Síguenos en:

¿Cómo saber si mi hijo tiene daño cerebral? (I parte)

¿Cómo saber si mi hijo tiene daño cerebral? (I parte)

El desarrollo de las capacidades motoras, cognitivas y de lenguaje es la manifestación de la maduración del Sistema Nervioso. Un trastorno en este proceso pue

¿Cómo saber si mi hijo tiene daño cerebral? (I parte)
Por:
12 de Julio de 2007
Comparte este artículo

El desarrollo de las capacidades motoras, cognitivas y de lenguaje es la manifestación de la maduración del Sistema Nervioso. Un trastorno en este proceso puede ser percibido por los padres al observar las diferentes posturas y actividades que el pequeño realiza en los primeros meses de vida.

La importancia de su observación, seguimiento y evaluación de estos movimientos radica en la valoración del bienestar cerebral del bebé. A medida que se va desarrollando el Sistema Nervioso, este se transforma, pues el bebé empieza a aprender actividades más complejas, y por esto, indicadores como la persistencia de algunos reflejos más allá del tiempo establecido deben tratarse de manera oportuna.

Un reflejo es la reacción automática del bebé ante un estímulo externo favoreciendo la adaptación del bebé al medio que lo rodea. En otras palabras, los reflejos son los movimientos que permiten la supervivencia del bebé.

Para entender la importancia de los reflejos arcaicos se debe observar el comportamiento global del bebé por trimestres. Es importante recordar que el recién nacido no tiene movimientos voluntarios, casi todos son reflejos y por esto se entiende el desarrollo neurológico como un proceso sistemático que puede predecirse. De esta manera, es posible identificar con cierta facilidad las anomalías.

Etapa 1 (de 0 a 3 meses)

Desde que el bebé nace hasta los tres meses hay un predominio de los reflejos arcaicos. Si bien se conocen más de 70 reflejos, algunos son más representativos a la hora de indicar lesiones o alteraciones en el Sistema Nervioso del bebé. Para la doctora Doris Valencia Valencia, médica fisiatra de la Universidad Nacional de Colombia se debe prestar atención a un número mayor de reflejos en los niños prematuros que en los niños que nacen a término, pues se los considera de alto riesgo neurológico.

Desde el aspecto motor, el pequeño debe responder positivamente a los siguientes reflejos:

Reflejo de prensión palmar: al hacer presión en la palma de las manos responde flexionando sus dedos, los cuales se cierran fuertemente. Desaparece entre el segunda y cuarto mes. Reflejo de prensión plantar: al hacer presión en la palma de los pies responde flexionando sus dedos, los cuales se cierran como alrededor de un pequeño objeto. Desaparece entre el 9 y 10 mes. Reflejo de succión: es el movimiento rítmico y coordinado de la lengua y de la boca del bebé que aparece al colocar el pezón o cualquier otro objeto dentro de ella. Se acompaña de los reflejos de búsqueda y deglución. Desaparece hacia el cuarto mes. Reflejo de búsqueda o de orientación: consiste en estimular la mejilla o la zona peribucal del bebé, el cual responde volviendo la cabeza hacia el lado en que se aplica el estímulo, como si buscara el pezón de la madre. Desaparece hacia el cuarto mes. Reflejo de moro: también llamado del abrazo o de los brazos en cruz. Consiste en la reacción de los bebés ante un ruido o movimiento. Su reacción es abrir y cerrar los brazos como si quisiera coger alguna cosa, también hay movimiento de las piernas (se flexionan) y puede estar acompañado de llanto. Este reflejo es de carácter defensivo y es un indicador clave a la hora de evaluar el desarrollo neurológico del bebé. Debe desaparecer entre el cuarto y sexto mes. Reflejo tónico asimétrico del cuello (RTAC): en estado de reposo el bebé tiende a poner la cabeza de lado en relación con el tronco. Al rotar la cabeza para un lado, el bebé extiende el brazo y la pierna de ese mismo lado y flexiona las extremidades opuestas. Este reflejo tiene relación con la capacidad de orientación en el espacio.Es un reflejo que los padres pueden percibir fácilmente, especialmente en los primeros tres meses. También es un indicador fuerte de daño cerebral, por lo cual los padres deben estar atentos a los 6 o 7 meses porque este reflejo debe desaparecer a esa edad; de lo contrario, es necesario consultar con el médico pediatra a cargo de la salud del pequeño, porque puede ser un indicador de Incapacidad Motora de Origen Central (IMOC). Reflejo cocleo palpebral: consiste en que el bebé parpadea al escuchar un sonido cerca de él. Este reflejo es muy importante porque evalúa la audición. Para la doctora Doris Valencia Valencia, es un reflejo que pueden percibir los padres fácilmente para consultar al médico de manera oportuna y no esperar al examen médico que en muchas ocasiones se prolonga hasta que el bebé tiene 12 meses de edad. Reflejo de marcha automática: si el niño, en posición vertical, apoya los pies sobre una superficie plana, entonces da un paso hacia adelante. Debe desaparecer al tercer mes. Si persiste, es indicador de alguna patología. Reflejo tónico simétrico del cuello (RTSC): al empujar la cabeza del bebé por la parte posterior, hará fuerza hacia atrás. Así mismo, si el niño está boca abajo debe levantar la cabeza como empujándola hacia atrás. Este reflejo no puede persistir en el tiempo en que el bebé empieza a adoptar la posición de gatear, lo cual sucede a los 8 o 9 meses, pues no podrá soportar el peso de su cuerpo. Reflejo de Galant o de incurvación del tronco: al tener al bebé tendido boca abajo y pasar los dedos sobre la mitad de la espalda (en el lugar de los riñones y en paralelo a la columna vertebral), debe reaccionar arqueando el cuerpo ligeramente. Puede permanecer en el niño hasta los dos años de vida.

La desaparición de los reflejos arcaicos tiene que ver con la liberación de capacidades, pues si bien los reflejos son reacciones automáticas, no voluntarias, al desaparecer le permiten al niño adquirir posiciones más complejas y tener mayor libertad en sus movimientos.

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet