Síguenos en:

Parámetros que los adultos deben tener en cuenta a la hora de seleccionar a la niñera ideal

Parámetros que los adultos deben tener en cuenta a la hora de seleccionar a la niñera ideal

Los padres deben tomarse el tiempo y asegurar que sea la persona adecuada.

Parámetros que los adultos deben tener en cuenta a la hora de seleccionar a la niñera ideal
Por: Archivo
09 de Abril de 2010
Comparte este artículo

Actualmente, cuando una pareja decide tener un hijo, se sabe de antemano que después de la licencia de maternidad, necesitarán una niñera.

 

Entonces, se debe escoger a la persona apropiada que acompañará, atenderá y velará por su hijo. Aún así, los padres no deben olvidar que “en el proceso de crianza, palabra derivada del latín creare, que significa orientar, instruir y dirigir, la responsabilidad recae directamente en los padres y son ellos quienes se deben cuestionar sobre cómo cumplir su tarea, cómo establecer normas, cómo inculcar valores y cómo obtener del niño un comportamiento adecuado”, sostiene el pediatra Carlos Cortázar.

 

Al escogerla
María del Rosario Lanao, una de las coordinadoras del Diplomado para cuidadores de la primera infancia, explica que cuando los padres deciden contratar a una niñera deben tener en cuenta: 
- Experiencia. La aspirante debe certificar (a través de cartas laborales de sus anteriores empleadores) un mínimo de 5 años en el ejercicio del cuidado de bebés, pues de allí se deriva no solamente el hecho de que sea una actividad regular, a la que ha entregado una parte de su vida y no un oficio momentáneo, mientras ‘sale otra cosa’. 
- Entrevista. Cuando los padres entrevistan a las aspirantes, deben inclinarse por aquella con la que encuentren mayor empatía. De ese modo se evidencia que hay identificación en lo que los padres buscan y lo que la niñera ofrece, que se resume en dos palabras: atención y dedicación para el bebé.
Según Cortázar, las mamás tienen la sabiduría y el ojo para detectar cuando una persona no les gusta y aquí se aplica este criterio. 
- Aceptación del niño. Es importante que durante las entrevistas el niño esté presente. “Hay niños que rechazan de entrada a ciertas personas, de manera tajante, sin dar lugar a convencimientos de ningún tipo”, comenta la especialista. Por el contrario, hay personas a las que los niños se ‘lanzan’ de inmediato, sólo con verlas. Esa afinidad resulta clave por el bienestar del niño y porque cuando los padres tengan que irse, lo harán confiando en que el bebé va a estar bien. 
- Presentación personal. La limpieza de sus manos, la pulcritud y el aspecto personal son decisivos, pues no hay que olvidar que esa persona será la que tenga contacto directo con el bebé.
Y aunque este aspecto puede ser determinante para la selección, según el criterio de algunos padres, el doctor Cortázar comenta: “Yo veo niños que van a la consulta con la niñera y aunque el aspecto físico es importante, sorprende muchas veces ver niñeras de bajo perfil, pero con mucho criterio y excelente dedicación”.

 

Recomendaciones
Deben revisar muy bien las recomendaciones anteriores de la nana que piensan contratar; por eso, se recomienda que no se conformen con leer las cartas de recomendación que ella presenta, sino que, además, se pongan en contacto con los antiguos jefes de ella, pues así sabrán cuál era el trato que les daba a los anteriores niños que cuidó, los motivos por los que dejó de verlos y las condiciones en las que se desarrolló su labor. 
- Métodos de crianza que la niñera emplea. Para ello, pueden hacer preguntas sobre el modo de proceder de ella tanto en situaciones extremas, como cotidianas: 
- Qué hace si se presenta un accidentes en el hogar.
- Pataletas en un centro comercial o en el supermercado. 
- Qué formas de persuasión emplearía para hacer que comiera.
- Cómo baña a los niños
- Cómo los hace dormir
- Qué actitudes del niño destacaría o le preocuparían


Al respecto no hay respuestas categóricamente buenas o malas, dependen del criterio que los padres tengan y de que estos coincidan con lo que plantea la niñera.


A propósito, Cortázar señala que este aspecto es relativo y muy curioso, pues “es una constante que con la niñera no hay pataletas, no hay dificultades para comer, para dormir, etc., se porta mejor que con la mamá. Acordémonos de que el amor de madre es incondicional y aunque haya pataletas y mal comportamiento, el niño sabe que la mamá siempre lo va a perdonar”.
El especialista añade que aunque los padres quisieran buscar un perfil determinado, con muchos parámetros y requisitos, lo importante es encontrar confianza y que, tal como los padres, sea una persona que transmita afecto y firmeza, con una buena dosis de paciencia y tolerancia.

 

Sentimientos encontrados
Cortázar explica que al acudir a una niñera, se busca integrar un equipo de trabajo con igualdad de criterios para contribuir a la construcción de las metas de desarrollo del niño. Aun así, es lógico pensar que los sentimientos de las personas sean diferentes; por eso, el niño percibe en la rutina diaria quién actúa con firmeza o con debilidad.  En el caso de la madre que al cumplir su licencia de maternidad tiene que dejar a su hijo con una niñera, muchas veces ella se crea un sentimiento de culpa por abandono, que conduce a  actuar de manera inadecuada: con debilidad y sobreprotección, poniendo en riesgo todo lo construido durante el día. Como consecuencia, habrá diferentes tipos de comportamiento en el niño, que actuará de manera bastante deseable con la niñera y de manera indeseable con los padres.

 

El diplomado
Ante la necesidad creciente de los padres por encontrar una persona adecuada para el cuidado de los hijos y el deseo de generar una infancia feliz, varias expertas y las fundaciones a las que representan, se aliaron para crear el Diplomado para cuidadores de la primera infancia, el cual diseñó una serie de estrategias para capacitar a las personas que los cuidan, con el fin de que el tiempo que le dediquen a los niños sea lúdico, dedicado y les inspire seguridad para crecer adecuadamente en un ambiente sano.


Estas fundaciones son:
• Fundación Kelda, que diseña estrategias para capacitar a cuidadores y padres que tienen niños a su cargo, dirigida por María del Rosario Lanao, comunicadora social y orientadora con 8 años de experiencia en temas de familia, interpretación de comportamientos y comunicación con los hijos en la primera infancia.
• Jardín infantil Huellas, a cargo de Juanita Boada, educadora especialista en temas de crianza y desarrollo.
• El cajón de los sueños, liderado por Juanita Bernal, profesional en estudios literarios, con énfasis en literatura infantil y especialización en pedagogía.
• Fundación educativa Ser mejor, con María Isabel Sanint a la cabeza, enfermera especialista en salud ocupacional, seguridad industrial y riesgos en el hogar, experta en temas de promoción y prevención en salud, atención de emergencias y atención prehospitalaria en niños y adultos.


Por Melissa Serrato Ramírez

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
gerip
Hace 3 años
En este país abusan de las niñeras, eso también es un tema importante. No sólo escoger una buena niñera para cuando estamos ausentes sino también estar PRESENTES para nuestros hijos cuando podemos. Es normal ver a madres un sábado acompañadas de la niñera, un domingo, en planes familiares. La niñera es una parte importante si trabajamos pero no podemos dejar toda la crianza en sus manos
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet