Síguenos en:

Además de creatividad, la habitación del niño debe brindar seguridad

Además de creatividad, la habitación del niño debe brindar seguridad

Su hijo no solo dormirá en el cuarto; allí crecerá. No lo embellezca, vístalo con alternativas útiles e innovadoras.  

Además de creatividad, la habitación del niño debe brindar seguridad
Por:
14 de Mayo de 2008
Comparte este artículo

Su hijo no solo dormirá en el cuarto; allí crecerá. No lo embellezca, vístalo con alternativas útiles e innovadoras.

 

Es normal que cuando el bebé llega a casa, los padres quieran estar con él todo el tiempo; incluso, duermen en la misma cama para atender sus llantos y darle seguridad.

No obstante, y de manera paradójica, los expertos señalan el peligro que corre el bebé al dormir en medio de sus padres. “Un adulto dormido puede rodar sobre el menor y lesionarlo o sofocarlo, más aún cuando los padres han pasado varias semanas cuidándolo sin tener una noche completa de sueño”, explica el pediatra Diego Cruz.

De ahí la importancia de que el bebé tenga su propio cuarto. Usted podrá personalizarlo de acuerdo con las características del pequeño y cuando él crezca podrá redecorarlo, según sus gustos. “El dormitorio hará las veces de galería de arte y garabatos y escenario central para el desarrollo de su imaginación”, agrega Cruz.

 

A continuación, le presentamos algunos consejos para decorar el cuarto de su hijo.

Fije un presupuesto. Los gastos esenciales del bebé (comida, aseo, atención médica, ropa y educación) son costosos y, por eso, los padres deben delinear un plan de gastos para darle la mayor comodidad sin sacrificios. Lo esencial. Lo imprescindible en el cuarto del bebé es una cuna para dormir (los primeros meses puede ser un moisés), un mueble para almacenar ropa y juguetes, un espacio dónde cambiar los pañales, una silla cómoda para que la madre lo alimente, un móvil para la cuna y un monitor eléctrico. Iluminación. Los expertos de Kitty Lipy sugieren orientar la cama hacia el sur, si el cuarto cuenta con mucha luz natural. Las cortinas con blackout son excelentes opciones en estos casos.  Pero si, por el contrario, el cuarto es oscuro, utilice pintura de colores cálidos y pálidos como el amarillo o el rosado para lograr la sensación de iluminación. Oriente la habitación hacia el norte o el oriente y utilice espejos para reflejar la mayor cantidad posible de luz. Y no olvide una lámpara de techo sobre el gavetero y la mecedora. Manejo del espacio. Si la habitación es pequeña, conserve la unidad de color en las paredes, cornisas, guardaescobas e incluso los muebles. Esto dará la ilusión de tener más espacio. Minimice el desorden: guarde los juguetes en otra habitación y cambie los pañales en el baño. Los muebles deben ser pequeños, al igual que los motivos de la decoración en paredes y lencería. Si el cuarto es amplio, utilice colores cálidos y fuertes. Es buena opción el papel de colgadura con motivos grandes para dar la sensación de reducción del espacio. Las persianas o cortinas oscuras visualmente disminuyen la longitud de los muros. ¿Cuna, moisés o cama? No todos los enseres se utilizan justo cuando el bebé atraviesa la puerta de la casa. Si él va a dormir en un moisés junto a la cama de los padres, la cuna podrá ser comprada cuando el niño cumpla 3 o 4 meses. Pero si el presupuesto es apretado, es mejor adquirir la cuna inicialmente y evitar la compra del moisés. “Lo importante es que el bebé duerma desde el primer día en su propia cuna, pues él percibirá el cambio de ambiente que lo rodea y puede alterar o, incluso, retrasar el establecimiento de su ritmo circadiano (cuando diferencia entre la noche y el- día). Existen estudios científicos que demuestran que algunos bebés pueden estancar su crecimiento o incluso perder peso y estatura debido al cambio de su entorno, ya que deben volver a acostumbrarse y adquirir nuevamente los ciclos”, indica Cruz.

 

Recomendaciones • Los murales son excelentes opciones. “Los llamamos vestuario espacial. Los papás nos dan sus ideas y nosotros interactuamos con el niño para conocer sus gustos y su personalidad. Sacamos el diseño y lo plasmamos en adhesivos con los que armamos el mural”, explica Paola Cuéllar, arquitecta de la marca Triki.  • Busque que los colores y accesorios produzcan sensaciones . “Por ejemplo, si armamos un mural de un submarino fluorescente, los complementamos con espejos convexos para que el niño se divierta al ver varios ángulos de su cuarto a la vez. Todo es parte de la composición y no se pone por capricho”, indica la diseñadora industrial María Paula Bautista. • Use una colchoneta cambia-pañal fijada sobre un gavetero que quede a la altura de la cadera de la madre. Cuando el niño aprenda a ir al baño, podrá quitar la colchoneta y contará con un mueble. • El móvil para la cuna debe ser de colores que combinen con los tonos de la lencería y las paredes. “Los objetos llamativos que cuelgan y se mueven al alcance del rango visual del bebé lo divierten en los meses previos a sentarse y antes de que él aprenda a agarrar. Por seguridad, cuando él se pueda sentar, retire los móviles”, indica el pediatra Diego Cruz. • La decoración del cuarto crece con su hijo. Con el crecimiento, los gustos del menor van cambiando. Entonces, desde el comienzo, incluya decoración que se pueda transformar periódicamente. • Cuando el niño quiera cambiar la decoración, escúchelo. “Los padres decoran según lo que a ellos les gusta. Lo más importante es permitir que el niño opine y hacer de la decoración algo divertido, como lo es la infancia”, sugiere María Paula Bautista, decoradora industrial de la marca Triki. • Las texturas variadas, tanto en juguetes como mantas y paredes, son imprescindibles en el cuarto del bebé. Cada vez que él toque algo conocerá el mundo que lo rodea. De este modo, desarrollará su sensibilidad y motricidad fina.• el papel de colgadura sigue vigente, pero fíjese que tenga diseños divertidos y coloridos. “Los padres e hijos pueden solicitar el diseño que deseen. Además, ellos mismos pueden pegarlo, pues se entrega con el respectivo engrudo e instrucciones”, agrega Felipe Cuéllar, diseñador industrial de la marca Triki.

 

La armonía del color Aunque el recién nacido solo distingue entre el blanco y el negro, a los pocos días le atraerán los colores fuertes. Pinte las esquinas del cuarto con tonos vivos para que él desarrolle la visión y entienda la profundidad y los contrastes.La cromoterapia sugiere colores fríos (azul, verde y violeta) en caso de niños inquietos. Mezcle los complementarios (rojo y verde, azul y naranja y amarillo y violeta) para motivarlo a la actividad. El melocotón, por ser acogedor, ayudará a que el bebé descanse y duerma mejor.

 

Por Pilar Bolívar Carreño

Redactora ABC del bebé

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet