Síguenos en:

Costra láctea, una afección cutánea normal en los recién nacidos

Costra láctea, una afección cutánea normal en los recién nacidos

La aparición de caspa en la cabeza del recién nacido puede preocupar a las madres, pero es una afección normal que no requiere un tratamiento especializado.

Costra láctea, una afección cutánea normal en los recién nacidos
Por:
03 de Agosto de 2007
Comparte este artículo

La aparición de caspa en la cabeza del recién nacido puede preocupar a las madres, pero es una afección normal que no requiere un tratamiento especializado.

La costra láctea es el tercer motivo de consulta pediátrica en los seis primeros meses de vida. Sin embargo, en la mayoría de los casos no es grave y se puede solucionar fácilmente con champús especiales para el cuero cabelludo. Es importante tener en cuenta que no está relacionada con la lactancia materna.

Es un enfermedad inflamatoria de la piel que se presenta en la cabeza de los recién nacidos. Se manifiesta con la aparición de unas escamas amarillentas, de aspecto grasoso, que se ubican principalmente en la coronilla.

Se presenta muy frecuentemente en los primeros tres meses de vida y tiende a permanecer durante el periodo de lactancia. Después desaparece casi espontáneamente, incluso sin tratamiento médico. En algunos casos puede persistir hasta los nueve meses de edad. Esta alteración no es contagiosa, ni producida por falta de higiene. Tampoco es una alergia ni es peligrosa. Ocasionalmente genera molestias en el bebé.

“Hay varios factores que pueden provocar la aparición de la costra láctea: predisposición genética, una mayor cantidad de andrógenos (por inmadurez de las glándulas suprarrenales) y la presencia de la malassezia, que es un hongo que coloniza la piel. Estos aspectos en su conjunto generarían la reacción inflamatoria a nivel del cuero cabelludo”, explica la dermatóloga pediatra Clara Patricia Ordóñez. Igualmente, se vincula con un recambio celular acelerado de la piel, lo que ocasiona que la descamación se vuelva evidente a los ojos y las escamas queden adheridas al cuero cabelludo.

La aparición de la costra láctea no afecta la salida del cabello. Muchas veces, esta inflamación coincide con el cambio capilar normal del bebé, que ocurre en los tres primeros meses, por lo que, algunas madres creen que el pelo se cae a culpa de las escamas.

No pierda la calma

El tratamiento para retirar la costra láctea de la cabeza del bebé es muy sencillo. Incluso, sin intervención desaparecerá. Lo más recomendado es utilizar aceites minerales infantiles que ablandan las costras y permiten quitarlas poco a poco.

No es adecuado usar champús perfumados porque podrían provocar más descamación en el cuero cabelludo.

Es importante tener en cuenta que por ningún motivo es apropiado automedicar al bebé, y antes de aplicar cualquier producto es mejor consultar al pediatra. “Si el niño tiene la cabeza muy irritada o también presenta lesiones en la cara y el cuerpo, ya requiere manejo dermatológico con medicamentos y es necesario consultar a un especialista”, explica la dermatóloga Mónica Paredes.

Lesiones en cara y cuerpo

La costra láctea es, en algunos casos, la fase inicial de la dermatitis seborreica. Esta enfermedad requiere más cuidado y hay que utilizar medicamentos para solucionarla.Se caracteriza por la aparición de escamas amarillentas o blanquecinas en la piel más prolongadas, y en otras partes del cuerpo diferentes a la cabeza, como cara, cuello y tronco.

Por lo general genera irritación y enrojecimiento de las zonas contiguas a la descamación. Cuando se presentan este tipo de lesiones es aconsejable consultar al pediatra o al dermatólogo para iniciar un tratamiento, pues su resolución es más compleja y requiere mayor atención que la costra láctea.

Por Juan David Cárdenas P. Redactor ABC del bebé.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet