Tenga en cuenta que el momento y el lugar también influyen. Hay que propiciar un ambiente relajado y una posición en la que madre e hijo estén cómodos. La nariz de los bebés puede taponarse fácilmente. Debe permanecer limpia para que pueda succionar tranquilamente sin asfixiarse. También puede quitarse pronto del seno, porque la leche no está bajando en la cantidad adecuada. Lo ideal es empezar el destete a los 18 meses, cuando se le debe empezar a suministrar paulatinamente al bebé comidas sólidas. Suspendiendo gradualmente el seno y los teteros. El afecto y la cercanía al niño son fundamentales, para reemplazar el vínculo físico que desaparece entre la madre y el niño.
Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad

Más sobre Lactancia

publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet