Síguenos en:

Consejos de los expertos sobre cómo introducir la alimentación complementaria en el bebé

Consejos de los expertos sobre cómo introducir la alimentación complementaria en el bebé

Después de los seis meses, el niño debe empezar a consumir alimentos diferentes a la leche materna. Lo ideal es introducirlos de forma progresiva, tanto sabor

Consejos de los expertos sobre cómo introducir la alimentación complementaria en el bebé
Por:
14 de Diciembre de 2009
Comparte este artículo

Después de los seis meses, el niño debe empezar a consumir alimentos diferentes a la leche materna. Lo ideal es introducirlos de forma progresiva, tanto sabores como texturas.

A partir de los seis meses de edad el bebé requiere mayores cantidades de nutrientes específicos, como hierro, calcio y vitaminas A, C y D, que la leche materna no logra cubrir durante esta etapa. Sin embargo, no quiere decir que esta debe retirársele. La Organización Mundial de la Salud recomienda que esta se mantenga incluso hasta los dos años de edad.

Por ello, es vital ofrecerle una dieta variada que supla dichos nutrientes para favorecer el crecimiento y el desarrollo, sobre todo en estos meses de progresos y adquisición de habilidades, como sentarse (a los seis meses), gatear (a los ocho), pararse (a los diez) y caminar (al año).

La idea es favorecer no sólo el desarrollo de los diferentes órganos del sistema digestivo del bebé, sino su sentido del gusto a través de las papilas gustativas. El bebé tiene que acostumbrarse a masticar o a tragar para que se adapte a las nuevas texturas y sabores; de lo contrario, tendrá que darle todo licuado para evitar que se atore.

Es importante considerar, además, que la introducción prematura de alimentos sólidos en la dieta del bebé (antes de los seis meses) lo predispone al desarrollo de alergias alimentarias, especialmente si en su familia existen antecedentes.  Según los expertos, estas son las señales que le indican el momento ideal para el inicio de la alimentación complementaria:

•El pequeño es capaz de mantener una posición sedente (sentado) con poco apoyo.•Controla su cabeza.• Soporta su peso con los antebrazos.•Alcanza un objeto y los alimentos de la mano de su mamá.•Se lleva las manos o los objetos a la boca.•Explora sus dedos y puños.• Abre la boca cuando roza una cuchara con sus labios.•Carece del reflejo de extrusión: empujar la lengua hacia fuera.•Es capaz de desplazar el alimento hacia atrás y deglutirlo.

 

Elección de alimentosSeleccionar las comidas apropiadas le permitirá al bebé disfrutar de este momento y evitar problemas de indigestión, pesadez y alergias. No olvide que la leche materna continúa siendo el alimento más importante en la dieta de su bebé. “Los pediatras recomendamos ir dando alimentos en la medida en que el desarrollo neurológico del niño va avanzando; entonces se pasa de papillas a algo más sólido”, advierte el pediatra Pedro Duarte. Según el especialista, esto  ayuda al pequeño a fortalecer los músculos de la cara, estimular a que hable y mejore las posibilidades de que salgan los dientes.

Ofrézcale a su hijo alimentos ricos en hierro para su crecimiento, estos los encuentra en las carnes rojas, el hígado y el pollo. Incorpórelas en las cremas y luego inclúyalas molidas o desmechadas.

•Para estimular que el niño consuma verduras, aliméntelo con compotas de zanahoria, espinaca, ahuyama, habichuela, acelgas, arveja y pepino desde cuando empiece con la alimentación complementaria.

•A los licuados de verduras les puede adicionar plátanos y tubérculos como papaya, yuca y arracacha. Nunca agregue sal a las preparaciones del bebé, aunque le parezca insípida, es mejor que el niño conozca el sabor natural de las comidas.•Prepare compotas y jugos a base de frutas que no sean ácidas, pero sí carnosas, como la manzana, pera, banano, papaya y mango.•Prepare cereales en forma de papillas con leche materna. Introdúzcalos, preferiblemente, en el siguiente orden: arroz, maíz, avena, trigo y cebada. • Leguminosas como arveja, fríjol y lenteja bien cocinadas pueden servirse inicialmente en cremas y posteriormente en purés. abc

Preguntas frecuentes1. ¿Con qué alimentos debo comenzar? Con frutas no ácidas, cereales y verduras. Cada uno de los cuales debe introducirse de manera progresiva, probando la tolerancia en preparaciones naturales  como compotas con periodos de cocción muy cortos, utilizar alimentos de preparación casera.

 

2. ¿A qué edad puedo darle leche de vaca?Preferiblemente después del año.

 

3. Mi hijo tiene 9 meses, pero no recibe nada sólido porque se atora o se vomita. ¿Qué hago?El periodo crítico de los niños para aprender a masticar empieza a los 7 meses, pero hay que tener paciencia y perseverancia, ofreciendo los alimentos más sólidos para que los acepten.

 

Consejos para la alimentación complementariaLa consistencia de la comida debe variar de espeso a duro para que el bebé no se atore, pero que aprenda a masticar. Es decir, de purés, compotas y papillas, pasar a trocitos o pedazos pequeños.

“Empezar un alimento a la vez para ver si lo tolera”, recomienda la nutricionista infantil Elizabeth Sanabria.A los seis meses, el bebé debe alimentarse por lo menos cada cuatro horas durante el día (unas cinco comidas). La leche materna se acomoda automáticamente a sus necesidades. La leche, baja en grasa y calorías, que sale al comenzar, estimula al bebé para que chupe; mientras que la que sale al final de la comida, calma el apetito. Por eso, los niños criados con pecho tienen menos probabilidades de engordar demasiado.

Quinto mes: empieza la etapa de los sólidos y al comienzo el niño no va a comer. En los primeros meses de alimentación sólida, la cantidad de alimento consumido no es muy importante siempre que se continúe dando el pecho.

Sexto mes: puede darle al bebé algunos alimentos comerciales que no tengan sal ni sustancias químicas.

La mayoría vienen listos para servir, en recipientes de porciones calculadas para el bebé.

Evite ingredientes como azúcar o miel de maíz, sal, fécula modificada, grasa y colorantes artificiales o preservativos.

 

Comer con cucharaEn la etapa inicial de la alimentación complementaria, hay que acostumbrar al niño a comer con cuchara. "Inicialmente, sólo se ofrece  una pequeña cantidad de alimento con ésta (cerca de una o dos cucharaditas). Puede requerir un poco de tiempo aprender cómo usar los labios para tomar el alimento de la cuchara, moverlo hacia atrás y deglutirlo", afirma la nutricionista Clara Rojas.

Es normal que se escurra un poco de comida por el mentón o que el bebé la escupa, lo que no debe interpretarse como un rechazo absoluto del alimento ofrecido. Hay que intentarlo diariamente para ayudar al pequeño a adquirir esta destreza.

Por Edna Juliana RojAS H.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet