Síguenos en:

Además de comprar las sillas de seguridad para niños, es necesario conocer cómo se usan adecuadamente

Además de comprar las sillas de seguridad para niños, es necesario conocer cómo se usan adecuadamente

Algunos factores como el peso y la talla de los pequeños influyen para elegir estos elementos, dentro de la múltiples opciones que ofrece el mercado. Aunque

Además de comprar las sillas de seguridad para niños, es necesario conocer cómo se usan adecuadamente
Por:
24 de Noviembre de 2009
Comparte este artículo

Algunos factores como el peso y la talla de los pequeños influyen para elegir estos elementos, dentro de la múltiples opciones que ofrece el mercado.

Aunque emplear estos elementos de seguridad es un gran paso para la seguridad de los niños, saber cómo hacerlo justifica su uso.

Durante el 2008, 39 niños murieron en accidentes de tránsito, en todo el país, como pasajeros o peatones. El 40 por ciento de estos pequeños tenía entre cero y cuatro años, asegura Alexandra Rojas, directora ejecutiva del Fondo de Prevención Vial.

Los padres son los directos responsables de la seguridad de los niños, y por eso deben garantizar su integridad en las vías. “El adulto enseña con ejemplos cotidianos, pero contradice las normas adecuadas al pasar los semáforos en rojo, o cruzar por debajo de los puentes peatonales, y no está enseñando comportamientos adecuados”, dice Alexandra Rojas, quien asegura que la educación vial para los niños es la garantía para contar con mejores peatones y conductores en el futuro.

En el vehículoAdemás de viajar siempre en los asientos traseros, asegurados con silla o cinturón de seguridad (depende de la edad. Ver recuadros), los adultos deben tener la información suficiente, para que estos elementos sean empleados correctamente y se garantice la seguridad de los menores.

De acuerdo con Cesvi (Centro de Experimentación y Seguridad Vial de Colombia), la fragilidad que implica el proceso de crecimiento, los hace más vulnerables que los adultos en caso de que ocurra un accidente. Así, están expuestos a traumas faciales, craneales, torácicos, fracturas y, en los peores casos, la muerte.

Olga Lucía Baquero, experta en seguridad infantil de la Sociedad Colombiana de Pediatría, asegura que otro gran riesgo al que están expuestos los niños es el viaje en motos. En ocasiones, los pequeños viajan sosteniéndose de la cintura de quien va adelante.

 

“Pueden caerse hacia atrás y esto lesiona la columna o la cabeza. El mayor riesgo al que se exponen es no volver a caminar”, dice la especialista.

Para disminuir los riesgos, expertos de Cesvi y la pediatra Olga Lucía Baquero recomiendan el uso de sistemas de seguridad siempre, incluidos los adultos, pues se ha demostrado que las posibilidades de sobrevivir ante un accidente aumentan más del 40 por ciento si se usa cinturón o sillas especiales.

Nunca emplee estos elementos de seguridad en las sillas delanteras, pues si llegara a activarse la bolsa de aire, podría ahogar al niño. Cuando el pequeño viaje, debe hacérsele entender que no es un castigo, sino una medida de seguridad para su beneficio; no permita que el vehículo se ponga en movimiento hasta que los menores estén sujetos adecuadamente.

Nunca viaje con el niño en brazos o comparta cinturón de seguridad con él, pues ante un accidente es poco probable que el adulto reaccione adecuadamente y logre retenerlo.

 

Verifique que usa el sistema de seguridad adecuado*Cerciórese de que la silla, cinturones y ajustes que van unidos al asiento del vehículo se encuentren en buen estado, especialmente si la compra es de segunda (aunque no es recomendado). *El vendedor podrá asesorar la compra de acuerdo con las características de peso y talla del niño.*Lea las instrucciones de seguridad antes de ubicarla.*La silla tiene que sujetarse muy bien al vehículo. Debe eliminarse cualquier movimiento. *Si a los 12 años, el niño todavía de desliza por debajo del cinturón, es necesario comprar cojines que eleven al pequeño, para que este pase por la clavícula y la cadera.

 

Desde los cero hasta los dos años

En este momento de su desarrollo, la columna vertebral es muy frágil; por esa razón, si se presenta un choque, este podría afectar severamente esa zona del cuerpo. Se recomienda entonces ubicar la silla en el sentido contrario a la marcha del vehículo, es decir, el niño debe ir mirando hacia atrás. La silla debe sujetarse con el cinturón de seguridad del vehículo.

 

Desde los 2 hasta los 4 años

Si el pequeño no va en la silla de seguridad, puede golpearse contra los asientos delanteros y sufrir lesiones en la cabeza y en la cara. Para este momento ya puede usar la silla hacia adelante; asegúrese de tener la adecuada fijación a las sillas del vehículo; los modelos más recientes tienen el sistema Isofix, que engancha las dos sillas.

 

Desde los 4 hasta los 10 años

La región más vulnerable en este momento es el abdomen y la pelvis. Se recomienda que la banda horizontal del cinturón se ponga sobre el comienzo de los muslos, para evitar golpes en la zona.

 

Por Juliana Rojas Hernández

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet